edición: 2512 , Miércoles, 18 julio 2018
27/06/2012
España cumple con la agenda de Bruselas

La posible supresión de la deducción por vivienda habitual cuenta con el apoyo de la opinión pública

Aunque algunos aseguran que se trata de un incentivo interesante, los ciudadanos prefieren este tipo de ajustes a otros más generalizados
La soberanía de España se puso en duda por los lectores, que recordaron que el Ejecutivo está renunciando a su ideario para cumplir con Europa
ICNr

Si el pasado lunes el IVA se convirtió en el tema económico más comentado de la jornada, ayer le tocó turno a la desgravación por vivienda habitual –entre otros-, un sistema polémico por el que viene apostando el PP, responsable de su resurrección tras la eliminación llevada a cabo por el PSOE, y que, según apuntó ayer el Ejecutivo, podría desaparecer de nuevo para cumplir con las peticiones de Bruselas. Todo con tal de asegurar el apoyo europeo y la salvación del sector bancario. La opinión pública, por su parte, se mostró mucho más a favor de la supresión de esta ventaja fiscal y, en todo caso, antepuso su eliminación a cualquier retoque del impuesto indirecto por excelencia.

Los internautas respondieron mayoritariamente en ese sentido a las palabras de la secretaria de Estado de Presupuestos, Marta Fernández Currás, quien aseguró ayer que el Gobierno estudia eliminar la desgravación por vivienda habitual, aunque recalcando que, si bien la idea viene de las recomendaciones del Fondo Monetario Internacional y de la Unión Europea, la última palabra sigue siendo de España. Los lectores aseguraron que, antes de subir el IVA, resulta infinitamente menos dañino eliminar este estímulo a la compra de vivienda. Y ello porque, a su juicio, la deducción sólo sirve para inflar precios y fomentar la especulación. Se habla, en resumen, de `la deducción de los especuladores´, un instrumento mucho más prescindible que el de mantener los niveles de IVA todo lo intactos que sea posible.

La supresión de esta ventaja fiscal debería traducirse, además, en una mayor bajada en los precios de la vivienda, lo que beneficia a los consumidores. `O bajan los precios, o no habrá ventas, ergo no habrá recaudación y se incrementará el déficit´, razonó un lector. Por ello, deberá trabajarse en mecanismos para que esa caída en el valor de la vivienda se materialice, ya que, de lo contrario, habrá que aumentar ingresos por otras vías y, teniendo en cuenta que ya se han ajustado casi todas, no queda demasiado margen de actuación.

Precisamente este punto fue el que provocó que algunos internautas se posicionaran a favor de mantener la deducción. Y es que, `nos guste o no, el crecimiento económico en España ha ido siempre unido a la construcción´ y, por ello, `no es ningún disparate que ahora que el sector está en mínimos se introduzcan medidas de estímulo´. Eso sí, los lectores señalaron que fue un error no aplicar políticas fiscales durante los años del `boom´ dirigidas a frenar la especulación que alimentó la burbuja, por ejemplo, gravando más la venta de una vivienda cuando ésta se producía a los pocos meses o al año de comprarla.

En esta misma línea, se comentó que la supresión de la deducción podría ser un error. `De por sí, esta deducción en la coyuntura actual no significaba nada, pero al fin y al cabo, es una deducción que podría animar a algún valiente a comprar su casa´, comentó un lector, convencido de que `quitándola se desestimula la compra´. `¿Tan malo es querer comprar una vivienda ? ¿tanto déficit se va a compensar eliminándola?´, se preguntó un lector. Al fin y al cabo, `ahora sólo se venden cuatro viviendas´.

También hubo palabras para comentar la escasa seriedad que demuestra que se retoque esta ventaja fiscal constantemente. Los internautas hablaron de falta de seguridad jurídica en España, por este y por otros motivos –la compleja normativa que rodea a todo lo empresarial, por ejemplo, se incluyó en el debate-, y resaltaron que éste es un elemento clave para la confianza, especialmente necesario en el marco de una economía maltrecha como la española.

FALTA DE SOBERANÍA

La opinión pública se valió de este debate para hablar sobre la pérdida de soberanía del país. Los anuncios de los últimos días no son más que la `prueba irrefutable´ de que `ya no somos un país soberano´ y de que `nos gobiernan desde fuera´. Y es que `si un Gobierno pone una medida y desde Europa tienen poder para cambiarla, éste Gobierno es un títere´. La percepción de los lectores es la de un Ejecutivo que trabaja maniatado. `Cada día se demuestra más que este Gobierno, en el que algunos teníamos cierta confianza, tiene tan pocas posibilidades de hacer algo útil que está perdiendo el rumbo de una manera exagerada´, aseguró un lector, en la misma línea que otros muchos.

En definitiva, el equipo de Rajoy ` se está mostrando absolutamente incapaz de resolver los verdaderos problemas, tomando medidas totalmente contrarias a su ideología: como carta de presentación, una subida espectacular de impuestos directos, que nos vendieron como temporal... y ahora, con la de los indirectos, penalizando la compra de vivienda (en lugar de incentivar la venta del stock existente), diciendo hoy una cosa y mañana la contraria´, resumió un lector.

En este punto, se siguió censurando el aumento de la presión fiscal como fórmula para salir de la crisis, y ello porque, tal y como recordaron algunos lectores, `llega un momento en que a mayor presión fiscal, menor recaudación´. Y es que mientras `la economía está hecha polvo, lo único que hacen es incrementar la presión al autónomo, a las familias y a las pymes´. Tal política se calificó como `absurda´ y se aseguró, una vez más, que así `lo único que van a conseguir es hundir aún más la economía, y encima no van a recaudar, ni de lejos, lo que creen´.

Por eso, la opinión pública siguió recordando que la principal tarea a la que debe hacer frente el Ejecutivo es la reducción drástica de la cuenta de gastos públicos. `Intentar recaudar más y más a base de impuestos tiene techo por efecto de feedback negativo´ y, al contrario, lo que parece reclamarse desde dentro y fuera de las fronteras nacionales es una racionalización del peso de la Administración. Se instó al Ejecutivo a materializar esa tarea cuanto antes y a Bruselas a incluir esta reclamación a la lista de peticiones a España, ya que parece que la voluntad de la UE es la única que importa al Ejecutivo, por encima de la de los ciudadanos a los que representa. 

La vieja fórmula de `más impuestos, más tasas y menos sueldo´ no servirá para solucionar nada, y se habló del uso de viejas recetas para paliar la crisis cuando las soluciones van por un camino distinto. Las políticas hacia las que se mueve España y Europa en sí sólo servirán para ` crear más pobreza y por tanto menos recaudación, con lo que vendrán mas impuestos...´ Es, en definitiva, la pescadilla que se muerde la cola, y la vía opuesta a los intereses de los contribuyentes.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...