edición: 2451 , Viernes, 20 abril 2018
04/04/2011
Transparencia

La transparencia del sector financiero, una necesidad cada vez más acuciante

Beatriz Lorenzo

En la actualidad, el sector financiero se adentra, a la fuerza en muchos casos, en una nueva era en la que conceptos como desarrollo sostenible, responsabilidad social, y transparencia adquieren la importancia que no tuvieron durante décadas. Las finanzas se han visto las caras con las pautas responsables y conceptos como banca ética o inversión socialmente responsable proliferan cada vez con más fuerza, así como las organizaciones que se encargan de respaldarlas. Las iniciativas en pro de la transparencia del sector financiero se suceden; la más reciente ha ido de la mano de  Consumers International, la federación internacional que pretende dar voz a las necesidades de los grupos de interés.

 La organización ha presentado la “Guía de Monitoreo de Bancos e instituciones financieras”, una herramienta cuya aplicación contribuirá a la transparencia del mercado financiero, reforzando su responsabilidad, favoreciendo un desarrollo económico sostenible y la protección del consumidor.Ciertamente, la transparencia todavía no es un activo que se precie de distinguirse en el sistema financiero global. Recientemente ha concluido un proceso de consulta pública iniciado por Bruselas el pasado año con el fin de establecer un marco europeo por el que las compañías deban incluir la información de pago de impuestos y financiera sobre sus operaciones en terceros estados, desglosada por países, dentro de su informe anual. Una petición a la que se ha negado recientemente la Federación Europea de Bancos aduciendo que la solicitud de la Dirección General de Mercado Interior, en el sentido de desglosar la información solicitada “país por país” no es necesaria.  Motivos como la posición de desventaja competitiva- en relación a otros países en los que no rija esta petición- e información excesiva son también los alegados por la patronal europea Business Europe para negarse a la norma.

CONTRA LA OPACIDAD

Y en el ámbito de la UE, es obvio que los estados miembros y sus economías son cada vez más vulnerables frente a las finanzas globales incontroladas, tal y como se ha puesto de manifiesto con la crisis de las hipotecas subprimes generadas por Wall Street.. La mayoría de los analistas  reprochan a gran parte de las políticas europeas el ofrecer amparo a los paraísos fiscales que compiten en situación muy ventajosa,  con sus especialidades financieras opacas y de escasa o nula tributación, como segundos clientes de la Eurozona tras EE.UU. Pero sin embargo, tal y como asegura Juan Hernández Vigueras, el autor de “La Europa opaca de las finanzas”, la banca privada sigue siendo el gran mal endémico del sistema financiero internacional, ya que según su análisis, el 90% de los ingresos de los estados proceden de los impuestos; siendo evidente que en medio de un posible deterioro de la situación económica esta fuente de ingresos sufre una minoración y los gobiernos se ven entonces obligados a emitir deuda para conseguir financiación, lo que les deja “vendidos” al dictamen de los mercados. Obviamente, cuando la transparencia escasea y parte de la información se pierde, estas situaciones se agravan todavía más.

La propia Comisión Europea constata que la falta de transparencia del sector financiero ha contribuido en gran medida a la crisis financiera de 2008. Por consiguiente, pretende aumentar la transparencia de las transacciones, los productos y los agentes participantes en los mercados financieros.Las autoridades de supervisión, los inversores y los consumidores  han disponer, ante este panorama,  de información más fiable sobre los mercados.

Para incrementar la resistencia del sector financiero, la Comisión aboga regular de forma más eficaz los requisitos de capital de los bancos. Los requisitos de capital constituyen el capital de los bancos y garantizan su solvencia en situaciones adversas. Es fundamental instar a los bancos a aumentar sus requisitos de capital en los periodos de bonanza para que puedan afrontar las situaciones de crisis.


AGENCIAS DE RATING A EXAMEN

Asimismo, la Comisión pretende mejorar la fiabilidad y la calidad de las calificaciones financieras. Expertos como Ahmad Rahnema, profesor del IESE , han profundizado en el tema y se muestran críticos con la actuación de las agencias de rating y no solamente por su discutible papel durante la crisis. También la opacidad preocupa al Rahnema, que reprocha la falta de transparencia acerca de la metodología que aplican para “valorar aspectos cuantitativos”. Los cualitativos, sin embargo, son quedan al albedrío de la opinión de los que trabajan en las agencias.Rahnema recuerda además que tanto la Unión Europea como Estados Unidos han sido muy críticos con la actuación de las agencias de rating y recalca el hecho de que las buenas agencias de rating han de ser independientes, no estatales. El experto aboga por conseguir una regulación mucho más eficiente de las agencias de rating estatales, que se alcanzará, o eso se prevé, a partir de diciembre de este año, a partir del obligatorio registro de agencias de calificación que tendrá lugar en Europa, un paso más hacia la necesaria transparencia en este ámbito.

También muy crítico con la actividad de las agencias se ha mostrado Martin Weiss, que asegura que “Se está haciendo pensar que la deuda de Estados Unidos es sólida y no es así. Su estallido provocará un enorme colapso”. Ciertamente, la desazón acerca del comportamiento y las previsiones a futuro de las agencias de rating se ha disparado durante los últimos tiempos. Incluso el presidente del Banco Central Europeo ha declarado recientemente a “Le Monde” que la Unión Europea precisa de un órgano equivalente a una “federación presupuestaria” para alcanzar un mayor control de las finanzas de los estados miembros.  Trichet pide que esta federación complemente a la que ya existe, la monetaria, un vínculo que para el presidente del BCE sería correcto si se plantea "en términos de control y vigilancia" de las arcas públicas. Pese a todo, Trichet se muestra tibio a la hora de juzgar de forma directa a las agencias de calificación: “ nohago comentarios sobre las agencias de calificación de riesgo. Tienen su propia responsabilidad", concluye el directivo.

Como conclusión, la transparencia- o más bien la falta de ella- se perfila como la necesidad fundamental para el buen funcionamiento del sistema económico. Y es que la falta de confianza, el recelo, no revierte ya en los bancos exclusivamente, salpica también a los entes supervisores, los que debieran estar por encima de toda mácula para asegurar los cimientos de un modelo firme y sostenible. Sin embargo, la opacidad encuentra un feroz aliado: la dependencia de las agencias hacia la banca, que dota de subjetividad a sus opiniones y les resta rigor y veracidad.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...