edición: 2657 , Viernes, 15 febrero 2019
11/11/2010
BOLSERIAS

La sombra del rescate escocés

El Ibex 35 baja 0,84% y cierra en los 10.149 puntos
Juan José González

La incertidumbre se cobra las huellas del último rally y se paga a golpe de recortes. Tiene razón el aserto que asegura que el dinero es de naturaleza miedosa. Y miedo es el que reflejan en sus caras y carteras los operadores y los inversores. Situación similar a la cuesta de enero. Temores a un desplome en toda regla con Estados serios y menos serios en apuros por default. Las deudas de los llamados periféricos es una amenaza para los mercados. Mal ambiente en un escenario que pone a prueba falsas solvencias. Wall Street no aportó más que inseguridad y un profit warning empresarial, nada menos que Cisco. Y se armó el… Europa dio la espalda a las tecnológicas (excepto a Siemens) y al sector financiero, que ya venía con muy mala cara de días atrás. El selectivo intentó aportar su grano de arena con dos buenos resultados; Telefónica y Repsol. No fue posible porque el mar de fondo emite señales preocupantes. Y para mayor desgracia, los líderes del G20 se reúnen para 'lograr' desacuerdos. Los mercados toman nota y retroceden. El selectivo se juega sus diez mil, ¿quién sabe?
· COTIZACIONES

La insistencia de los países ‘periféricos’ en mantenerse en jaque, parece ser la respuesta a los gobernantes que afirmaban hace pocos días, que se estaba saliendo de la crisis. El escenario indica que todos los frentes siguen abiertos, incluso, con alguna incorporación. Los gestores de carteras se abrazan como pueden a algunas plusvalías logradas con sangre y sudor en los dos últimos meses. Hoy los inversores siguen atentos a los resultados empresariales, un goteo a punto de cerrarse y que concluye con un profit warning de importante tamaño: Cisco. Es importante porque arrastra a todo un sector en numerosos mercados. Todo lo contrario sucede con Telefónica y Siemens, dos colosos que en distintos escenarios presentaron sus cuentas. La española rompe pronósticos con un avance en el beneficio del 65,6%, que hubiera sido mayor si una mayor carga de los impuestos por Vivo no hubiera penalizado el resultado final. Siemens gana igualmente y confirma como la española más y mejores dividendos, algo que agrada a los inversores.

El fondo del escenario indica un ruido poderoso e insistente que llama la atención del dinero: la cumbre del G20, centro y foco de todas las miradas. En Seúl se decide, hoy y mañana, el futuro a corto, a medio y algo a largo plazo. Dependen del acuerdo o del desacuerdo de los líderes asuntos que intervienen en la formación de los precios. Divisas, sector financiero, banca, proteccionismo… Así no es ni fácil ni conveniente poner un pie en el mercado. Lo saben los inversores y los gestores, y es por ello que no arriesgan las ganancias.

Excepto el mercado alemán, en el que cotizan Siemens, Thyssen, BMW, Adidas y Volkswagen, hoy todos con ganancias, y Londres, el resto de indicadores registraron pérdidas al cierre, por el castigo a las entidades financieras, las tenedoras, en buena parte, de la deuda de los tres países que viven sus peores horas. El diferencial de la deuda de Grecia cabalga con ritmo intenso hacia los 1.000 puntos básicos –hoy se movía en los 935- Irlanda le va a la zaga con 684 y Portugal en la estela con 480. Cifras que presagian desastre antes que confianza. El diferencial español alcanzó en el transcurso de la jornada los 220 pb. La rentabilidad del bono español a diez años se situó en 4,53%.

En clave local, Sacyr acompañó a Telefónica y Repsol en los titulares. La constructora anunció una ampliación de capital que refuerza sus recursos propios y, por tanto, su solvencia. El mercado aplaudió el movimiento con la mayor subida de la jornada. Se recuperaron al cierre los dos grandes bancos, con pérdidas de consideración en la primera parte de la jornada, aunque no evitaron los números rojos. La energética Repsol recibió el apoyo de numerosas carteras y cerró al alza, mientras que Iberdrola se dejaba más de un punto porcentual al cierre. Otra constructora, esta vez en el lado opuesto, OHL, fue el farolillo rojo de la sesión.

En el mercado de materias primas, el barril de petróleo Brent cedía ligeramente 0,28 % hasta los 88,771 $; la onza de oro se compraba y vendía por 1.413 $, un 0,78 % arriba, y la divisa única europea se cambiaba frente al dólar en 1,367 unidades, mientras que el dólar se cruzaba con el yen en 82,272 unidades. El euribor cerró en 1,546 % en tasa diaria, igual que en las dos últimas jornadas.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...