edición: 2600 , Miércoles, 21 noviembre 2018
02/03/2009
Observatorio Fiscal

La pérdida de valor de participaciones en sociedades de grupo

Datadiar.- De acuerdo con lo establecido en el apartado 3 del art. 12 Texto Refundido de la Ley del Impuesto sobre Sociedades, la deducción en concepto de pérdida por deterioro de los valores representativos de la participación en fondos propios de entidades que no coticen en un mercado regulado y de las participaciones en el capital de sociedades del grupo o asociadas en los términos definidos por la legislación mercantil, no podrá exceder de la diferencia entre el valor teórico contable al inicio y al cierre del ejercicio, debiendo tenerse en cuenta las aportaciones o devoluciones de aportaciones realizadas en el ejercicio.

Para determinar esta diferencia, se tomarán los valores al cierre del ejercicio siempre que se recojan en los balances formulados o aprobados por el órgano correspondiente.

Como vemos, se limita el importe de la pérdida por deterioro de la cartera de valores a la parte proporcional a la participación de la pérdida producida en el ejercicio en la sociedad participada.

Asimismo son fiscalmente deducibles las pérdidas por deterioro debidas a la pérdida de valor producida en los títulos de la sociedad participada como consecuencia del reparto de dividendos o participaciones en beneficios.

Desde un punto de vista contable, las correcciones valorativas por deterioro de estas inversiones se deberán efectuar al menos al cierre del ejercicio, siempre que exista evidencia objetiva de que el valor en libros de la inversión no será recuperable.

1. El valor de las correcciones valorativas por deterioro será la diferencia entre el valor en libros de la inversión y el importe recuperable. Siendo:

2. Valor en libros: valor contable, que será el importe contabilizado menos amortizaciones y correcciones de valor.

3. Importe recuperable: el mayor importe entre el valor razonable menos los costes de venta y el valor actual de los flujos de efectivo futuros derivados de la inversión, teniendo en cuenta que este último se puede calcular de dos formas diferentes:

• Mediante la estimación de los flujos de efectivo futuros que se espera recibir como consecuencia del reparto de dividendos realizado por la empresa participada y de la enajenación o baja en cuentas de la inversión en la misma.

• mediante la estimación de su participación en los flujos de efectivo que se espera sean generados por la empresa participada, procedentes tanto de sus actividades ordinarias como de su enajenación o baja en cuentas.

Ahora bien, el PGC 2007 también indica que "salvo mejor evidencia del importe recuperable de las inversiones, en la estimación del deterioro de esta clase de activos se tomará en consideración el patrimonio neto de la entidad participada corregido por las plusvalías tácitas existentes en la fecha de la valoración". A este respecto se tendrá en cuenta dos circunstancias:

- Al determinar este valor, cuando la empresa participada participe a su vez en otra, se tendrá en cuenta el patrimonio neto de las cuentas anuales consolidadas.

- Si la empresa participada tuviera su domicilio fuera del territorio español y esta estuviera sometida a altas tasas de inflación, los valores a considerar serán los resultados financieros ajustados de acuerdo con la NRV 11 "Moneda extranjera".

En definitiva, en la medida que la depreciación del inmueble de la sociedad participada suponga un menor importe recuperable de las participaciones, contablemente se incluirá como deterioro de valor de las mismas. Ahora bien, vemos que fiscalmente no se admite esta valoración contable, esta disparidad de criterios obliga a ajustar el resultado contable en la determinación de la base imponible. En concreto se produce una diferencia temporaria deducible, según la terminología de la norma de registro y valoración 13ª del PGC 2007.

Las Diferencias temporarias deducibles son aquellas que darán lugar a menores cantidades a pagar o mayores cantidades a devolver por impuestos en ejercicios futuros, normalmente, a medida que se recuperen los activos o se liquiden los pasivos de los que se derivan. Son diferencias que originan ajustes extracontables positivos, en el ejercicio en que surgen, y que en la medida que resulte probable que la empresa disponga de ganancias fiscales futuras que permitan su aplicación, generalmente generarán un activo por impuesto diferido.

Las diferencias temporarias deducibles ocasionan en el ejercicio o ejercicios en que reviertan unas cantidades a pagar menores o a devolver mayores; y unas cantidades a pagar mayores o a devolver inferiores en el ejercicio en que aparecen, por lo que tienen lugar debido a que la base fiscal de un elemento patrimonial de activo es mayor que el valor contable, en el ejercicio en que surge la diferencia temporaria o bien elementos patrimoniales de pasivo con base fiscal en el ejercicio inferior a su valoración contable. La diferencia es tratada como un activo por impuesto diferido (cuenta 4740).

