edición: 2701 , Lunes, 22 abril 2019
09/06/2010
OBSERVATORIO FISCAL

La prestación por desempleo en pago único cobrada mensualmente

DATADIAR
El art. 7 letra n) de la Ley del IRPF declara exentas las prestaciones por desempleo reconocidas por la respectiva entidad gestora cuando se perciban en la modalidad de pago único establecida en el Real Decreto 1044/1985, de 19 de junio, por el que se regula el abono de la prestación por desempleo en su modalidad de pago único, con el límite de 15.500 euros, siempre que las cantidades percibidas se destinen a las finalidades y en los casos previstos en la citada norma. Teniendo en cuenta la literalidad del precepto normativo, si este tipo de prestaciones se perciben de forma fraccionada (mensualmente), no se cumple uno de los presupuestos de hecho para poder gozar de esta exención: el cobro en un pago único. Por lo tanto, entendemos que a priori no procedería aplicar la exención y las cantidades percibidas tributarían como rendimientos del trabajo.

La Dirección General de Tributos en consulta vinculante de 31-7-2009 hace mención a un supuesto en el que una persona física obtiene el abono de parte del valor actual del importe de la prestación por desempleo de nivel contributivo que le correspondía mediante la modalidad de pago único, y el resto de la prestación pendiente la percibirá mediante el abono mensual del importe de las cuotas de cotización a la Seguridad Social que tiene que satisfacer para el desarrollo de su actividad como trabajador autónomo.

En este caso, la Dirección General de Tributos dispone que en virtud de estas normas, y para el período al que se refiere el supuesto, existen diferentes modalidades de capitalización o pago único de la prestación por desempleo. Según el tipo de actividad que el trabajador tenga previsto realizar (en el supuesto planteado, y a falta de otros datos, se deduce va a desarrollar una actividad como trabajador autónomo y que no es una persona discapacitada), éste podrá solicitar y obtener el importe de la prestación contributiva por desempleo que le corresponde de las siguientes formas:

1- Obtener en un solo pago la cantidad que justifique como inversión necesaria para iniciar la actividad, con el límite máximo del 60 por 100 del importe total de la prestación que el trabajador tenga pendiente de recibir.
Si no obtiene el total de la cuantía de su prestación en un solo pago para financiar la inversión inicial, puede solicitar simultáneamente el abono del importe restante para financiar el coste de las cuotas de Seguridad Social durante el desarrollo de su actividad como trabajador autónomo (abono mensual).

2- Obtener exclusivamente la cantidad que justifique como inversión necesaria para el inicio de la actividad.

3- Obtener exclusivamente el importe total de la prestación por desempleo pendiente de percibir para la subvención de cuotas a la Seguridad Social, en los términos señalados.

En el supuesto planteado, según la Dirección General de Tributos el consultante que hizo la consulta había iniciado una actividad como trabajador autónomo, y según se desprende del escrito presentado, había obtenido en un solo pago la cantidad que justificó como inversión necesaria para iniciar la actividad y el resto de la prestación pendiente la percibirá mensualmente mediante la subvención del importe de sus cuotas de cotización a la Seguridad Social.
 
Por lo tanto, al entender que estamos en una de las distintas modalidades de obtención del pago único o capitalización de la prestación por desempleo, le será de aplicación la exención contenida en la letra n) del artículo 7 de la LIRPF a las cantidades del párrafo anterior, por lo que se aplicará dicha exención tanto al pago correspondiente a la inversión para iniciar la actividad como a los pagos mensuales correspondientes a la subvención del importe de las cuotas de cotización a la Seguridad Social, aplicándose la exención sobre dichas prestaciones.

En el caso que estamos analizando, en conclusión si desde la perspectiva de la Seguridad Social, se pudiera considerar que estuviéramos en presencia de una modalidad más del pago de la prestación por desempleo en pago único en los términos antes expuestos, sería aplicable la exención, por asimilación a la doctrina de la Dirección General de Tributos que acabamos de exponer.

Equipo jurídico de Datadiar.com

Consultas Vinculantes

Incidencia en la determinación del rendimiento de la actividad profesional de la utilización en la actividad de una habitación de la vivienda y de los suministros a la misma. D.G.T. C, (11/02/2010).
El consultante ejerce la actividad profesional de abogado por cuenta propia en una habitación perteneciente a la vivienda en que reside. La propietaria de la vivienda es su mujer, con la que convive. Deducibilidad en el IRPF correspondientes a los gastos de comunidad, Impuesto sobre Bienes Inmuebles, luz, teléfono, agua, gastos de limpieza y tasas de basura. En el presente supuesto, la vivienda pertenece a la mujer del consultante, en cuyo caso ésta deberá computar los rendimientos derivados de la cesión del uso de una parte del inmueble como rendimientos del capital inmobiliario, por aplicación del artículo 22.1 de la LIRPF, que establece que “Tendrán la consideración de rendimientos íntegros procedentes de la titularidad de bienes inmuebles rústicos y urbanos o de derechos reales que recaigan sobre ellos, todos los que se deriven del arrendamiento o de la constitución o cesión de derechos o facultades de uso o disfrute sobre aquéllos, cualquiera que sea su denominación o naturaleza.”

