edición: 2808 , Viernes, 20 septiembre 2019
09/06/2011
DIARIO DE LAS REDES SOCIALES

La propuesta de Alemania de aplazar los pagos a Grecia levanta las críticas de los internautas que aplauden la bajada del precio de la vivienda

ICNr

El desplome de las ventas de las vivienda en España y la propuesta de Alemania de aplazar siete años los pagos a Grecia han suscitado la polémica entre los internautas, que consideran que el precio de la vivienda tiene que bajar más y critican al ministro alemán de Finanzas, Wolfgang Schäuble, por aplazar los pagos a Grecia, ya que según ellos, “a Alemania no le preocupa Grecia, sino lo que puede perder con Grecia”.

El sector inmobiliario ya había avisado de la que se le venía encima este año tras el fin de la desgravación generalizada a la compra de vivienda. Y el vaticinio se ha cumplido. La compra de casas ha sufrido en este arranque de 2011 su peor trimestre desde el estallido de la crisis inmobiliaria a mediados de 2007, según los datos del Ministerio de Fomento. De hecho, las 74.540 transacciones inmobiliarias registradas en este periodo suponen el dato más pobre desde que en 2004 el departamento que dirige José Blanco empezó a realizar esta estadística.

Para numerosos internautas que han comentado este artículo, se trata de “una buena noticia” porque la bajada de las ventas hará que “el precio de la vivienda siga bajando hasta alcanzar su valor real. Así, cuanto antes se disipe la burbuja antes saldremos de la crisis”.

Esta opinión es compartida por otro lector que considera que “desgraciadamente, esta burbuja ha afectado a mucha gente que ahora está hasta el cuello. Mantener los precios altos solo va a conseguir alargar más la crisis. En Japón, 15 años después de la crisis inmobiliaria, los precios siguen moderados”.

La noticia publicada por el diario El País y que ha generado cerca de 200 comentarios, continúa diciendo que en porcentaje, el parón en las ventas se ha traducido en un recorte del 30% frente a las operaciones realizadas en los tres primeros meses de 2010 y un 50% con respecto al último trimestre de 2010, cuando el mercado vivía una pequeña época de esplendor que, a la vista de los datos publicados hoy, era más bien efímera. En el arranque del pasado año, el incremento del IVA anunciado para julio de 2010, un impuesto que solo se aplica a la obra nueva y el final de la desgravación para rentas superiores a 24.100 euros brutos anuales animaron a los potenciales compradores. Pero ahora, sin incentivos y con dificultades para acceder a una hipoteca, quedan pocas opciones tanto para vender como para comprar una vivienda.

Según otro internauta, “esta es la evidencia palpable de cómo la política repercute en el resultado económico. Se quitan las deducciones, bajan los precios y el globo se desinfla. Pero mientras tanto, algunos decían que se terminaban las deducciones y que era la última oportunidad, ya que el precio real iba a subir”.

Para conseguir precios de viviendas más accesibles un ‘forero’ propone “que el Gobierno debería comprar parte del stock de vivienda de la banca, a precios mínimos, más o menos a los que la banca te quita tu casa cuando no puedes pagar, y después ofrecerlas como VPO. Esto evitaría que a la larga vuelvan a caer en manos de especuladores. Los precios bajarían aun más, pero eso no es malo, lo malo es no poder pagar una vivienda”.

Otro reconoce que en España “ha habido un negocio bestial a base de las necesidades de la gente ¿Necesitas casa? Pues paga a ayuntamientos, impuestos, licencias, bancos que ponen cláusulas que te condenan a deberles dinero de por vida, notarios ricos, registradores con Ferraris, intermediarios y gente mayor con buenas nóminas que se dedicaron a acaparar viviendas para especular con ellas. Todo a costa del que de verdad necesita casa”.

Con vistas al futuro, se prevé que las caídas en el segundo y el último trimestre del año sean también importantes, ya que fue entonces cuando el sector revivió sus mejores tiempos del boom con más de 150.000 casas que cambiaron de manos en cada uno de estos periodos. No obstante, si la comparación se realiza con respecto a los últimos doce meses, cuando se vendieron 458.748 viviendas, el resultado es de un descenso bastante inferior, del 1,6%. Con este dato sobre la mesa, se "sigue manteniendo la tendencia creciente para 2011, más allá de la caída puntual" del primer trimestre, ha afirmado el director de la Cátedra Inmobiliaria del Instituto de Práctica Empresarial (IPE), José Antonio Pérez, en declaraciones a EP. Esta circunstancia, unida a que el ritmo de compraventas "sigue aumentando lentamente en caseta de obra", pronostica un cierre de 2011 "con ligeros incrementos sobre 2010", ha valorado antes de destacar que "el mercado se sigue moviendo".

Más cauto, el jefe de estudios de idealista.com, Fernando Encinar, no ha descartado que se produzca un "ajuste severísimo" de las ventas ante la posibilidad de que aumenten "significativamente" las dificultades para cerrar operaciones a no ser que se baje el precio. Sin embargo, coincide con Pérez en dejar la puerta abierta a una eventual mejora a lo largo que avance el ejercicio. El dato positivo, subraya, es que a medida que han ido pasando los meses se ha producido una "leve" mejora de las compraventas y, de hecho, en marzo ya casi se situaron en niveles de octubre 2010, aunque todavía se mantienen en niveles insuficientes para hablar de recuperación.

