edición: 3028 , Viernes, 14 agosto 2020
28/01/2015
Banca 
Algo de confianza y poco más

La presión regulatoria frena la expansión del crédito

Las reformas estructurales y la compra de deuda animan la todavía muy débil demanda de crédito
Juan José González
A pesar del denodado esfuerzo empleado por el Banco de España para convencer al mundo empresarial en particular y a los ciudadanos en general, la recuperación del crédito en los primeros compases del año es tan tímida que no llega a ofrecer una sola cifra del repunte. Se limita, tan sólo a confirmar que la tendencia se mantendrá en el primer trimestre. Al parecer, demandan más crédito las empresas para la expansión de su negocio y para reducir deuda, y también reclaman préstamos los hogares, los particulares, tanto para consumo como para la adquisición de viviendas. La tendencia con la que cerró la demanda de crédito en el último trimestre del año, se mantiene en el inicio del actual, y confirma, además, la que se registra en la zona euro. Pero no parece que esa demanda vaya a ser capaz de relajar los criterios de solvencia del crédito como tampoco que la presión reguladora vaya a facilitar su expansión.
El Banco de España quiere despejar las dudas sobre el estado de la demanda de crédito. En una encuesta, el organismo supervisor ofrece la opinión, al parecer unánime, de una decena de entidades financieras españolas que aseguran estar convencidas de que la tendencia alcista de la demanda se mantendrá, al menos, en el primer trimestre del año. Confirma así, que el grifo hasta ahora cerrado por los bancos, tiene los meses contados pero sin llegar a evaluar ni el volumen ni la velocidad con la que saldrá el fluido. Sí aclara, por el contrario, que la mayor demanda de crédito se basa en una recuperación de la confianza y de las expectativas económicas, que, en este caso, se han visto favorecidas por la rebaja de los márgenes aplicados a las operaciones de crédito.

Es una buena señal en la doble dirección; de un lado, por el aumento de la confianza de los empresarios y de los consumidores, y de otro, por el esfuerzo, en forma de sacrificio, al que se muestra dispuesto el sector financiero, aunque no hay que olvidar que se trata de un esfuerzo compensado, en su mayor parte, en la mejora de acceso a la financiación facilitado mediante las subastas del Banco Central Europeo. La buena señal parece agotarse en esa doble dirección, pues en otros aspectos de la operativa crediticia las entidades financieras se mantienen en sus trece en la aplicación de criterios más severos en la concesión de créditos.

La mayoría de las entidades bancarias siguen soportando una ratio de morosidad excesiva que les obliga a extremar la precaución en el análisis de la demanda. En este punto, las exigencias introducidas tras a lo largo de la crisis financiera, se mantienen con la misma intensidad de ejercicios anteriores. Y no es probable que los criterios de concesión de préstamos se modifiquen en el presente ejercicio o se relajen, salvo excepciones.

Por otro lado, a propósito de la delicada situación de la economía en varios países de la eurozona, y con la incertidumbre que el nuevo gobierno heleno pueda proyectar sobre los mercados, las autoridades españolas, insisten en la idea que relaciona la recuperación del crédito como uno de los frutos de las reformas estructurales. Para ello, los gobiernos señalan a países como Italia, donde los préstamos a las empresas se encuentran en el nivel más bajo de la última década, y cuyo motivo no es otro que la falta de reformas.

Sobre el terreno, todo parece abonado para que la demanda de crédito confirme su mejoría en los próximos meses; mayor confianza de empresas y consumidores, mejores expectativas económicas al tiempo que las entidades financieras regresan al mercado en mejores condiciones, con balances más saneados y libres de cargas para dar crédito. Pero por contra se mantienen algunas dudas importantes sobre el sector bancario que serán decisivas para que se mantenga la buena tendencia del crédito, como son la fortaleza, todavía insuficiente, de algunos balances bancarios y, sobre todo, la cada vez mayor y más exigente presión regulatoria.

Noticias Relacionadas

Director
Juan José González ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
c/ Real, 3. 40400 El Espinar (Segovia)
Teléfono: 92 118 33 20
© 2020 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...