edición: 2579 , Lunes, 22 octubre 2018
16/01/2014

La política energética del Gobierno deja a tres grandes eléctricas a la sombra de la vigilancia negativa de riesgo

Enel Endesa, Iberdrola y EDP quedaron enmarcadas en este casillero en julio tras el anuncio de la nueva ley
Carlos Schwartz

Fitch Ratings ha decidido mantener a Enel y su filial Endesa, a Iberdorla y su filial Scottish Power, y a Energía de Portugal y su filial Hidrocantábrico dentro de la calificación de Risk Watch Negative (vigilancia negativa de riesgo) por las incertidumbres que ha generado la Ley del sector eléctrico anunciada en julio pasado y aprobada en vísperas de fin de año por el Gobierno de España.

La calificadora señala en todos los casos que en su opinión la calificación de crédito de las eléctricas se mantiene dentro de los parámetros ya establecidos anteriormente, y atribuye la decisión de conservar la vigilancia negativa de riesgo a las incertidumbres generadas por la decisión del Gobierno español de eliminar el déficit de tarifa (DT) de forma definitiva para lo cual comprometía 3.600 millones de euros para hacer frente al DT de 2013, partida que luego retiró entre gallos y medianoche. Aunque con matices en cada caso lo sustancial es la retirada de fondos y el anuncio de la voluntad de eliminar un déficit sin establecer calendario ni medidas concretas para ello.

En el caso de Iberdrola la agencia señala que la incertidumbre se atribuye al paquete de regulación anunciado en julio de 2013 que afectará los ingresos regulados de la eléctrica por los menores ingresos establecidos para los activos de transmisión y distribución de energía, menores ingresos sobre activos renovables y menores pagos por capacidad en centrales de gas. “Mientras que la mayoría de la nueva legislación de aplicación al sector fue publicada a finales de 2013, los detalles de la nueva remuneración a los activos renovables sigue en revisión.

Entendemos que esto es particularmente relevante para Iberdrola, debido a la magnitud de su cartera renovable en España (6.902 MW) equivalente al 13,6% de la cartera total en el tercer trimestre de 2013”, señala el análisis de Fitch. De hecho esta es una mención tangencial a algo que las mismas generadoras no pueden desencriptar, ya que los parámetros no han sido definidos por el Gobierno, y por tanto no pueden valorar el efecto que el tratamiento de las renovables tendrá sobre su cuenta de explotación y resultados. Otro hueco legislativo que genera incertidumbre.

Es interesante señalar el efecto del retraso oficial español en la valoración del parque renovable a los efectos de las primas aplicables sobre EDP. La empresa portuguesa tiene como socia a la empresa china Three Gorges (CTG), quien con motivo de la adquisición de su participación del 21% se comprometió a inversiones separadas en activos minoritarios del sector renovable por importe de 2.000 millones de euros. Esta inversión está paralizada a causa de las incertidumbres de la estructura reguladora española. Es decir CTG no invierte porque el valor de los activos renovables en España dependen de cómo retribuya la Administración la generación de esos activos, y eso está sin determinar.

A resultas de ello, hasta ahora la empresa china ha invertido en activos renovables de EDP 369 millones de euros del total. Fitch señala que en el periodo 2014-2016 esas inversiones pueden ser de 1.100 millones, en contra de la estimación de la empresa que las cifra en 1.650 millones entre 2014-2015. La empresa tiene una capacidad de generación en energía renovable en España equivalente a 2,3 GW lo que supone un 6% del total renovable instalado en nuestro país. La empresa prevé una fuerte reducción de su inversión en bienes de capital en España a causa de la incertidumbre y por la pérdida de atractivo del mercado español.

Respecto de Enel y su filial Endesa, Fitch señala que si bien la aspiración de eliminar el DT es buena para el sector de la energía, la decisión del Gobierno español de retirar los fondos por 3.600 millones de euros comprometidos para hacer frente al déficit de 2013 va a desembocar en un incremento de la carga para las grandes eléctricas al menos en el corto plazo. Por otra parte la agencia de calificación señala que por el sólo hecho de operar en el país estas empresas quedan sujetas al riesgo político vinculado al sector. Fitch estima el DT para 2013 en un mínimo de 3.600 millones millones, pero no arriesga otra cifra pese a sugerirla. Sí aclara que la oportunidad y facilidad de la conversión en dinero de ese déficit, dentro o fuera del sistema de titulización con aval del estado del FADE, conforman un riesgo más ya que está sujeto a incertidumbre. “A causa de la naturaleza altamente política y prolongada de la reforma energética española y los elementos estructurales que impulsan al déficit, Fitch considera que el riesgo regulatorio se mantiene para las eléctricas que operan en el país hasta que el sistema alcance un nuevo equilibrio y la gobernanza del sector previsiblemente mejore. Se mantienen riesgos residuales en tanto que las nuevas medidas  pueden ser puestas a prueba en la esfera judicial”, afirma el documento.

Como se verá, en un mercado altamente globalizado como el contemporáneo, pretender que haya límites precisos a los efectos de una legislación que se cierne sobre un sector en el que hay un considerable volumen de inversión extranjera es una utopía. Mientras el Gobierno se preocupa por la marca España los efectos de sus errores en el sector de la energía se transmiten a través de los vasos comunicantes de un sistema económico integrado a escala internacional. A tal punto que empresas de generación eléctrica cuya exposición al mercado español es relevante, ven afectada su calificación por el mero hecho de tener inversiones en España. Sin contar con el efecto que tiene sobre la percepción de España la iniciación de tres procedimientos en el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias relativas a Inversiones (CIADI) perteneciente al Banco Mundial por parte de inversores en el sector fotovoiltaico español.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...