edición: 2597 , Viernes, 16 noviembre 2018
19/11/2013

La troika pide a la banca más capital

La Comisión Europea y el Banco Central Europeo (BCE) instan a la banca española a "mantener o incrementar" sus ratios de capital para protegerse de la debilidad de la economía.

Son algunas de las conclusiones recogidas en el cuarto y penúltimo informe del programa de rescate bancario español publicado ayer. Además, Bruselas y Fráncfort recomiendan vigilar de cerca el asunto de los créditos fiscales, ya que podría generar problemas fiscales y de Competencia. "Los bancos españoles necesitan seguir políticas prudentes para mantener o incrementar sus ratios de capital", asegura el documento, que da la bienvenida a "la recomendación del Banco de España de limitar el dividendo en efectivo al 25%". 

"Las instituciones de crédito deben persistir en llevar a cabo acciones para reforzar sus ratios de capital y, en particular, retener el mayor porcentaje de beneficios posible", apuntan Comisión y BCE, que citan como factor positivo el pago del dividendo en acciones (script-dividend), ya que no suponen desembolso de efectivo. Ambas instituciones justifican su cautela con dos razones: la dificultad de los bancos para generar beneficios de forma recurrente y la todavía débil recuperación económica.

La generación de beneficios es uno de los elementos clave del saneamiento del sistema financiero español, ya que los planes elaborados por Oliver Wyman confiaban buena parte de la reestructuración a la capacidad de las entidades de ser rentables. "Los márgenes financieros de los bancos han experimentado de forma general una tendencia bajista debido al proceso de desapalancamiento y al entorno de tipos bajos de interés", asegura el informe, que también advierte de que el incremento de la rentabilidad de las entidades este año podría ser un espejismo.

"La evolución positiva de la rentabilidad bancaria en la primera mitad de 2013 ha sido facilitada en algunos casos por algunos factores importantes no recurrentes", como los ingresos derivados del canje de preferentes, el carry trade y la venta de activos". En este sentido, Comisión y BCE recomiendan "vigilar de cerca" la evolución de los márgenes financieros, "con vistas a la aplicación del nuevo reglamento de requisitos de capital de la UE y del examen que llevará a cabo el BCE" el año que vienen a los 128 mayores bancos de la zona euro. 

El informe advierte de que "un área de preocupación para un número de bancos es el elevado volumen de créditos fiscales diferidos registrados en sus balances", que se han ido acumulando principalmente como resultado de las provisiones de morosidad. Comisión y BCE advierten de que "una gran cantidad de los activos fiscales diferidos tendrán que ser deducidos del core tier 1 (capital de máxima calidad), bajo el nuevo reglamento de requisitos de capital de la UE". Y aunque reconocen que "las autoridades españolas están trabajando en legislativas iniciativas para reforzar la absorción de pérdidas de parte de estos créditos fiscales diferidos, y así evitar la deducción", Comisión y BCE advierten de que esta nueva normativa "debe cumplir con el reglamento de requisitos de capital" y recomienda "afrontar con cuidado tanto el impacto fiscal como el ángulo de competencia". Es decir, los ingresos de menos que recibirá el Estado y las posibles distorsiones a la competencia generadas por unas potenciales ayudas públicas ilegales. 

Según el informe, reforzar el capital es la condición necesaria para reactivar el crédito: "A pesar de los significativos progresos alcanzados hasta ahora, la consolidación de la solvencia de los bancos debe continuar para apuntalar el préstamo a la economía real". De hecho, Comisión y BCE apuntan que aunque todos los bancos españoles (menos uno que será absorbido por otra entidad mayor) superan el mínimo regulatorio de capital, cuando se comparan con sus rivales europeos, "no están entre los que tienen las ratios de capital más elevadas". Sin embargo, ambas autoridades destacan que en este aspecto la situación está mejorando: "Si se excluyen los bancos que han recibido ayuda estatal, el nivel total de solvencia de los bancos españoles ha descendido ligeramente en 2012, pero se ha recuperado en la primera mitad de 2013, mientras la calidad del capital se ha incrementado", apunta el informe. De este modo, la ratio de capital total de 2012 se situó en el 11,2%, frente al 12,1% de 2011, pero en el primer semestre de este año ha vuelto subir al 12%. Si solo se mira el core tier 1 (capital de máxima calidad), la ratio alcanza el 10,5% en junio de 2013, frente al 9,4% de cierre de 2012. 

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...