Con vista al impacto de este frenazo en las compraventas fuera del sector, el parón, además, complicará aun más la situación de las entidades financieras, sobre todo de las cajas, ya que siguen acumulando en sus balances un importante volumen de inmuebles -aunque aun tienen más suelo- canjeados por deuda a promotoras e inmobiliarias. La banca fue, precisamente, el agente más activo del mercado a lo largo del pasado año.

Para seguir dando salida al alto número de viviendas vacías, cuyo stock logró reducirse en 2010 gracias a los incentivos fiscales por primera vez desde el inicio de la crisis en 2007, a los vendedores no les queda otra que seguir bajando precios. Según advirtió la semana pasada el Banco de España, la vivienda seguirá abaratándose hasta 2012 e, incluso, hasta principios de 2013. Aún así, según un internauta, “aunque bajen un 30% más de lo que valen ahora, seguirían siendo una estafa. Teniendo en cuenta el salario medio y el nivel de endeudamiento necesario para tener una vivienda digna”.

Según Fomento, la vivienda ha perdido un 15,4% de su valor en los últimos cuatro años. En términos reales (descontando la inflación), la caída llega al 20%, según destacó el director general del servicio de estudios del antiguo instituto emisor, José Luis Malo de Molina. Además, sus cálculos apuntan a que el ajuste se completará en los dos próximos años para situarse en el 30% (cerca del 25% en términos nominales). Según estas previsiones del Banco de España, al descenso de precios le queda por recorrer un tercio del camino, aunque todo apunta a que casi todo el ajuste pendiente se concentrará este año.

Otro internauta cuestiona este porcentaje de caída del precio de la vivienda de un 20%. En su opinión, “teniendo en cuenta que a los trabajadores de este país se les ha congelado o reducido el sueldo en estos dos años, la inflación debe considerarse un elemento encarecedor de la vivienda, ya que hemos perdido poder adquisitivo. Así que esa idea de que el precio ha bajado un 20% es ridícula. Realmente ha descendido un 15%, es decir, nada”.

ALEMANIA PROPONE APLAZAR SIETE AÑOS LOS PAGOS DE GRECIA

Hace sólo dos semanas, el ministro alemán de Finanzas, Wolfgang Schäuble, comparaba una reestructuración de la deuda de Grecia con la quiebra de Lehman Brothers. Pero parece haber suavizado su opinión al respecto: ha propuesto al BCE y al Ecofin retrasar siete años los plazos de devolución de los bonos helenos.

El ministro germano insiste en que bancos e inversores deben colaborar "sustancialmente" en el segundo rescate de Grecia y, en una carta que envió el pasado 6 de junio al presidente del Banco Central Europeo (BCE), Jean Claude Trichet, y a sus colegas europeos, pide expresamente que los vencimientos de los bonos griegos se aplacen siete años. "El mejor resultado se alcanzará a través de un intercambio de bonos que conduzca a la prolongación de la actual deuda soberana de Grecia en siete años", afirma.

Pero los internautas ven en esta petición un trasfondo que tiene poco de ‘solidario’ y sospechan que “a Alemania no le preocupa Grecia, le preocupa lo que puede perder con Grecia y en estos momentos ya ha sido bastante”.

Según la noticia publicada por El Economista, esta medida servirá para que Atenas gane "el tiempo necesario para implementar por completo las reformas necesarias" para reparar su maltrecha economía y "recupere la confianza del mercado". El regreso del país a los mercados de capital en 2012 es "más que poco realista", afirma el ministro germano, y Grecia necesita más ayuda para evitar "el riesgo real de ser el primer default desordenado en la zona euro".

De opinión muy distinta es otro ‘forero’ que señala que “no es Grecia la que tiene que ganar tiempo. Los que tienen que ganar tiempo son los bancos alemanes que tienen los bonos griegos en su balance. Si llevan a cabo un ‘default’, estos bancos, incluyendo al BCE, entrarían en situación de quiebra de manera inmediata. Si cambiamos unos bonos basura por otros igual de basura pero que ‘oficialmente’ se pueden utilizar como ‘colateral’ –término mal traducido del inglés y que significa simple y llanamente ‘aval’-, los balances de los bancos alemanes aparecen relucientes como si esos ‘activos’ en realidad lo fuesen. Trucos contables y financieros que sirven para prolongar la agonía mientras se busca un milagro o cualquier otra solución ‘factible’ que evite la quiebra general y no nos lleve directamente a una hiperinflación”.

Ante ésta situación, un internauta se muestra tajante y considera que “Grecia debe salir ya de la zona euro, manejar su moneda propia y rezar para que aumente mucho el turismo. Fuera de eso, poco o nada se puede esperar”. Para otro lector esta propuesta de aplazamiento es como “tratar de reflotar un buque agujereado. Podrán reflotarlo un tiempo, pero tarde o temprano volverá al fondo del mar”.

 

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...