edición: 2493 , Jueves, 21 junio 2018
10/01/2014
Pesimismo en las cuentas

La rentabilidad bancaria se aplaza a 2015

El capital `fresco´ institucional puede aliviar, en parte, la morosidad en un año de transición
Juan José González

El sector bancario español parece haber comenzado el ejercicio con excesivo silencio. Expresivo low profile que no trata de esconder el temor a la reválida que a mediados de año deberán superar todas las entidades europeas con unos nuevos y más exigentes test en el Banco Central Europeo. Se trata de ganar las primeras semanas del año en tanto se pergeñan las presentaciones de resultados, momento en el que las entidades descubren tímidamente algunas cartas que figuran en sus planes estratégicos. Una de ellas, la vuelta a la rentabilidad, se presenta como uno de los asuntos más complejos mientras la morosidad se mantenga en tasas del 13% y previsiblemente al alza. A la rentabilidad no ayudará tampoco el menor peso de la deuda en cartera, hasta ahora una de las aportaciones más seguras a la cuenta de resultados. Como tampoco ayudarán los bajos tipos de interés, dañando la rentabilidad de los casi 583.000 millones de euros del sector en préstamos hipotecarios, ni el desendeudamiento de las empresas. La banca española, a pesar de haber superado la asignatura de la solvencia, seguirá obligada a mantener en 2014 fuertes provisiones para cubrir créditos en riesgo, sin perder de vista posibles cambios normativos tras las pruebas de estrés y que pueden afectar al reparto de dividendos.

Y en ese silencio, también frío, propio del invierno, la banca española no contempla 2014 como el ejercicio de la recuperación de la rentabilidad que, aunque figure como preeminente en los objetivos estratégicos de todas las entidades, no es el principal: la búsqueda de la rentabilidad se mantiene pero no se espera que regrese a tasas superiores al coste del capital hasta 2015. Esta es la fecha que barajan las entidades como la más previsible para recuperar la normalización del sector, un escenario que se espera dejen despejado las entidades en las próximas presentaciones de resultados. Por tanto, la rentabilidad del sector bancario quedará pendiente de las provisiones por la morosidad.

Con esta asignatura pendiente, la banca parece haber dejado atrás el año de la reestructuración del sector, pero no así sus efectos, que se mantendrán en 2014 y que serán más notorios en las entidades que han integrado activos procedentes de las fusiones. Un ejercicio, por tanto, en el que la banca se ha centrado en reforzar el capital hasta llegar a cumplir con las recomendaciones de los organismos internacionales y que, previsiblemente se mantendrá en la misma labor a lo largo de los próximos meses. Por tanto, el horizonte del sector bancario español queda limitado, en una primera etapa, al primer semestre, momento en el que las entidades ya contarán con mayor información sobre los resultados de las pruebas de estrés.

La segunda etapa del año dependerá en buena parte del ritmo de la economía, si mantiene la recuperación o si acelera el crecimiento, sin dejar de considerar algún contratiempo de los mercados o de Bruselas. Cualquiera de los tres escenarios es analizado por los expertos, más positivos y, por tanto, proclives a una mejora en las condiciones que afectan a la actividad bancaria. Los analistas del sector apuntan, sin embargo, a que la clave de las cuentas de la banca en 2014 se centrará en reducir la morosidad así como la vuelta al crédito empresarial.

Con todo, 2014 no pasará de ser mejor ejercicio que el anterior y será considerado como el de transición en la recuperación de la rentabilidad. Es la opinión más generalizada de los expertos del sector, para quienes las dudas sobre la coyuntura económica interior seguirá siendo una de las amenazas más serias a las que tendrán que hacer frente las cuentas bancarias.

Mientras tanto, habrá que contar con una fuerte actividad de las operaciones institucionales, con la aparición de nuevos inversores interesados en entrar en un mercado español más saneado y unas entidades financieras también más receptivas a la entrada en caja de capital fresco, un movimiento que en los últimos meses se ha consolidado como una tendencia que apunta a que tendrá continuidad en los próximos meses. Capital fresco que se convertirá en plusvalías.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...