edición: 2362 , Martes, 12 diciembre 2017
07/03/2013

La penúltima chorrada financiera

Alfonso Pajuelo
Con toda la intención de faltar al respeto, lo de la banca pública tal y como lo plantea el Gobierno es una auténtica chorrada, un dislate dislocado que en su motivación implica la propia incredulidad. Esto es impotencia y falta de recursos políticos. No se puede plantear un banco público como amenaza. El asunto merece más respecto y hasta su consideración pero no como añagaza sino como posibilidad factible. La creación de un banco público merecería al menos un debate.

El PP no cree en la empresa pública, la detesta igual que la naturaleza el vacío. Ni siquiera cree en la gestión pública como está demostrando con rijosa persistencia. Y ahora nos sale con la amenaza de crear un banco público con Bankia y esos dos clarísimos ejemplos de manipulación política con consecuencias nefastas como son Catalunya Banc y NGB, dos engendros que cayeron por la mala instrumentación política primero y, en reincidencia, en  posteriores decisiones recalcitrantes. El gallego es el paradigma de todo ello, por encima incluso de Bankia porque es apenas un virrey, Feijóo, quien se empeñó contra toda lógica económica.

Y a estas alturas volvemos a caer en el mismo error, plantear una entidad financiera con criterios políticos bastardos y torticeros. Ya está bien. La subasta de Catalunya Banc ha sido un ridículo monstruoso porque estaba mal planteada, era pretenciosa y falaz porque no tenía en cuenta el contexto. Está claro que el Gobierno se quiere quitar un problema de encima pero se olvida de que está jugando con dinero público y tiene más en cuenta sus propios problemas políticos que la reordenación de un sector sensible en una situación penosa.

El negocio bancario es en estos momentos escaso y la imposibilidad de hacer circular el crédito agrava el problema. Si los razonamientos para que esto sea así son conocidos parece increíble que un gobierno serio pretenda lo contrario, es decir, utilizar un banco público para hacer circular el crédito saltándose una realidad financiera que aconseja lo contrario. Un banco público no está para eso porque por muy público que sea no pueden soslayar los criterios de prudencia y rentabilidad. De lo contrario ya tenemos ejemplo.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2017 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...