Equipo jurídico de Datadiar.com

Consultas Vinculantes

La activación de un elemento de inmovilizado determinaría un incremento del patrimonio neto, teniendo la consideración de ingreso a efectos fiscales. D.G.T. C, 12-9-2008.
En 1994 la entidad consultante adquirió un derecho de cesión. Se trata de una concesión administrativa a 40 años para la explotación económica de un negocio. En su momento no se activó dicho derecho dentro del inmovilizado de la entidad, de forma que tampoco fue amortizado. No se trató como gasto ni se ha recuperado su valor de ninguna manera. Actualmente dicho derecho sigue siendo propiedad de la entidad. 1. Si es posible activar la adquisición sobre el derecho de cesión actualmente. 2. Cómo habría que hacerlo. 3. Cuáles son, si las hay, las consecuencias y repercusiones tributarias al efecto.

Dado que el pacto de mejora tiene la naturaleza jurídica de negocio jurídico “mortis causa”, le serán aplicables los beneficios fiscales regulados en la normativa del impuesto para dicho tipo de adquisiciones. D.G.T C, 24-09-2008.
Posibilidad de aplicar la reducción por adquisición de vivienda habitual en el supuesto de adjudicación de la nuda propiedad de la misma mediante pacto de mejora.

Tribunales

No está exenta de AJD la constitución de una hipoteca en garantía de la devolución del principal del préstamo, así como de intereses y de cantidades previstas para costas y gastos al no ser una novación hipotecaria. T.S.J. MADRID S, 25-09-2008.
Están exentas en la modalidad gradual de AJD las escrituras públicas de novación modificativa de préstamos hipotecarios pactados de común acuerdo entre acreedor y deudor, siempre que el acreedor sea una de las entidades a que se refiere el art. 1 de la Ley 2/1994 y la modificación se refiera a las condiciones del tipo de interés inicialmente pactado o vigente, a la alteración del plazo del préstamo, o a ambas. Dicha exención no es aplicable en el caso de la constitución de una hipoteca en garantía de la devolución del principal del préstamo, así como de intereses y de cantidades previstas para costas y gastos ya que se trata de una segunda hipoteca distinta e independiente y no una novación hipotecaria como requiere la normativa que regula dicha exención.

Régimen fiscal de las pérdidas sufridas por un establecimiento permanente situado en un Estado miembro del EEE y perteneciente a una sociedad con domicilio social en un Estado miembro de la Unión Europea. T.J.C.E. S, 23-10-2008.
El artículo 31 del Acuerdo sobre el Espacio Económico Europeo, de 2 de mayo de 1992, no se opone a un régimen fiscal nacional que, tras haber permitido el cómputo de las pérdidas sufridas por un establecimiento permanente situado en un Estado distinto de aquél en el que está establecida la sociedad de la que depende el citado establecimiento permanente a los efectos de la liquidación del impuesto sobre la renta de esa sociedad, prevé la reintegración fiscal de esas pérdidas en el momento en que dicho establecimiento permanente obtiene beneficios, cuando el Estado en el que está situado ese mismo establecimiento permanente no reconoce ningún derecho al traslado a otros ejercicios de las pérdidas sufridas por un establecimiento permanente perteneciente a una sociedad establecida en otro Estado y cuando, en virtud de un Convenio para evitar la doble imposición celebrado entre los dos Estados interesados, los rendimientos de dicha entidad están exentos de imposición en el Estado en el que la sociedad de la que depende esta última tiene su domicilio.
 
Tribunales Económico-Administrativos

En los supuestos de encomiendas de gestión, será sujeto pasivo de IVA la Administración encomendante. T.E.A.C. R, 09-07-2008.
Cuando existe una encomienda de gestión del artículo 15 de la Ley 30/1992 entre órganos de distintas Administraciones Públicas, el sujeto pasivo del IVA es la Administración encomendante. En el caso concreto, el órgano de la Administración del Estado (FEGA) es el sujeto pasivo de las operaciones de compra y venta de productos agrícolas, como encomendante, mientras que el órgano de la Comunidad Autónoma, como encomendado, se limita a ejercitar meras actividades de carácter material, técnico o de servicios.

Es posible solicitar la devolución de la parte de cuota del IAE de la entidad absorbida, si la entidad absorbente justifica debidamente tal absorción. T.E.A.C. R, 09-07-2008.
La entidad absorbente puede instar la devolución conforme al artículo 89.2 del Texto Refundido de la Ley Reguladora de las Haciendas Locales (Real Decreto Legislativo 2/2004) de la parte de la cuota del Impuesto sobre Actividades Económicas correspondiente a los trimestres naturales en los que la entidad absorbida no ejerció la actividad, así como los intereses que en su caso procedan, ante la Oficina competente para acordar dicho reintegro, siempre que justifique debidamente que se ha producido la absorción citada con una sucesión a título universal de todos los derechos y obligaciones de la empresa absorbida.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...