edición: 2512 , Miércoles, 18 julio 2018
06/03/2013
Los contactos entre EON y Endesa son expresión de la necesidad de cambios estratégicos

La reorganización del mercado energético europeo carece de una orientación clara que puede ocasionar un retroceso

Carlos Schwartz

De acuerdo con una fuente del sector europeo de la energía la primera eléctrica alemana por facturación, EON, ha mantenido contactos con la compañía Endesa para adquirir de esta última algunas operaciones. La fuente no fue capaz de precisar si estos contactos se han acabado o si prosiguen. Señaló sin embargo que hasta ahora han resultado infructuosos. Otra fuente de medios financieros que dijo estar al tanto de los contactos sugirió que el interés de EON era la adquisición de activos en países emergentes. Endesa ha hecho un profundo reordenamiento de sus activos en América Latina convirtiendo a Endesa Chile en cabecera de sus operaciones iberoamericanas.

Los cambios en los planes energéticos de Alemania, que cerró la mitad de sus 17 plantas nucleares hace dos años tras la crisis de Fukuyima en Japón, y que ha fijado el cierre de las plantas restantes en 2022 ha trastornado el modelo de negocio de las grandes eléctricas del país. Las dos principales eléctricas alemanas, EON y RWE, han debido decidir una estrategia alternativa a la explotación del mercado local para mantener el margen de beneficio y su expansión. Ambas compañías miran con suspicacia el marco regulatorio y de subsidios que intenta hacer rentable la energía renovable en el país. Mientras EON ha decidido una expansión internacional y ha puesto pie en Brasil y Turquía.

En Brasil se ha asociado con el controvertido empresario Eike Batista con actividades en energía, minería, logística y petróleo. El grupo denominado EBX tiene una filial de energía denominada MPX. La sociedad conjunta es propiedad de MPX y EON al 50%. A su turno este joint venture tendrá el 50% de las centrales eléctricas ya aprobadas para la generación de 11.000 MW en Brasil. Sin embargo la sociedad MPX-EON sufrió en 2012 un traspié en Chile cuando la Suprema Corte de Justicia del país bloqueó definitivamente el proyecto de construir una central termoeléctrica de 2.100 MW de potencia a un coste de 5.000 millones de dólares. La posibilidad de una desarrollo más rápido en los mercados de América Latina dependerá de la posibilidad de adquirir activos de otras empresas en la región. Desde este punto de vista no es sorprendente que EON haya tomado contacto con Endesa. Pero si las conversaciones no han prosperado es razonable pensar que toque otros timbres. EON también ha entrado en Turquía tras obtener el 50% de la eléctrica Enerjisa por el canje del control de centrales en Bavaria con su socio austriaco Verbund, antes copropietario de la eléctrica turca.

La competidora de EON, RWE, por su parte, ha decidido vender sus activos en el sector de la prospección y producción de gas y petróleo. La empresa estudia la venta de su filial RWE Dea que opera en hidrocarburos. La filial contribuyó el año pasado con 1.800 millones a las ventas totales de 53.200 millones de euros de la eléctrica. Las operaciones en hidrocarburos de la eléctrica se extienden a 14 países, que incluyen Noruega, Reino Unido y Alemania para el gas y Noruega, Egipto y Alemania para petróleo. Además de construir infraestructuras para petróleo en Libia y Argelia, la empresa tiene licencias de exploración en otros siete países. RWE anunció el año pasado su retirada del proyecto de gasoducto Nabucco, una operación ambiciosa para independizar a Europa del suministro ruso de Gazprom trayendo gas del Cáucaso.

La decisión de vender esa participación está estrechamente relacionada con la fuerte incertidumbre sobre el apoyo político europeo a las centrales eléctricas térmicas alimentadas por gas que fueron una alternativa menos contaminante que las tradicionales térmicas de carbón.
El impulso a la utilización de energía renovable para la generación eléctrica, ha dejado en el olvido la política de apoyo al gas lo que ha determinado que el precio del combustible haga poco rentables a las centrales que lo queman. La consecuencia inmediata ha sido el abandono progresivo de la explotación del gas y la revisión de muchos planes de inversión en torno a este combustible. Las eléctricas alemanas han advertido que los cambios en su mercado interior han afectado sus perspectivas de ingresos, y RWE ha anunciado que sus previsiones de beneficios para 2013 son “peores que en el pasado”.

El consejero delegado de RWE, Peter Terium, anunció que la empresa mantiene su determinación de ser más sostenible, más robusta y más internacional, pero que ese objetivo sería más lento debido a los menores ingresos previstos. Está a la vista que la compañía ha decidido hacer caja. Habrá que ver si el incremento de tesorería se aplicará a reducir deuda o a compras en el exterior. De momento sale del gas y el petróleo, incluyendo la otrora inversión estrella del gasoducto Nabucco que promovió con mucho entusiasmo cuando el abastecimiento europeo de gas ruso parecía un cuello de botella.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...