edición: 2616 , Viernes, 14 diciembre 2018
05/03/2012
Los ´head hunters´ no encuentran candidatos

La reforma bancaria de De Guindos bloquea la alta dirección de las cajas por la baja remuneración

Anticipar la devolución de ayudas al Frob para eludir el control estatal
Luis de Guindos, ministro de Economía y Competitividad
Juan José González

Se mantiene el desconcierto entre los altos directivos del sector bancario a quienes el Real Decreto ley de Saneamiento del Sector Financiero (RD) les ha modificado el horizonte salarial de presente y de futuro. Altos directivos de las cajas de ahorros que han recibido ayuda pública mediante el Frob, son los principales damnificados por el artículo 5º (remuneraciones) del citado RD. En principio, según las explicaciones de un técnico del Ministerio de Economía, De Guindos pretendía con la nueva norma una profunda simplificación de los órganos rectores de las cajas por la vía de la limitación de sueldos en las entidades con ayudas. Pero en la práctica, los directivos que antes del RD del Gobierno habían desembarcado en las entidades en crisis, procedentes del sector privado, parecen haberse llevado un revés de difícil encaje. Es el caso del consejero delegado de Novagalicia, César González Bueno, procedente de ING, a quien la citada norma ha partido por más de la mitad la remuneración acordada en su contratación. No es el único ´pillado´ por sorpresa, y tampoco el único que se este planteando su salida.

Aseguran en medios del sector financiero que De Guindos ha importado la idea de una legislación que ha fracasado en la crisis norteamericana, normativa en la que el ministro de Economía español parece haber encontrado la ´inspiración´ para elaborar ese 5º artículo de la reforma financiera. El RD del Gobierno apunta a que las entidades que hayan recibido ayuda del Frob, deberán observar una serie de restricciones en la parte fija de sus remuneraciones a sus directivos y consejeros ´mientras estas ayudas no se devuelvan´, reza la norma. La medida afecta particularmente a las remuneraciones variables de las intervenidas (en las que desaparecen) y de las que reciben apoyo minoritario del Frob, en las que las remuneraciones variables se difieren tres años a expensas de la consecución de los objetivos fijados.

En principio, las cajas de ahorros habían recibido la norma con sorpresa porque no terminaban de entender la restricción, por otra parte, sujeta a un posterior desarrollo reglamentario aún pendiente, precisamente en el que desde varias entidades se pretende influir para limar, suavizar…en definitiva, bajar la intensidad de unas restricciones salariales que más que un ejercicio de limpieza, transparencia o buen gobierno, puede resultar un obstáculo en la contratación de savia privada y de retención del talento. Pero ese plazo de cadencia de tres años, que condiciona la totalidad de la percepción -o premio- variable, puede influir de forma notable en los resultados de las fusiones pues si aquella va a depender de la devolución de las ayudas al Estado, es previsible que uno de las objetivos de la alta dirección sea precisamente acortar el plazo de devolución de las ayudas.

Pues bien, en EE UU la experiencia no funcionó, ha sido un fiasco, especialmente en la relativa a la limitación de las remuneraciones, provocando una fuerte migración de ejecutivos hacia otras entidades libres de la restricción estatal. Por otro lado, la norma supuso un freno decisivo para atraer a altos directivos hacia un sector empresarial necesitado y obligado a algo más a restañar sus heridas, y ofrecer buenos resultados, tanto en las empresas industriales como en las financieras. Si en las primeras la recuperación de las cuentas de resultados fue lenta y compleja, en las financieras la norma de restricción salarial ofreció resultados para todos los gustos, pero en particular uno, que es el que más parece haber calado en la intención del ministro De Guindos para incluir en su reforma: los bancos se apresuraron a devolver las ayudas para levantar y deshacerse del control estatal. Esta parece ser la interpretación mayoritaria de ese fenómeno que supuso la devolución rápida de las ayudas del Estado y que en el caso de Bank of America y de Citigroup, obligaron a sus responsables a explicar a los congresistas cómo habían obrado el milagro en menos de 24 meses.

Las dudas, sin embargo, están atacando en las últimas semanas con fuerza a una veintena de altos directivos embarcados en la reordenación del sector financiero español y las empresas de selección de directivos –head hunters- no saben de dónde sacar candidatos para reflotar entidades financieras porque una de las variables de la contratación ya esta fijada en RD.

Pero qué sucederá si, al final, la devolución de las ayudas del Frob depende de la remuneración de los directivos encargados de sacar las entidades a flote.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...