edición: 2311 , Martes, 26 septiembre 2017
30/12/2011

La primera, en la frente

Rafael Vidal
El nuevo Gobierno, en una de sus primeras decisiones, ha dejado muy clara cuál va a ser su postura en cuanto a política salarial se refiere y ha congelado el salario mínimo interprofesional, un sueldazo de unos 640 euros mensuales, al que muchos empresarios se aferran para cumplir "con lo que hay". Aparte de ser la primera vez en la historia de este "sueldo de referencia" que no se actualiza, ni tan siquiera con el IPC previsto para recuperar el poder adquisitivo perdido a lo largo de todo este año, la cosa parece ir de aviso a los navegantes sindicales.

La primera, en la frente, y en la de los más débiles, para que los que cuentan con mejores salarios vayan tomando nota del agravio comparativo que supone ganar tanto. Algunos empresarios quieren aparecer como generosos tras afirmar, en plena fase de conversaciones con los sindicatos, que se deben congelar los salarios, pero no bajarlos. Un acuerdo tan coincidente con esa decisión del Gobierno parece apuntar a que la política salarial se dicta, en buena parte, desde las organizaciones empresariales o que, cuando menos, hay conversaciones previas para coordinar posiciones.

La actividad económica se deteriora a toda prisa, según los últimos datos del Banco de España, pero Gobierno y empresarios parecen más empeñados en ahorrar en salarios que en buscar otro tipo de soluciones. En cuanto a los trabajadores, la percepción que hay es de desánimo. La actitud de empresarios y gestores no parece la más adecuada para incentivar anímicamente a los que, a fin de cuentas, son los encargados de llevar a buen puerto la política de las empresas, lo que resulta paradójico si tenemos en cuenta que, al mismo tiempo, insisten en mejorar la productividad y hasta en ligar las posibles mejoras salariales a esa cuestión.

El ambiente en las empresas, con constantes recortes en todo tipo de prestaciones a los trabajadores, no es el más adecuado para exigir esfuerzos adicionales, aunque el miedo a perder el puesto de trabajo, últimamente muy presente, obliga a asumir como lógicos planteamientos que hace apenas cinco años habrían provocado risa. O tempora, o mores.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2017 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...