edición: 3098 , Lunes, 30 noviembre 2020
03/07/2014
LA OREJA DE LARRAZ

La reforma fiscal rechaza que las retribuciones de los administradores sigan considerándose donativos por la Inspección

Javier Ardalán

En materia de gastos no deducibles, se aclara que no tienen la consideración de donativos o liberalidades “las retribuciones a los administradores, por el desempeño de funciones distintas a las correspondientes a su cargo, con independencia del carácter mercantil o laboral que se atribuya a su relación con la entidad”. De esta forma es de esperar que se resuelvan los problemas interpretativos que vienen restringiendo la deducción, como es la doctrina del vínculo, doctrina jurisprudencial que considera que cuando en la misma persona confluya el cargo de administrador con el ejercicio de funciones ejecutivas de alta dirección, prevalece la vinculación mercantil como administrador sobre la relación laboral como alto ejecutivo.

La Agencia Tributaria ha puesto en marcha una campaña de actuaciones inspectoras al objeto de verificar la correcta deducibilidad de los conceptos por rendimientos obtenidos por los administradores sociales en el Impuesto de Sociedades de la empresa de los cuatro años anteriores, que son los ejercicios abiertos a Inspección.

Mientras, la Audiencia Nacional, en sentencia de 3 abril de 2014, ha establecido que la Cuenta de Pérdidas y Ganancias debe incluir "necesariamente" la retribución correspondiente a los administradores sociales al ser ésta un gasto más de la empresa para la obtención de los beneficios, según establece una sentencia.

El ponente, el magistrado Guerrero Zaplana, estima que cuando el administrador es al mismo tiempo accionista mayoritario, declara que es necesario distinguir a efectos de la deducción por el Impuesto sobre Sociedades cuando la retribución satisfecha es consecuencia de la prestación de servicios o cuando es mera retribución de capital, para lo que exige que resulte probada la prestación de los servicios que se retribuyen.

Por otra parte, el Proyecto de Ley de modificación de la Ley de Sociedades de Capital introduce novedades en el régimen legal de las retribuciones a administradores. Es un cambio especialmente relevante, ya que se trata de una regulación de las remuneraciones de los administradores.

La ley obliga a que los estatutos sociales establezcan el sistema de remuneración de los administradores por sus funciones de gestión y decisión, con especial referencia al régimen retributivo de los consejeros que desempeñen funciones ejecutivas. Estas disposiciones son aplicables a todas las sociedades de capital. Sobre la distinción entre el cargo de administrador “como tal” y la figura del consejero con funciones ejecutivas.

 Se continua presumiendo que el cargo de administrador es gratuito, excepto en las sociedades cotizadas, en las que operará la presunción de retribución del cargo, En estas se someterá a la junta general de accionistas la aprobación de la política de remuneraciones, que tendrá carácter plurianual, como punto separado del orden del día. En el marco de dicha política de remuneraciones, corresponde al consejo de administración fijar la remuneración de cada uno de los consejeros.

De esta forma se garantiza que sea la junta general de accionistas la que retenga el control sobre las retribuciones, incluyendo los distintos componentes retributivos contemplados, los parámetros para la fijación de la remuneración y los términos y condiciones principales de los contratos.
Finalmente, se ha considerado oportuno incluir un régimen transitorio para aquellas novedades de mayor relevancia y que puedan requerir cambios estatutarios u organizativos; y se ha modificado la Ley 24/1988, de 28 de julio, del Mercado de Valores, para atribuir a la Comisión Nacional del Mercado de Valores las competencias necesarias para llevar a cabo la supervisión de algunas de las cuestiones que se introducen o se modifican en esta ley y que resultan de aplicación a las sociedades cotizadas.

El importe máximo de la remuneración anual del conjunto de los administradores en su  condición de tales deberá ser aprobado por la junta general y permanecerá vigente en tanto no se  apruebe su modificación. Salvo que la junta general determine otra cosa, la distribución de la retribución entre los distintos administradores se establecerá por acuerdo de éstos y, en el caso del consejo de administración, por decisión del órgano, que deberá tomar en consideración las funciones  y responsabilidades atribuidas a cada consejero.

La remuneración de los administradores deberá en todo caso guardar una proporción  razonable con la importancia de la sociedad, la situación económica que tuviera en cada momento  y los estándares de mercado de empresas comparables. El sistema de remuneración establecido  deberá estar orientado a promover la rentabilidad y sostenibilidad a largo plazo de la sociedad e incorporar las cautelas necesarias para evitar la asunción excesiva de riesgos y la recompensa de resultados desfavorables.

Noticias Relacionadas

Director
Juan José González ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
c/ Real, 3. 40400 El Espinar (Segovia)
Teléfono: 92 118 33 20
© 2020 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...