edición: 2662 , Viernes, 22 febrero 2019
11/01/2010
OBSERVATORIO DE MERCADOS EXTERIORES

La recesión ha llegado a su fin en Francia pero la recuperación será modesta durante tres meses

CRÉDITO Y CAUCIÓN
Con un crecimiento del PIB del 0,3% en el tercer trimestre, la recesión ha llegado técnicamente a su fin en Francia. Las exportaciones francesas se han beneficiado del repunte del comercio internacional, con un aumento de la producción manufacturera de un 3,3% en el tercer trimestre de 2009 en relación con el trimestre anterior. Los nuevos pedidos industriales se incrementaron un 8,7%, impulsados por el crecimiento de la demanda exterior (+14,2%), y por lo que respecta a los pedidos de automoción, el incremento ha sido de un 36%. Dicho esto, según el INSEE (Instituto Nacional de Estadística y Estudios Económicos de Francia), el nivel trimestral de los nuevos pedidos industriales seguía siendo un 15,3% inferior al del año anterior.

La demanda privada mantiene su dinamismo, con un aumento del consumo doméstico de productos manufacturados del 2,4% en septiembre y del 1,1% en octubre. El desempleo se ha estabilizado en el tercer trimestre de 2009, situándose en el 9,5%. Se prevé que el poder adquisitivo mejore un 2,1% en 2009 gracias a la baja tasa de inflación y a las ayudas estatales.

En general, la industria francesa sigue sufriendo de una sobrecapacidad productiva, con una tasa de utilización de la capacidad productiva por debajo del 71%. Se prevé que el gasto de capital sufra un descenso del 22% en 2009, siendo el crecimiento del crédito corporativo negativo en los tres meses hasta el final de noviembre. En octubre el volumen de préstamos a empresas se redujo en un 24% interanual. Esta tendencia es incluso más marcada en el caso de los préstamos a corto plazo, pero los créditos al consumo y los préstamos hipotecarios se han estabilizado, gracias a la bajada de los tipos de interés.
 
Según el último estudio de Crédito y Caución, cerca del 66% de las empresas francesas consideraban el comportamiento de pago doméstico “malo” o “regular”. En general, las empresas francesas valoran más positivamente el comportamiento de pago extranjero que el comportamiento de pago interno. En el verano de 2009, el plazo medio de pago en Francia era de 38 días, frente a los 46 días en el invierno de 2008/2009. Se prevé que el índice de insolvencias de empresas alcance su máximo en 2009, con cerca de 68.000 expedientes de quiebra, un aumento del 17% respecto de 2008. Casi todos los sectores se ven afectados por este hecho, salvo el sector de la alimentación y la agricultura. La Frecuencia de Impagos Esperada en Francia aumentó ligeramente (en 2 puntos básicos) en octubre de 2009, después de ocho meses consecutivos de mejora. La EDF sigue estando por encima de su nivel a largo plazo, lo que indica un alto riesgo de impago entre las empresas seleccionadas.

ANÁLISIS SECTORIAL: AUTOMOCIÓN Y SECTOR MINORISTA

Desde otoño de 2008, la automoción francesa ha sufrido una reestructuración y reducción masivas de la capacidad productiva.  No obstante, en el tercer trimestre de 2009, hemos observado indicios positivos con un incremento en la fabricación de automóviles del 20% en relación con el trimestre anterior. La venta de coches aumentó un 20% en octubre, y desde principios de año, el mercado de la automoción ha mejorado un 4%. No obstante, no debemos olvidar que esta evolución se debe principalmente al programa provisional de renovación de vehículos. Para los próximos 6 meses, Crédito y Caución prevé un ligero descenso de la fabricación de automóviles. El final de las ayudas estatales, previsto para 2010, ha inflado las ventas artificialmente en los últimos meses. Sin embargo, a pesar registrarse un tercer trimestre positivo, los pedidos recibidos cayeron un 8% en septiembre. La demanda exterior seguirá siendo un elemento clave, pero se prevé que el mercado europeo se contraiga un 10% en el primer trimestre de 2010.

La morosidad en los sectores del transporte y la automoción aumentó en 0,5 días en el tercer trimestre de 2009, estableciéndose, como media, en 13,6 y 11,5 días respectivamente. La tasa de impagos está por encima de la media nacional del 1%, con un 1,9%.

Por lo que respecta al sector minorista, este sector ha demostrado cierta resistencia a la crisis. Tras un verano preocupante, el consumo privado aumentó un 2,4% y un 1,1% en septiembre y octubre respectivamente, un indicio alentador para el último trimestre de 2009. Por consiguiente, si bien la facturación del sector minorista se ha mantenido lineal en el primer semestre de 2009, ha subido un 0,8% en el tercer trimestre. A pesar de los desarrollos positivos globales, las insolvencias en el sector minorista han aumentado un 13,4%, llegándose a 3.500 expedientes de quiebra en el primer semestre de 2009.

Los vendedores deberían prestar especial atención al historial y al posicionamiento comercial de la empresa, así como a su capacidad para ofrecer un servicio dedicado capaz de competir con el comercio electrónico. Dentro del sector, la vivienda y las telecomunicaciones son dinámicas, mientras que las empresas de venta por correo se están enfrentando a graves dificultades. La perspectiva a corto plazo de Crédito y Caución es positiva para el último trimestre de 2009, pero más bien neutral para principios de 2010. A pesar de que hemos identificado algunos indicios positivos, como puede ser el aumento del crédito privado unido a tipos de interés más bajos, el aumento del desempleo y el crecimiento de la tasa de ahorro afectarán al consumo privado a principios de 2010.

LA MODESTA RECUPERACIÓN CONTINÚA

Podemos vislumbrar el inicio de una recuperación, pero se tratará de una recuperación modesta durante al menos los próximos tres meses. El FMI prevé que el PIB se contraiga un 2,4% en Francia en 2009, para repuntar un 0,9% el próximo año. Las inversiones empresariales seguirán siendo bajas en 2010, con un descenso previsto del 3% en el primer trimestre de 2010, ya que se dedicarán los esfuerzos a mantener, más que a aumentar, la capacidad productiva. El consumo privado puede descender ligeramente en 2010 como resultado de una inflación más alta y menos ayudas estatales. La demanda exterior debería mantener su dinamismo, pero la fortaleza del euro frente al dólar puede afectar a la competitividad y a la exportación de Francia. Consideramos que las insolvencias empresariales seguirán aumentando en 2010, pero a un ritmo mucho más lento que en 2009 (en torno a un 2%).

· MÁS INFORMACIÓN

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...