edición: 2764 , Viernes, 19 julio 2019
04/12/2012

La prescripción ha sido un auténtico `coladero´ en la amnistía fiscal para los bienes no declarados

Javier Ardalán
Los inspectores de Hacienda consideran que la escasa recaudación obtenida por el Hacienda en la amnistía fiscal, el 48% sobre las previsiones o lo que es lo mismo, 1.200 millones de euros sobre los esperados 2.500, se ha debido a “la generosa interpretación de la Dirección General de Tributos hizo aplicando la institución de la prescripción a esta medida, cuando la propia ley extraordinaria no la regula. Ello provoca que una parte importante de los activos aflorados se hallen prescritos”.

Este ha sido uno de los aspectos más polémicos del proceso de declaraciones tributarias especiales, porque  en un principio no existía la posibilidad de declarar prescritos los bienes a incluir en la amnistía fiscal. Sin embargo, después de no recaudar nada en principio, la Dirección General de Tributos decidió interpretar, que aunque el dinero apareciera de nuevas, si que era posible, siempre que existiese forma documental de demostrarlo, aducir la prescripción de los bienes no declarados para aflorarlos, pero sin pagar un céntimo.

Incluso, en un primer momento, las declaraciones especiales realizadas en los primeros días del proceso de amnistía se hicieron sin aducir la prescripción lo que supuso un auténtico problema, puesto que los asesores fiscales de estos contribuyentes solicitaron la revisión de estas declaraciones, lo que motivó un auténtico problema a la Dirección General de Tributos.

Decía ayer el ministro Montoro, que  el  volumen de activos y rentas afloradas cercano a los 12.000 millones de euros, dado que el tipo aplicable sobre los importes incluidos en la declaración tributaria especial es del 10%. Sin embargo, Montoro no ha hecho referencia alguna a esos bienes prescritos que han servido para que muchos contribuyentes hayan podido declarar sin pagar ni un euro.

La Inspección no puede, porque así se ha comprometido la cúpula de Hacienda, investigar directamente estas declaraciones, tan sólo podrán limitarse a revisar las que se incluyan en inspecciones ordinarias. En estos casos podrá exigirse la documentación de los bienes prescritos para ver si es cierto.

El problema principal, que se ha podido observar en las jornadas realizadas por los asesores fiscales y representantes de Hacienda, es que muchos de estos activos se han incluido en operaciones de arquitectura tributaria, que resulta imposible, en buena parte de los casos, demostrar que fueron adquiridos en una fecha anterior al 31 de diciembre de 2010. La sucesión de sociedades creadas para hacer imposible que el Fisco pueda seguir el rastro es irreversible para poder demostrar quién es el titular jurídico del bien.

Una prueba sospechosa de que la Inspección de Hacienda va a tener mucha actividad por delante, es que la Agencia Tributaria ha recibido 31.484 declaraciones, con un importe medio de 37.830 euros. Esto quiere decir que quienes se han acogido a la amnistía o eran pequeñas economías o tan sólo ha servido el procedimiento para repatriar el dinero que se precisaba para hacer frente a necesidades de liquidez.

Por ello, los Inspectores consideraron ayer en una nota hecha pública que reforzar los medios humanos, materiales y normativos es la mejor manera de que se luche eficazmente contra el fraude, en vez de ofrecer amnistías fiscales que socaban la conciencia fiscal del ciudadano cumplidor y refuerzan al defraudador y que, como se ha comprobado, no da, ni de lejos, los resultados previstos.

Y dicen también que la baja cifra recaudada hay que compararla con la alternativa a esta medida con lo recaudado hasta el mes de octubre de este año, que asciende a  1.300 millones de euros más que el año anterior, sin que se haya aumentado el personal en el último año.

No obstante, a la operación de amnistía fiscal hay que sumar todavía, los ingresos de las declaraciones complementarias sobre los impuestos de la Renta de 2011, Impuesto sobre Sociedades, IVA, Patrimonio y Transmisiones Patrimoniales, que tienen que redondear el resultado final del procedimiento-

Así, pues, aún falta un balance económico más reposado de la recaudación de la amnistía fiscal. El del desgaste político, el tiempo será el encargado de dar el resultado.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...