edición: 2598 , Lunes, 19 noviembre 2018
05/11/2009
Encuesta de la Agencia Europea

La salud y la seguridad en el trabajo se resienten por causa de la crisis

El salario y la seguridad laboral son los factores más importantes para los europeos a la hora de buscar trabajo
Beatriz Lorenzo

No sólo ha traído consigo incertidumbre, caída del consumo o desempleo, con 21,8 millones de personas en paro. La crisis económica también está afectando de manera negativa a la salud y la seguridad de los trabajadores, que se ven más presionados que nunca ante la incertidumbre de ser víctimas de alguno de los numerosos ERE que se suceden día tras día. La Agencia Europea para la Seguridad y la Salud en el Trabajo (EU-OSHA) acaba de publicar los resultados de una encuesta de opinión en Europa cuyos alarmantes resultados indican que seis de cada diez europeos están convencidos de que la desaceleración económica mundial deteriorará las condiciones de trabajo, en materia de salud y seguridad. A la par, una mayoría significativa de los encuestados-el 75%-consideran que la mala salud de los trabajadores está causada en gran medida con la presión y el empeoramiento de las condiciones derivadas de la crisis.

Un 62% de los hombres reconoce que en los últimos años han mejorado las condiciones de salud y seguridad, pero ese porcentaje se queda en un 52% de las mujeres, que no ven esos avances tan claros, porque un 39% de las mujeres tampoco se siente informada de manera adecuada sobre los riesgos. Destaca, en conjunto, que tres de cada cuatro encuestados de los veintisiete estados de la UE confirma que «la mala salud que sufren es fruto del trabajo que realizan». Muestran, además, carencias en materia de prevención de riesgos laborales, más en estos momentos de crisis económica.

Jukka Takala, director de la Agencia Europea para la Seguridad y la Salud en el Trabajo, exhorta a las empresas a invertir en la salud de sus trabajadores. «La crisis financiera puede llevar a las compañías a ignorar o minimizar la importancia de la seguridad y la salud en el trabajo. Se corre el riesgo incluso de que las empresas se planteen recortar las inversiones en seguridad y salud en el trabajo». Takala señala que el objetivo de la Agencia Europea es «convencer» a los empresarios de que «no tiene sentido economizar a corto plazo, cuando el precio no es sino incrementar los problemas a largo plazo. Nuestro trabajo es la prueba de que, cuanto más saludables, más productivos son también los puestos de trabajo».

ESLOVENOS, LITUANOS Y GRIEGOS, LOS MÁS PREOCUPADOS

La encuesta aclara también que dentro de la UE eslovenos, lituanos y griegos son que están más preocupados por el hecho de que la crisis económica desvíe la atención de los empresarios en materia de seguridad y salud en el trabajo. Siete de cada diez suecos, portugueses, chipriotas, estones y franceses consideran que la crisis económica afectará a la calidad de la salud y prevención en el trabajo. Mientras que en Italia, Bélgica, Letonia, Países Bajos, Rumania, Hungría y Estado español son seis de cada diez los que muestran esa preocupación. Este grupo se encuentra en la media europea.Los trabajadores menos preocupados se encuentran en Malta, Dinamarca y Polonia, ya que sólo cuatro de diez consideran que les afectará la crisis.

En España, un 29% de los encuestados considera que la crisis económica afectará «en gran parte» a las condiciones de seguridad y salud en el trabajo. Este porcentaje es de los más elevados, junto con Lituania (46%), Grecia (42%), Portugal (32%) y Estado francés (33%). Por género, el 62% de los hombres confiesa ese importante deterioro, mientras que las mujeres se quedan en el 59%. Los trabajadores con edades inferiores a 55 años son los más preocupados por la crisis en el Estado español.

En Francia los trabajadores están más preocupados por el efecto de la crisis en la salud, ya que un 72% cree que afectará de forma negativa. Las mujeres elevan la preocupación hasta el 77%,. mientras que los hombres se sitúan en el 68%. Por grupos de edad, en el Estado francés, quienes más preocupados se encuentran son el grupo de edad de entre 35 y 54 años, ya que tres de cada cuatro considera que tendrá un efecto claramente negativo en las empresas.
El salario y la seguridad laboral compiten en importancia a la hora de encontrar un empleo. Sólo tres de cada diez encuestados otorgan prioridad a la salud, un hecho que aprovechan los empresarios para abstenerse de invertir en mejoras productivas que deriven en  mayor seguridad y salud de los trabajadores.

 En cifras, el 52% de los encuestados otorga prioridad a «la seguridad de no perder el empleo»; el 51% se fija en el salario; el 47% en la seguridad y las condiciones de trabajo saludables; mientras que sólo un 25% afirma condicionar el empleo a la jornada laboral.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...