edición: 2347 , Lunes, 20 noviembre 2017
19/12/2013

La política vuelve a las cajas

Alfonso Pajuelo
Que el venezolano Banesco sea lo que es gracias en parte importante al acoso chavista a Santander y BBVA en Venezuela no parece que sea importante, o por lo menos así lo parece a juzgar por el escandaloso apoyo que ha recibido de Feijóo, para el que todo valía con tal de poder seguir controlando NCG, incluso poner en la picota a CaixaBank. Estamos en una nueva operación política en torno a la ex caja, nada de lo ocurrido hasta ahora ha servido de lección. Además, si una oferta es demasiado buena hay que sospechar. Y este es el caso. Demasiado arroz para tan poco pollo.

Banesco es poca cosa pero compró Banco Etchevarría y una parte de la red de oficinas de NCG. Ahora lo hace con la propia NCG. Poner 1.000 millones a pagar en cinco años, sin esquema de protección de activos, asumir una cartera de fallidos de 800 millones, mantenimiento de empleo y oficinas, y garantía –verbal- de poner 9.000 millones de crédito en circulación, parece la panacea. Pero es que Banesco también se compromete a mantener la actual cúpula directiva.

Está claro que Feijóo nos ha metido en un buen lío y Rajoy lo ha permitido en aras de un movimiento político de finalidad electoralista. El FROB pasaba por allí y ha hecho lo que le mandaban. Pero como todo esto nos cuesta a los españoles 9.000 millones de euros más 3.000 de créditos fiscales se puede exigir todo y más. La operación es inadmisible y el trasfondo político la descalifica. Además, Feijóo tiene mucho que ver con el desastre de las cajas gallegas, muy especialmente por su apoyo a aquel individuo con maneras de virrey que es José Luis Méndez, otrora presidente de Caixa Galicia. También es el principal culpable –político y más- de la incomprensible fusión de Caixa Galicia  y Nova Caixa, hecha contra toda lógica económica pero plena de lógica política. Faijóo, envuelto en la bandera gallega –nacionalismo financiero- defendió un absurdo y triunfó gracias a sus apoyos políticos en Madrid. Todo ello jugando con el dinero de los españoles, esos 9.000 millones, unas pérdidas a las que en absoluto es ajeno Feijóo.

Lo ocurrido  con NCG es una vergüenza de principio a fin. Y la desfachatez ha sido una constante hasta el final, cuando en Galicia se filtró el resultado de la subasta antes de que se conociera oficialmente.

Supongo que Banesco comprenderá que la desconfianza se instale para siempre y la observación de la entidad sea permanente. Primero, por la magnitud relativa del empeño frente a su propia dimensión. Segundo, por la convicción de que la política, la del PP, va a estar muy presente en su trayectoria.

Rajoy, que no ha dudado en cercenar derechos sociales a mansalva, cortar servicios o encarecerlos en exceso, destrozar la sanidad pública…, no ha dudado en utilizar 9.000 millones de euros de los ciudadanos para una operación política en el sector financiero. Eso, por ahora.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2017 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...