edición: 2366 , Lunes, 18 diciembre 2017
19/06/2013

La presidencia irlandesa de la CE logra un principio de acuerdo para aprobar la reforma de MIFID en el Consejo

Persisten innumerables obstáculos que ponen en duda la posibilidad de que la normativa logre aprobación del Parlamento
Carlos Schwartz

El Consejo Europeo debatirá este viernes la propuesta de reforma de la directiva de mercados en instrumentos financieros (MIFID) que rueda sin orientación definitiva desde el comienzo de la reforma en 2010. Las fuentes de medios financieros consultadas señalan que “es probable un acuerdo en la reunión de jefes de estado de la Unión Europea de esta semana sobre la base de una propuesta de la presidencia irlandesa”. Lo que ha desbloqueado la posibilidad de un acuerdo en esa instancia ha sido un pacto de último momento entre Reino Unido, Alemania y Francia que establece en su texto el principio de que ningún regulador europeo discriminará directa o indirectamente a cualquier país miembros o grupo de países como sede para el establecimiento de servicios financieros y actividades en cualquier moneda.

El pacto hace referencia de forma encubierta a la circular del Banco Central Europeo (BCE) bajo la presidencia de Jean-Claude Trichet en el que se fijó como norma que las entidades centrales de contrapartida (ECC) que hagan una parte considerable de su actividad con activos denominados en euros deberán tener como sede a países miembros de la unión monetaria europea (UME).

La circular fue objeto de una demanda para su bloqueo por parte del Banco de Inglaterra ante el Tribunal Europeo de Justicia en 2011. La decisión del BCE fue interpretada por las autoridades británicas como un ataque a London Clearing House.Clearnet (LCH) una de las ECC internacionales más importantes de Europa con sede en Reino Unido y Francia, que se vería obligada a cerrar sus operaciones en euros en Reino Unido, un centro operativo más importante y más barato que Francia. Sin embargo el pacto alcanzado ahora no zanja las otras divergencias que siguen gravitando sobre un acuerdo final que se debe alcanzar en forma conjunta por el Consejo Europeo, la Comisión Europea y el Parlamento Europeo. Siguen existiendo puntos de fricción. La posición de la Comisión Europea de que las ECC integradas en los mercados organizados se abran a todas las plataformas sigue despertando la resistencia de Alemania. Mientras, la inclusión en el proyecto de una nueva figura, plataformas organizadas de trading (OTF, por sus siglas en inglés), se considera como una concesión a los grandes bancos que controlan el mercado de derivados.

Las OTF servirían para atrapar parte del negocio de derivados over the counter (OTC), es decir operaciones bilaterales, sin que estas pasen por mercados organizados ya existentes como las bolsas. Los grupo del Parlamento Europeo se resisten a la introducción de esta nueva figura con un argumento de peso: el mercado está ya suficientemente fragmentado como para añadir más infraestructuras, sobre todo si son innecesarias.

Va de suyo que el único objetivo de las OTF es preservar para los grandes bancos que manejan los derivados OTC la mayor parte de ese negocio. La consecuencia además de la aprobación de las OTF en la MIFID reformada es que los derivados se contratarían en un mercado menos regulado que los mercados organizados existentes. Lo cierto es que pese a estas divergencias es probable que el Consejo apruebe el proyecto este viernes para aprovechar las últimas semanas de la presidencia irlandesa ya que esta iniciativa no sería viable bajo la nueva presidencia, la de Lituania. La apuesta de los países de la Unión Europea es que el Parlamento llegue a un acuerdo con la Comisión y el Consejo antes de que su actividad se paralice en febrero para las nuevas elecciones parlamentarias que se harán en mayo de 2014.

La MIFID irá acompañada de una menos aireada MIFIR, es decir las disposiciones regulatorias. La idea de este instrumento se basa en la posibilidad de que haya muchos países reticentes a la aplicación de la MIFID II como ocurrió a partir de 2007 con la MIFID. Las posibilidades de la Comisión Europea para forzar la adopción de las recomendaciones de una directiva son limitadas. Existe un mayor margen de imponer la normativa mediante la regulación, con lo cual la opción de aprobar los dos proyectos es una forma de asegurar la posibilidad de que haya un cumplimiento homogéneo de las disposiciones en el conjunto de Europa. Pero para que se pueda llegar a esa etapa aun es necesario transitar por el arduo camino de los acuerdos.

Uno de los puntos en debate es la regulación del trading de alta frecuencia. De momento hay un acuerdo sobre un periodo de interrupción entre orden y orden de 500 milisegundos lo cual puede desembocar en su inclusión en el proyecto final. La reglamentación de este tipo de trading despierta la antipatía de bancos y plataformas especializadas.

Sin embargo el periodo de interrupción entre órdenes es fuertemente criticado por algunos técnicos que señalan que “no va a hacer más lenta la operativa de estas plataformas, sino que va a dar tiempo a los que observan el proceso a colocar órdenes en función de las operaciones que vean lo cual puede desembocar en un mercado de alta frecuencia aun más congestionado que ahora”.

Desde luego en el camino del acuerdo final hay todavía muchos obstáculos, uno de ellos es el nivel de prevención con el que actúan las autoridades alemanas con la mirada puesta en las elecciones generales de septiembre en las que Angela Merkel se juega un nuevo mandato. Y aunque las encuestas la dan como ganadora nadie quiere bajar la guardia. De momento Alemania ha preferido llegar a un pacto con Reino Unido que parece haber reforzado las posiciones británicas en defensa de su industria financiera. Pero Alemania deberá pensar en no provocar el malestar en Deutsche Borse y la banca germana con demasiadas concesiones a una reforma de la MIFID que no es de su agrado.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2017 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...