edición: 2786 , Miércoles, 21 agosto 2019
20/01/2012

La prohibición de posiciones cortas desploma la contratación

Carlos Schwartz
Entre enero de 2011 y diciembre del pasado año el volumen de contratación para el Total de Mercados de las bolsas españolas cayó casi un 50% en cifras enero sobre diciembre. La contratación realizada a través del servicio de interconexión bursátil español (SIBE) en enero del año pasado fue de 98.409 millones de euros, mientras que la de diciembre del mismo año fue de 59.062 millones de euros.

Las cifras de contratación del Orden General -excluye operaciones en bloque y aplicaciones- ha guardado simetría con 60.533 millones para enero y 32.279 para diciembre de 2011. La caída franca en los volúmenes se registró a partir de agosto del año pasado después de un pico en julio en el que la cifra para el Total de Mercados alcanzó los 104.282 millones de euros. Sin embargo un análisis más preciso indica que la caída más fuerte se registra en el Total de Mercados teniendo en cuenta esa cifra de julio, ya que para el Orden General no se alcanzaron esos volúmenes en julio ni por asomo.

Las operaciones registradas por el SIBE quitando bloques y aplicaciones fue del 50% del total general. Estas cifras parecen indicar que ha sido esa porción del mercado la que reaccionó primero con una caída más acusada. Fuentes próximas a operadores del mercado y a Bolsas y Mercados Españoles (BME) consideran que la caída de los volúmenes de contratación está directamente relacionada con la decisión de prohibir las posiciones cortas para un grupo de acciones de entidades financieras adoptada el 12 de agosto. La decisión fue adoptada de forma coordinada por Francia, España, Italia y Bélgica. La medida ha afectado también a los índices que incorporan los valores sobre los que no se pueden hacer operaciones en corto. “La imposibilidad de cubrir riesgos con cortos sobre índices ha afectado de forma directa a los volúmenes”, afirma una fuente del mercado.

 La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) adoptó la resolución a regañadientes y el Gobierno español actuó obligado por pegarse a la agenda de Francia, al igual que Bélgica. La ex ministra de Economía de Francia, hoy directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), fue en su momento una impulsora de esta medida. La idea de extender esta opción a los mercados de deuda pública contó en su momento con la firme oposición de España, preocupada por la liquidez de su mercado de deuda pública y por la rentabilidad de su propio negocio con las posiciones de cobertura sobre su propia deuda y la gestión del Fondo de Reserva de la Seguridad Social. Las consecuencias de la prohibición de las posiciones cortas es objeto de fuerte controversia entre quienes acusan a la medida de encarecer el mercado al distorsionar la horquilla de precios y reducir su liquidez con sus consecuencias sobre los volúmenes, y quienes piensan que la misma evita la manipulación artificial del precio de las acciones cuya inflexión a la baja se puede ver muy agudizada en determinadas circunstancias.

Pero mientras el debate se sigue desarrollando hay una realidad, la medida carece de uniformidad porque sólo se ha adoptado en cuatro mercados europeos, y por ejemplo uno de los grande mercados de Europa, el alemán, no se ha plegado a la decisión de agosto aunque en 2010 prohibió durante cierto tiempo las posiciones cortas sobre valores financieros.

No todos los analistas piensan lo mismo, y hay una corriente de opinión que atribuye la fuerte caída de los volúmenes desde agosto a la agudización durante el verano de la crisis de deuda soberana y al incremento de la volatilidad en lo mercados. No es un motivo para desatender, ya que está a la vista la persistente tendencia a la baja del mercado bursátil español que ha encontrado durante meses un nivel de resistencia contumaz en los 3.800 puntos. Como parte del debate algunos observadores afirman que precisamente esta tendencia a la baja hace que los operadores que quieran conservar posiciones sobre valores financieros en el largo plazo pensando en la retribución de sus posiciones por la vía del dividendo se vean más afectados ya que suelen cubrir su riesgo con posiciones cortas para limitar pérdidas por la caída potencial del precio. Es difícil valorar el efecto de la eliminación de las operaciones cortas sobre determinados valores sobre todo en condiciones de imperfección, es decir con mercados que no han eliminado la práctica. Lo que es indudable es que el hecho que se vean afectados los índices perjudica a los operadores que asumen riesgos más ajustados para obtener mayor rentabilidad de su gestión al privarlos de instrumentos de cobertura.

Un banco suizo ha visto una buena veta en la eliminación de las posiciones cortas. Al menos Credit Suisse lo ha hecho. El banco ofrece a sus clientes hedge funds, productos que permiten a los traders replicar ganancias hipotéticas logradas apostando contra índices de bolsas europeas que incluyen acciones afectadas por las prohibiciones de operaciones cortas. El banco ha desarrollado cinco cestas sobre las que se pueden hacer operaciones cortas que “siguen” a los índices europeos lo más de cerca posible, y que están basadas en reemplazar las acciones “prohibidas” con activos correlacionados. De acuerdo con la publicidad del banco los índices así “sintetizados” siguen casi con fracciones de décimas a la evolución de sus modelos.

Estas réplicas permiten por lo tanto hacer coberturas sin apostar en los valores proscritos. Otros grandes brokers de hedge funds como JPMorgan, Morgan Stanley, y Goldman Sachs se han abstenido de intervenir en este mercado que consideran muy sensible. Credit Suisse afirma que ha excluido puntillosamente a los valores contra los que no se puede apostar a la baja en cada mercado. Pese a ello advierte a sus potenciales clientes que deben someter a sus propios departamentos de “compliance” la utilización de estos instrumentos. Lo cual da una idea de lo controvertido que puede ser el tema. Mientras, la limitación para las operaciones cortas sobre valores financieros se han extendido sin un horizonte preciso. Las fuentes bursátiles saben que del veto no se levantará a menos que los mercados se estabilicen, y no parece que eso vaya a pasar en el horizonte próximo.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...