edición: 2309 , Viernes, 22 septiembre 2017
28/10/2008

La pregunta del millón: ¿Hasta cuándo durará la crisis económica?

Germán M.Crespo

Ya nadie pone en duda la crisis económica mundial. Ahora queda por saber cuándo se iniciará la recuperación y, principalmente, cómo se realizará. Mientras que algunos países ya empiezan a recibir dinero del Fondo Monetario Internacional, sin saber a cuantos países podrá ayudar sin tener que apelar a los países contribuidores del organismo a nuevas inyecciones de dinero, de las conclusiones de la reunión de Washington de noviembre depende el futuro económico mundial.

Independientemente de si Zapatero estará presente en la reunión del próximo día 15 de noviembre en Washington del G-20 -a la qué sin duda debería acudir-, nadie puede ya negar que las resoluciones que los países allí reunidos decidan ejecutar marcarán el futuro inmediato de la economía mundial. Y debe ejecutarse más pronto que tarde. Con una Unión Europea a punto de entrar en recesión, con Gran Bretaña a la cabeza, una economía estadounidense muy cerca del parón económico y los países emergentes, incluida China, con muchos más de problemas de los deseados para seguir creciendo, las conclusiones de la reunión de Washington deben ser contundentes.

La urgencia de ellas es básica para el futuro de muchas economías. No está de más recordar que el Fondo Monetario Internacional ya tiene comprometidos una cuarta parte de los cerca de 130.000 millones de dólares que tiene de reservas para ayudar a las economías con problemas, desglosados en los 2.000 millones aportados a Islandia, los 16.500 inyectados a la economía de Ucrania y sin olvidar la posibilidad de aportar 14.500 millones a Pakistán o 10.000 millones a Hungría, y a la espera de las necesidades de dinero en Bielorusia o Serbia, por poner un ejemplo.

Más pronto que tarde el FMI deberá apelar a los países contribuidores si no quieren ver como se van a pique muchas más economías y el problema se agrave. Ya se habla de unas necesidades de entre 500.000 a 600.000 millones de dólares. La duda estriba en dónde se van a conseguir, a la vista de los problemas económicos por los que atraviesan la mayoría de las economías occidentales, principales garantes del FMI.

A estos problemas se unen los que afectan ya a las economías del Golfo, que parecían protegidas de la crisis financiera mundial. De momento, unos cuantos bancos de Kuwait están en alerta. La importancia de la región es vital para el desarrollo de la inversión mundial. Sus famosos ‘fondos soberanos’, que tanto han dado que hablar, se encuentran en una dura situación. Sus inversiones en las Bolsas occidentales han caído de manera vertiginosa, en línea con el principal aporte de capital a estos vehículos de inversión, el precio del petróleo.

Sin duda, los países emergentes que se reunirán en Washington tendrán en esta ocasión una importancia vital para la economía mundial, sobre todo China. No obstante, habrá que ver cual es la actitud que mantiene el gigante asiático ante la recuperación del sistema financiero occidental, si antes no realiza las reformas necesarias para que su moneda, el yuan, sea completamente convertible, algo imprescindible para aumentar la liquidez tanto del sistema financiero como del mercado de divisas.

Las buenas palabras pronunciadas por el presidente chino Hu Jintao en la pasada cumbre Cumbre Asia-Europa (ASEM), deben llevar acarreados medidas concretas en su casa. La revalorización del yen, que tanto preocupa a los economistas, hace indispensable un yuan real en el mercado de cambios.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2017 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...