Transmisión de vivienda habitual antes de tres años debido a la situación económica actual. D.G.T. C, (15/02/2010).
El consultante adquirió una primera vivienda el 7 de septiembre de 2000, la transmitió el 13 de octubre de 2008, y reinvirtió lo obtenido en la compra, diez días después (el 23 de octubre de 2008), de la vivienda en la que reside, por lo que se acogió a la exención por reinversión. Debido a la situación económica actual y a diversas cuestiones de índole personal, tiene intención de transmitir el inmueble adquirido en octubre de 2008 sin llegar a residir en él durante los tres años que exige la normativa reguladora del IRPF para que una vivienda tenga la consideración de habitual. El precio de transmisión de esta segunda vivienda será inferior a su precio de compra, y con el importe obtenido el consultante procederá a adquirir una tercera vivienda antes de que transcurran dos años desde que vendió su primera vivienda (en octubre de 2008). Desea conocer si la vivienda adquirida en octubre de 2008 mantendría la consideración de habitual, aun cuando no llegue a residir en ella durante los tres años que exige la normativa reguladora del IRPF, de modo que no pierda el derecho a la exención por reinversión, ni a las deducciones practicadas. En caso contrario, plantea que la vivienda objeto de reinversión de la primera transmisión sea la que va a adquirir próximamente, toda vez que la compra se realizará antes de que transcurran dos años desde la transmisión del primer inmueble (el 13 de octubre de 2008).

Tribunales

Los incrementos de patrimonio no justificados son un elemento especial de cierre que trata de evitar que ciertas rentas ocultadas al Fisco escapen de tributación, a cuyo efecto se gravan cuando se manifiesten o afloren. Tribunal Supremo. Sentencia 4 de marzo de 2010.
Los incrementos de patrimonio no justificados son un elemento especial de cierre que trata de evitar que ciertas rentas ocultadas al Fisco escapen de tributación, a cuyo efecto se gravan cuando se manifiesten o afloren. Sobre ellos concurre la presunción «iuris tantum» para acreditar su existencia por parte de la Administración Tributaria, correspondiendo la carga de la prueba al sujeto pasivo del impuesto, en cuanto que es la Administración tributaria la favorecida por la presunción legal, extraída de un hecho base que es precisamente la existencia de un incremento patrimonial que no se justifica con las rentas declaradas. Desde una perspectiva complementaria, también hemos afirmado en otras resoluciones que «los incrementos de patrimonio constituyen renta del sujeto pasivo del período en que se descubran, salvo que se pruebe que se produjeron en otro período».

Si en la base imponible del perceptor no se integra el dividendo por haber sido imputado a la minoración del valor de adquisición, no existe doble imposición al no existir tributación efectiva del dividendo. Tribunal Supremo. Sentencia 8 de marzo de 2010.
Cuando se adquieren acciones de una sociedad, en el precio de adquisición que se satisface puede existir una parte que corresponde al valor del capital de la compañía y la diferencia corresponder al valor de los rendimientos incorporados a las reservas que se han generado en la sociedad y por los cuales ya ha tributado. Por ello cuando la sociedad decide repartir esas reservas la sociedad que las percibe podía contabilizar contra el coste de adquisición de las acciones el valor de los dividendos pagados. En ningún momento se permite la aplicación de la deducción en cuota por doble imposición intersocietaria, sin la integración en las base imponible de los dividendos percibidos.   Debido al fundamento de la deducción por doble imposición intersocietaria si en la base imponible del perceptor no se integra el dividendo por haber sido imputado a la minoración del valor de adquisición, difícilmente podrá existir doble imposición al no existir tributación efectiva del dividendo.

Tribunales Económico-Administrativos

Deducibilidad de gastos en el Impuesto sobre Sociedades en relación con facturas de sociedades desconocidas o que no tenían empleados aportadas como justificantes del gasto. TEAC R, (03-02-2010).
La factura no es un medio de prueba privilegiado respecto de la realidad de las operaciones y que, una vez que la Administración cuestiona razonablemente su efectividad, corresponde al sujeto pasivo probar su realidad. En el caso contemplado, no se admite la deducibilidad de unos gastos de construcción, pese a las facturas aportadas, pues las sociedades supuestamente prestatarias de los servicios o eran desconocidas o no tenían empleados y en definitiva no podían haber prestado tales servicios. La Inspección no ha admitido la deducibilidad de los gastos en cuestión, ante la falta de efectividad de las operaciones que se atribuyen a las sociedades, pese a la aportación de las correspondientes facturas, no ha quedado probada la realidad de los mismos. La falta de adecuación de los medios personales y materiales de las empresas emisoras de estas facturas para la prestación de los servicios, así como todas las incongruencias anteriormente señaladas, prueban que estas sociedades no han prestado realmente los servicios.

No pueden ser objeto de devolución las cuotas correspondientes a facturas expedidas a obligados tributarios distintos del solicitante de la devolución. TEAC R, (09-02-2010).
Constituye condición imprescindible para poder ejercitar el derecho a la devolución estar en posesión de la factura acreditativa de haber soportado el IVA, y dicha factura debe cumplir todos los requisitos legales previstos para aceptarse como válida. No pueden ser objeto de devolución las cuotas correspondientes a facturas expedidas a obligados tributarios distintos del solicitante de la devolución. Si lo serán aquellas facturas en las que el NIF del destinatario que figura en las mismas es el NIF a efectos de IVA suministrado por la Administración tributaria de otro Estado miembro, puesto que permiten identificar plenamente al obligado tributario como destinatario de las operaciones que figuran en los documentos justificativos.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...