edición: 3094 , Martes, 24 noviembre 2020
07/12/2015

La reducción generalizada de ’ratings’ a nivel internacional anuncia un nuevo aumento de las quiebras

La reducción generalizada de ratings a nivel internacional anuncia un nuevo aumento de las quiebras
Carlos Schwartz
“El ciclo de crédito ha pegado la vuelta y está en retirada buscando solvencia”, afirma a ICNreport una fuente del sector financiero. Los analistas atribuyen a la inminencia de un aumento de los tipos de interés del banco de la Reserva Federal la búsqueda de horizontes de mayor rentabilidad a la vista de que habrá un ciclo de inversiones financieras que estaba ausente en el panorama bancario desde el comienzo de la crisis internacional en 2008. “La visión es un poco simplista, hay que computar en la propia decisión de la Fed, si es que se produce finalmente, la evidencia de que el dinero a coste cero ha llevado a la banca a una política de crédito que ha asumido mucho riesgo en el sector corporativo aunque en Estados Unidos las empresas no se financian exclusivamente a través de los bancos sino mayormente mediante los mercados”, señala una fuente próxima al banco emisor europeo.
La realidad es que la lista de corporaciones en concurso de acreedores ha pasado este mes el umbral de la centena, de acuerdo con diversas empresas de calificación de crédito hay 102 empresas en esa situación de las cuales en Estados Unidos 63. Para mayores males la reducción en las calificaciones de crédito se ha disparado y en Estados Unidos las revisiones a la baja afectan a más de un billón de dólares en deuda corporativa. No ha hecho falta que el concurso de Abengoa se confirme para superar el listón de las 100 corporaciones, más del doble que las registradas en todo 2014.

En España, los buitres llevan todo el año sobrevolando sociedades mercantiles cotizadas y sin cotizar con un saldo alto de deuda corporativa en bonos. Antes de que Abengoa acudiera a los juzgados una cantidad significativa de su deuda corporativa emitida cambió de manos con un descuento sin precedentes, indicio de que un grupo de fondos ha tomado posiciones de cara a una insolvencia definitiva de la sociedad.

No es el único caso. Otras, que han apostado también a que son demasiado grandes como para que se las deje caer, pueden haber equivocado el ciclo político que se abrirá el 20 de diciembre. El hecho que el Banco Central Europeo (BCE) tenga el paso cambiado respecto de la Fed no parece haber aislado a las corporaciones europeas de esta situación. Entre otras cosas porque las empresas vinculadas al sector de la energía padecen las consecuencias de la caída del precio del crudo a nivel global, con sus efectos en cascada por dar solo un ejemplo. Mientras la moda corporativa de hablar de deuda neta sigue creando el espejismo de que esa categoría sumamente estrecha de clasificar pasivos representa de verdad la posición deudora de las sociedades mercantiles.

Todas las empresas españolas con fuertes inversiones en el sector solar se han visto afectadas por los cambios de la regulación en nuestro país. Algunas de ellas han conseguido diversificar la base accionarial de sus filiales reduciendo el riesgo y reforzando capital. Entretanto, la globalización de las empresas españolas que fue considerada una bendición en el pos crash de 2008 supone ahora un quebranto potencial.

La entrada en recesión de un país como Brasil implica entre otras cosas un alto riesgo de cancelación de proyectos y caída de la demanda interna con su efecto sobre el ciclo comercial. El final del auge de los precios de las materias primas ha golpeado de lleno a las economías emergentes, y a otras que no lo son como Canadá y Australia. Vale la pena recordar al respecto que el 25 de septiembre una empresa de calificación de riesgos mantenía para Abengoa el nivel “B perspectiva estable” para calificarla como CC el 25 de noviembre. En Estados Unidos solo tienen calificación triple A ExxonMobil, Johnson & Johnson y Microsoft.

Para los analistas de la financiación corporativa no hay indicios de que el panorama vaya a mejorar, más bien al contrario y una de las fuentes consultadas señala al respecto que “las empresas con deuda por debajo de B van a tener muy serios problemas de refinanciación al vencimiento de sus activos emitidos, y esas dificultades se van a extender en el tiempo hasta 2018 por lo menos. Sin contar con que de aquí a seis meses habrá muchas empresas que pasarán de B a C”.

Una de las diferencias entre las empresas estadounidenses y las europeas es que estas últimas obtienen una parte considerable de su financiación de los bancos. Lo cual quiere decir que el avance de la crisis corporativa va a afectar de lleno a la banca. La idea de que la tasa de crecimiento de la economía española, superado el efecto electoral y sus incentivos económicos como una mayor tolerancia al gasto público por parte de una Administración necesitada de éxitos, está inmunizada respecto del curso de la economía mundial es equivocada hoy tanto como lo era en 1931.

Del curso de la economía mundial dependen las exportaciones españolas y una parte sustancial de los beneficios de las grandes empresas que forman el Ibex 35. Jugar a la inmunidad y la autosuficiencia puede acarrear sorpresas poselectorales. Nada de lo que hemos visto este año puede darse por seguro de forma indefinida más allá de la caducidad de los estímulos fiscales transitorios y el aumento del gasto público. Si no hay una recuperación económica en el resto de Europa y se agudiza la crisis en las naciones emergentes el efecto “mirad a España” se va a disipar en el segundo trimestre de 2016. Desde esta perspectiva que los fondos de alto riesgo tomen posiciones en la deuda corporativa española no es una buena señal, más bien todo lo contrario.

Noticias Relacionadas

Director
Juan José González ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
c/ Real, 3. 40400 El Espinar (Segovia)
Teléfono: 92 118 33 20
© 2020 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...