edición: 2328 , Lunes, 23 octubre 2017
19/07/2011
OBSERVATORIO INMOBILIARIO

La rebaja del crédito promotor de Banesto coincide con los activos inmobiliarios adjudicados

Desde el inicio de la crisis ha reducido un 48% el crédito promotor, pero la nula mora de entonces es ahora del 28,6%, tras duplicarse en el último año y medio
En el primer semestre de 2011 aumentan un 12,5% los saldos problemáticos, con 1.497 millones de créditos dudosos y otros 1.218 subestándar, cubiertos al 34% y al 15%, respectivamente
Ana P Botín, ex presidenta de Banesto, en una intervención en el Foro Económico Mundial
Juan Carlos Martínez

Lo quito de aquí y lo llevo para allá para, al final, llegar a la conclusión de que siguen entrando más activos inmobiliarios de los que salen del balance por las dificultades de los promotores a hacer frente a sus compromisos financieros. Así, los 518 millones de euros que Banesto ha reducido del crédito concedido a los promotores inmobiliarios en el primer semestre de 2011 vienen prácticamente a coincidir con los 540 millones de activos con los que la filial del Grupo Santander ha visto aumentada su cartera inmobiliaria, rebajada al final por lo ingresado por la venta de inmuebles.

Un trasvase de activos que determinan la reducción de ese crédito promotor de 5.453 a 4.935 millones de euros, mientras que el total de activos adjudicados aumenta de 2.950 millones contabilizados a finales del pasado año a 3.357 millones, tras ver cómo entraron esos nuevos 540 millones y sólo salieron 133 millones a través de la venta de unas 800 viviendas. Cantidad perfectamente ajustada a esa barrera de pérdidas asumibles, del 25% en viviendas y del 40% en suelo, coincidentes con las cantidades provisionadas.
 
Datos que llevaron al consejero delegado de la entidad, José García Cantera, durante la presentación de los resultados del primer semestre, a señalar que el riesgo de Banesto con los promotores inmobiliarios se había reducido un 48%. Cierto, aunque no dijo que esa disminución del riesgo a casi la mitad era en relación a la situación que se daba a finales de 2007, justo cuando estalló la burbuja, ni tampoco que entonces los activos adjudicados eran tres veces inferiores a los de ahora.
 
Lo que sí dejó claro es que la tasa de morosidad, de ya casi el 29% que acarrean los créditos a los promotores, va a seguir aumentando en los próximos meses “mientras no haya crecimiento económico” y que será necesario dotar con más provisiones las futuras pérdidas, como los 49 millones adicionales provisionados hasta junio para reforzar la cobertura de créditos fallidos y otros activos deteriorados. Una morosidad que ha crecido de manera exponencial desde el cierre del ejercicio 2007, cuando apenas representaba el 0,07%, y que, en el último año y medio, se ha duplicado.
 
Se curaba en salud García Cantera ante la que se avecina. Más pérdidas futuras en el horizonte con ese aumento reconocido de los créditos de dudoso cobro –los que ya han entrado oficialmente en mora–, y esos otros catalogados, de forma voluntaria por la entidad, como subestándar, que en muchos casos también acabarán siendo dudosos. A pesar de que el conjunto del crédito a los promotores se vio reducido en 518 millones de euros en el primer semestre de 2011, estos saldos problemáticos se incrementaron un 12,5% en el mismo periodo, con 1.497 millones dudosos y 1.218 como subestándar, cubiertos al 34% y al 15%, respectivamente. La caída en dudosos de los todavía considerados como subestándar obligaría a realizar otra provisión de otros 200 millones. Un riesgo que, no obstante, consideraba el consejero delegado “se ha acotado, es manejable y se está reduciendo por debajo de las tasas del sector”.
 
En esta gestión inmobiliaria existe un elemento positivo para Banesto, como es el alcance del crédito concedido para financiar la compra de suelo –el activo de más difícil salida en la actual situación del mercado– que, tras alcanzar el 37% a finales de 2010, se ha reducido hasta el 32% entre enero y junio, en el nivel de los 1.585 millones de euros. Y un lunar, el que se cierne en relación a las garantías existentes sobre esa masa crediticia al promotor, al disminuir en cuatro puntos, al 89%, los préstamos respaldados por una garantía real –bien sea el propio suelo, edificios ya construidos o ejecutados a medias u otras prendas–, y, por tanto, aumentar los cubiertos por simples garantías personales.
 
Los 540 millones en activos inmobiliarios incorporados durante el primer semestre están en línea con los 1.082 que entraron durante todo 2010. La diferencia estriba en que, mientras en el conjunto del pasado ejercicio se logró dar salida a inmuebles por 431 millones de euros, la evolución en este ejercicio se encamina hacia una venta que permitirá desprenderse de bienes por un valor no superior a 250 millones.
 
Una muestra de la acumulación de estos activos provenientes de daciones de pago o de impagos por parte de promotores y particulares se puede comprobar en la página web casaktua.com. Portal donde se ofrecen ya casi 7.300 inmuebles, en su mayoría viviendas de segunda mano o a estrenar, aunque también figuran más de 800 plazas de garaje y un centenar largo de cuartos trasteros. Además, Banesto adelanta también las características de otras 100 viviendas que acaban de ser ejecutadas y cuya subasta tendrán lugar en las próximas semanas.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2017 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...