edición: 1701 , Lunes, 27 abril 2015
29/05/2013
El Banco de España calla, otorga

La troika toma las riendas de la reestructuración bancaria

Detectan lentitud en la venta de Catalunya Banc y Novagalicia Banc, que consideran urgentes

Las quejas de la Comisión Europea cuestionando el ritmo de las reformas del Gobierno español ya eran conocidas desde hace tiempo. Conocido también era el malestar existente en la misma institución por la velocidad de ejecución de la reestructuración financiera, debido a los numerosos cabos sueltos a los que las autoridades no conseguían poner fin. Les asiste la razón en algunos casos concretos: Catalunya Banc y Novagalicia Banco, entidades con cierto peso local, con cuantiosas pérdidas, nacionalizadas y pendientes de operaciones de venta que, si bien están en plazo, la Comisión siempre ha mantenido como criterio de actuación el que los problemas deben ser resueltos cuanto antes. En este caso, más aún, si se tiene en cuenta que el sector financiero español nacionalizado `disfruta´ de un rescate orientado a mejorar la salud a través de un saneamiento que situará a las entidades en posición de solvencia, momento en el que deben pasar, mediante procedimiento de venta, a manos privadas.

Los técnicos de la troika, tras examinar las cuentas de las dos entidades, estiman que la velocidad de ejecución de las ventas no se corresponde con las ayudas recibidas y deciden actuar. Las autoridades españolas se han dormido en los laureles. La conclusión se recogerá en el informe final que la delegación de los `hombres de negro´ presentará en el ministerio de Economía, que conocerá con antelación el Banco de España y que, finalmente, llegará a la Comisión Europea. Y es que los técnicos de la troika no se explican (ni les explican) algunas actuaciones de los técnicos españoles, con capacidad de gestión para acelerar las operaciones acordadas.

Sí bien es cierto que en los casos de Ibercaja y Caja3 la Comisión ha dado ya el visto bueno a la fusión de ambas entidades, o la operación de fusión por absorción de Banco Ceiss por la Unicaja de Medel, quedan aún pendientes las ventas al sector privado de Catalunya Banc y Novagalicia Banco, además del proceso de ajuste en Bankia. Para resumir; la troika pisa el acelerador de la subasta (la segunda) en el caso de la catalana, apura la operación de la gallega y se mantiene expectante sobre Bankia, con otros problemas pero con las soluciones en marcha.

Sostienen los técnicos de Bruselas que la operación de Novagalicia Banco, se puede complicar aún más si persisten las diferencias entre las autoridades financieras (Banco de España y Economía) y los intereses políticos locales junto a los accionistas de la entidad (José María Castellano). Como se sabe, las primeras son partidarias del sistema de venta por subasta en la gallega y la catalana, mientras que los accionistas y los políticos prefieren (y en ello están) controlar al comprador, un inversor que garantice al Gobierno gallego el destino de la entidad. 

La troika ha analizado en poco más de una semana media docena de entidades financieras. No ha detectado salvedades, pero deja en su informe motivos suficientes para que las autoridades españolas apuren los deberes en el caso de las nacionalizadas, el núcleo donde se concentran las ayudas y la herida en el sistema financiero que sigue abierta a la desconfianza de las autoridades de Bruselas y otros socios de la Unión. Se trata de un asunto de credibilidad y confianza hacia el Gobierno español en su labor de ajustar la economía y cumplir los acuerdos en el caso del `rescate´ financiero.

El informe de los técnicos `de negro´, seguramente proporcionará la materia suficiente al Gobierno como para que sea más explícito y, sobre todo, resolutivo en el cierre de la reforma bancaria que tanto ansía Bruselas. Así que antes de que concluya la semana es previsible que se conozcan nuevas decisiones sobre el futuro de las dos entidades, la gallega y la catalana, incluso asumiendo que el escenario del mercado no es el más favorable para encontrar un buen comprador. En todo caso, la troika ha decidido tomar las riendas de la reestructuración y da la sensación de que no piensa soltarlas hasta que el Gobierno suelte a las nacionalizadas.

Porque si la digestión del 18% del sector (ahora nacionalizado) genera tanto agobio al Gobierno, no será menor el esfuerzo y las consecuencias si se ve obligado a tragar el plan `B´, la liquidación de las entidades.

Director: Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )
Redacción (redaccion@icnr.es) :

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2015 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...