edición: 2615 , Jueves, 13 diciembre 2018
04/11/2016
banca 
`Calentar´ el mercado

La rentabilidad bancaria seguirá cautiva de la recuperación del inmobiliario

La losa de los activos improductivos, una carga que impide la recuperación de los balances bancarios
Juan José González
La `carga tóxica´ inmobiliaria sigue haciendo estragos en los balances bancarios de las entidades españolas. Son los "Activos improductivos", suma de "Inmuebles adjudicados" y "Créditos problemáticos" del sector inmobiliario, y los "Créditos refinanciados o reestructurados". En total, unos 220.000 millones de euros considerados por el sector como improductivos. La cifra supone situar a España en el segundo puesto de la clasificación sobre la `toxicidad´ en los balances bancarios, tan solo superada por la banca italiana, al tiempo que muy alejada de los bancos de Alemania y Reino Unido. Los datos vienen a conformar la foto actual: que el peso de la losa inmobiliaria sobre los balances bancarios no permite la recuperación de su rentabilidad. El sector, aunque cuenta con un elevado nivel de provisiones sobre estos activos -del 45%- sigue reflejando un balance negativo.
En los nueve meses del presente ejercicio, de los 40.000 pisos vendidos, procedentes de las carteras de las entidades financieras, el sector se ha repartido 2.500 millones de euros de pérdidas, consecuencia de la venta a pérdida de las transacciones inmobiliarias. La cifra se ha podido conocer tras la presentación de las cuentas y balances bancarios correspondientes a los nueve meses de 2016. Es uno de los problemas que más pesa sobre el negocio bancario, a pesar de que los responsables de las entidades bancarias hayan puesto el acento de la caída generalizada de los beneficios en los efectos de las divisas y los tipos de interés históricamente bajos, en cero o negativos.

Algunas entidades, las más perjudicadas por la voluminosa carga de adjudicados, hoy en pérdidas pero fuera de balance y gestionados por la Sareb, aseguran que los activos improductivos, estimados por los analistas en más de 220.000 millones de euros, son la tercera pata que lastra de rentabilidad del negocio. Y hasta tal punto es una losa de gran calibre que si el sector fuera capaz de deshacerse de toda la carga tóxica, doblaría su rentabilidad, dado que recuperaría provisiones y reduciría costes financieros.

Sin embargo, los objetivos que recogen los planes de Sareb y de las propias entidades bancarias, indican que el cumplimiento de los plazos previstos de las ventas no se va a producir tampoco al cierre de 2016, a pesar de que el balance final de la Sareb muestre los frutos del trabajo intensivo desarrollado por la sociedad en el ejercicio. Labor que no parece ser reconocida por todas las entidades bancarias, cuyo nivel de quejas hacia la Sareb guarda relación con el peso de los activos improductivos en sus respectivas cuentas.

Con todo, el sector bancario reconoce que el esfuerzo para recuperar la rentabilidad del negocio pasa por una campaña intensiva de acciones comerciales para la venta de inmuebles, pisos, edificios y solares que forman el grueso de los activos improductivos. En los últimos meses, los socios de la Sareb han intensificado la presión sobre esta sociedad para acelerar la salida de activos tóxicos que le fueron traspasados. La respuesta de la sociedad de gestión de activos es la puesta en marcha de nuevas ofertas comerciales que seguramente reducirán la cartera de activos pero que difícilmente lograrán plusvalías.

Contrasta este interés en cerrar la herida inmobiliaria con la campaña intensiva que desarrollan estos meses los intermediarios inmobiliarios, tanto de los pertenecientes a las propias entidades bancarias como los independientes. La campaña persigue la creación de expectativas positivas en el sector, la recuperación de los precios inmobiliarios y de la que los expertos advierten que no es generalizada, si no muy localizada en áreas concretas, caso de Madrid y Baleares. En el resto de las comunidades autónomas, la recuperación parece estar lejos de la realidad tanto en número de transacciones como en nivel de precios.

Por eso, estaría más cerca de la realidad si se habla de avances en el sector -tanto en la construcción de nuevas viviendas como en la venta de inmuebles- que de recuperación de los precios y del regreso a las ganancias. Difícilmente lograrán su objetivo las campañas para `calentar´ el mercado inmobiliario mientras el sector bancario no mejore en crédito y el mercado laboral mantenga su crecimiento. De lo contrario, no habrá campañas suficientes para compensar la depreciación del sector inmobiliario -en torno al 45% de media desde la explosión de la burbuja.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...