edición: 2454 , Miércoles, 25 abril 2018
15/10/2014

La tasa a las transacciones financieras se esfuma de la agenda del ECOFIN y se retrasa su aplicación

La aplicación de la FTT hace caer el volumen de la bolsa en Italia un 22% de acuerdo con analistas
Reunión del Econfin
Carlos Schwartz

La reunión del ECOFIN depuró de su agenda el espinoso asunto de la Tasa sobre las Transacciones Financieras (FTT) que tiene en vilo a los mercados de acciones organizados de Europa. El motivo de preocupación es la caída de los volúmenes en los dos países en los que esa tasa se introdujo aunque de forma muy limitada. Los analistas han interpretado la fuerte caída de los volúmenes en la bolsa italiana como fruto de la tasa. En los 18 meses desde la introducción de la tasa en ese país el volumen medio diario de contratación en acciones italianas ha bajado un 22% medido contra el periodo de enero a febrero 2013, mientras el volumen en todos los países de la Unión Europea (sin Italia) ha subido un 11%. El resultado de la comparación en este periodo se agrava cuando se compara contra la media diaria de contratación del 2012 por el cual mientras en Italia bajaba un 12% en el resto de los países de la unión aumentaba un 7%.

La pasada semana los 28 países de la Unión Europea mantuvieron una reunión conjunta con el objetivo de acercar posiciones sobre la FTT, pero pese a cierta animación e torno a este objetivo las iniciativas se han desdibujado. Las últimas dos presidencias de la Comisión Europea han impulsado el proyecto sin embargo la inercia adquirida no ha sido suficiente para superar los conflictos que lo minan. El compromiso tomado para alcanzar un acuerdo a finales de este año y ponerla en funcionamiento en enero de 2016 parece haber quedado fuera del alcance del Grupo de Cooperación Ampliada formado por los once países decididos a la aplicación de la FTT: Alemania, Francia, Italia, España, Bélgica, Austria, Portugal, Grecia, Estonia, Eslovaquia y Eslovenia. Este grupo es lo que ha quedado tras la imposibilidad de impulsar a la FTT como una decisión de toda la UE. El acuerdo solo abarca al mercado de acciones y a algunos derivados. Tras la reunión conjunta se hizo una reservada solo al grupo de Cooperación Ampliada.

Los temas en debate fueron la fiscalidad de los derivados, asunto en el cual el Banco Central Europeo se ha alineado junto con Francia para pedir que sólo sean sujeto de la tasa las acciones; el principio de aplicación por país de emisión o país de residencia; el destino de la recaudación (nacional o comunitaria); la definición de las acciones sujeto de la tasa (la cuestión central es la exclusión de las acciones no cotizadas y las de empresas de mediana o pequeña capitalización) y finalmente la exención o no de los fondos de pensiones a las cargas fiscales que supondrá la tasa. Tras los debates sobre estos temas tanto en la reunión de los 28 como en la de los 11 de la Cooperación, la FTT quedó fuera de la agenda del ECOFIN que se realizó ayer en Bruselas. En septiembre a la vuelta de las vacaciones el ministro de Economía alemán Wolfgang Schauble declaró a las puertas de un ECOFIN que “dadas las divergentes situaciones en los distintos países de la UE, sólo podremos alcanzar un acuerdo que representará un pequeño paso, pero un paso pequeño es mejor que ninguno”. La afirmación desató una respuesta de su contraparte, el austriaco, Hans Joerg Schelling, quien dijo que no tomaría parte en una decisión que fuese una hoja de parra “por motivos políticos para contrarrestar a los perversos especuladores”.

Pero en realidad la cuestión de fondo contra la que reaccionó el ministro austriaco quedó resumida en otra declaración suya: “Si el coste para los bancos, las compañías, y los inversores en acciones son mayores que el beneficio la tasa carece de sentido”. Francia, preocupada por el mercado de deuda pública y la cobertura de riesgos mediante los derivados, aspira a mantener la renta fija fuera del alcance de la FTT, una tasa que ya se aplica en el país con limitaciones. “La gran cuestión es que productos se incluyen y que volúmenes obtenemos” afirmó en aquella oportunidad Schelling. Una referencia a los intentos de Francia y otros países por excluir de la tasa a los instrumentos financieros que se utilizan también para la cobertura de riesgos. Respecto de esta posición afirmó le despertaba curiosidad saber cómo un banco podía diferenciar entre los derivados especulativos y los no especulativos. La cuestión de momento es que todo el trabajo del grupo técnico designado en septiembre para preparar la reunión del ECOFIN de octubre no ha logrado avanzar al quedar el tema fuera de la agenda, lo que hace sospechar a las partes interesadas que no se logrará un acuerdo para fin de año lo que aleja la fecha de puesta en marcha de la tasa.

Uno de los problemas que divide aguas en torno a la TTF es el principio de emisión o residencia, es decir si sólo se aplica la tasa en el lugar de emisión o si se aplica en cualquier lugar del mundo donde resida quien contrate el activos financiero. Esto es lo que crea una paradoja difícil de controlar, ya que si un banco estadounidense entra en un contrato de derivados con un banco chino en Hong Kong y el subyacente es un activo emitido en uno de los 11 países miembro del grupo de Cooperación Ampliada la tasa sería de aplicación. Cómo se controla y de qué forma se ejerce ese derecho no reconocido por terceros países es algo que no está resuelto.

Lo espinoso de esta cuestión ha hecho que no se haya registrado casi discusión sobre el tema desde las reuniones de julio dentro del grupo en el que no hay un consenso claro, de acuerdo con las fuentes que han participado del debate. Una de las preocupaciones manifestada es que si se utiliza el modelo italiano de la TTF por los once de la Cooperación Ampliada se crearía una situación por la cual los contratos de derivados bilaterales (OTC) sobre acciones entre dos partes no residentes en la “zona” serían sujetos fiscales. Por el contrario de aplicarse el criterio de emisión no serían sujetos fiscales. La lista de divergencias aparcada no parece que pueda ser zanjada de aquí a finales de año y por tanto el plazo de enero de 2016 no parece factible.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...