edición: 3049 , Viernes, 18 septiembre 2020
02/05/2011

La refinanciación de la banca, más difícil y más cara en 2011

Los bancos dijeron esperar que el endurecimiento de las condiciones de crédito para las familias siga durante el segundo trimestre
Carlos Schwartz

Los parámetros para operaciones futuras con deuda pública española (repos) en el mercado que da una parte considerable de su liquidez a la banca local desde agosto de 2010, Clear Net (London Clearing House, LCH) han bajado hasta los 309 puntos básicos para el programa de riesgo SPAN en abril comparados con los 320 puntos básicos publicados el 28 de marzo. El parámetro para la deuda alemana se mantiene invariable desde hace un año en los 163 puntos, y el de Francia en los 125. En diciembre pasado, el nivel era de 335 puntos para la deuda española. Sobre la base de esos parámetros que miden riesgo de precio y liquidez, los operadores de ese mercado calculan sus posiciones. El mercado es sumamente importante para la banca española que ha encontrado en él una ventanilla de liquidez alternativa al Banco Central Europeo. Es esta ventanilla la que le ha permitido reducir de forma sistemática su dependencia de las operaciones de refinanciación a medio y largo plazo del BCE.

Sin embargo, este es un mercado esencialmente de corto plazo, y un dato muy llamativo es que los costes para las posiciones cortas son más bajos que para las largas en la deuda de Grecia y Portugal. Es importante tener en cuenta que estas operaciones en ningún caso suponen traslado del riesgo fuera de los balances.

El coste del mercado es alto y la contribución mínima de los operadores al fondo de riesgo de este sistema de compensación es de un millón de libras. Pero a cambio los bancos han obtenido financiación masiva contra deuda pública española. El mercado es operativo desde luego para todos los tenedores institucionales de dicha deuda, sean o no bancos españoles. Sobre el fin de la pasada semana LCH emitió una circular sobre márgenes en la que estableció incrementos para los márgenes suplementarios en operaciones con deuda de Portugal e Irlanda. Para operar en deuda portuguesa el margen suplementario se ha incrementado del 25% al 35%, y en el caso de la irlandesa el margen suplementario ha subido del 35% al 45% colocándose nuevamente en los niveles previos al pedido de rescate de Irlanda en el pasado octubre.

Fuentes de entidades activas en este mercado señalaron a ICNr sobre el fin de semana que “si los rumores sobre una eventual reestructuración de la deuda griega se mantienen y las posibilidades de un acuerdo sobre la ayuda a Portugal no se materializan en breve los parámetros para la deuda española pueden elevarse nuevamente y afectar al riesgo de un lado y al coste de la liquidez del otro”. La incertidumbre sobre el saneamiento de las cajas de ahorros, la persistencia de los problemas de déficit de financiación autonómica, y ahora una creciente incertidumbre política respecto al desenlace de las elecciones municipales del 22 de mayo complican el cuadro.

El pasado 27 de abril el Banco Central Europeo dio a conocer su encuesta trimestral sobre la evolución del crédito en la UE sobre la base de cuestionarios remitidos a 124 bancos representativos entre países miembros de la zona del euro. El resultado de la encuesta es que las exigencias para la concesión de crédito -'credit standards'- han subido para las corporaciones no financieras (3%) y las familias. En el último caso, el mayor incremento (13%) se refiere a los créditos hipotecarios, mientras que el crédito al consumo manifiesta un endurecimiento de condiciones del 7%.

Los bancos dijeron esperar que el endurecimiento de las condiciones de crédito para las familias siga durante el segundo trimestre del año. El motivo principal aducido por las entidades de crédito para esta mayor rigidez en las condiciones del crédito son las preocupaciones por las posiciones de liquidez de la banca y su acceso a la refinanciación del crédito. "En promedio, pese a una mejoría en los mercados de dinero de muy corto plazo, los bancos del área del euro comunicaron que existe un deterioro en el acceso a los mercados de dinero de plazos más largos que una semana. Al mismo tiempo los bancos de la zona del euro continúan afirmando que, en términos netos, existe un deterioro en la capacidad para acceder al mercado de deuda, pese a que ese deterioro es menos pronunciado que en encuestas anteriores (para activos en los plazos medios y largos). Finalmente y también en términos netos, las condiciones de acceso a la titulización se mantenía en general sin cambios para créditos a familias, pero ha sufrido un deterioro en la titulización de créditos de las corporaciones no financieras.

Así y todo, la habilidad para transferir el riesgo fuera de los balances bancarios se consideraba que había seguido mejorando. Mirando hacia el futuro, los bancos de la zona del euro esperaban que el acceso a los mercados de dinero se hiciera más fácil.

Consideraban que podría mejorar en el segundo trimestre de este año. Por contraste a ello entendían que el acceso a los mercados de activos de deuda podía continuar siendo problemático, aunque es posible que menos que en el primer trimestre. Las condiciones para la titulización de la deuda de las corporaciones no financieras puede seguir deteriorándose durante el próximo trimestre", dice el informe trimestral del BCE.

El lenguaje ambiguo del informe pretende dar una retrato fiel de un conjunto de opiniones, pero el saldo que se obtiene es poco claro. Los bancos de la zona del euro expresan con cierta obstinación dudas acerca de la recuperación de la actividad económica, y afirman que hay una mayor demanda de crédito de las empresas, crédito que se destina a financiación de stocks y a capital circulante, pero también a la inversión en equipamiento. Este último dato supone un vuelco en la demanda de crédito de las empresas no financieras y puede reflejar una mejora de los márgenes empresariales y una mayor demanda en sectores industriales, en particular de la pequeña y mediana empresa.

La lectura que hace el BCE es que esta inversión está en línea con una cierta recuperación económica en la zona del euro. Sin embargo, los bancos son escépticos respecto de la mejoría económica. Aunque lo determinante en las condiciones más duras para el crédito es el temor al riesgo de liquidez y al coste de la refinanciación de sus balances. Pero si bien estas son las opiniones de las entidades, la extrapolación de los datos a los gráficos de barras elaborados por el BCE no indican en ningún caso expectativas de mejoría para 2011, sino más bien un mayor deterioro en la capacidad general de transferir el riesgo de los balances bancarios como una consecuencia de mayores dificultades en la colocación de títulos representativos de créditos hipotecarios y de títulos representativos de deuda corporativa.

Las expectativas respecto de los mercados para los activos bancarios de medio y largo plazo cae fuertemente respecto del último trimestre de 2010. Con lo cual lo menos que se puede decir es que la encuesta está muy lejos de cualquier optimismo, y aunque no está dicho en el documento, es claro que para las entidades ha comenzado a pesar la decisión del BCE de cobrar más cara la liquidez como forma de controlar las disponibilidades líquidas, es decir las variables monetarias cuyo volumen determinan en parte las expectativas inflacionarias de acuerdo con las teorías cuantitativas del dinero.

La banca prevé que el dinero estará más caro y que el ciclo del crédito en estas condiciones se hará más difícil. Por añadidura esperan que se haga más difícil titulizar, o al menos más incierta la colocación de los títulos representativos de deuda. Con esta música de fondo las perspectivas de que en España la Encuesta de Población Activa mejore parecen cuando menos una expresión de deseos. Seguramente habrá una mejoría coyuntural mientras el turismo genera ingresos en el segundo y tercer trimestre, pero el panorama no pinta bien.

Noticias Relacionadas

Director
Juan José González ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
c/ Real, 3. 40400 El Espinar (Segovia)
Teléfono: 92 118 33 20
© 2020 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...