edición: 2826 , Miércoles, 16 octubre 2019
16/10/2013
LA OREJA DE LARRAZ

La UE contará con un programa de aduanas para los próximos siete años con gran inversión en tecnología punta

Javier Ardalán

El Parlamento Europeo ha aprobado las enmiendas presentadas a la propuesta de Reglamento que crea para el período 2014-2020 un programa de acción para los sectores aduanero y fiscal de la Unión Europea (Programa Fiscus), que empezará a aplicarse a partir del 1 de enero de 2014. El programa de aduanas y fiscalidad comunitaria a partir de 2014 contará con un presupuesto de 777,6 millones de euros y durará siete años.

Sucesor de los programas Aduanas 2013 y Fiscalis 2013, que llegarán a su fin el 31 de  diciembre de 2013, el programa propuesto —de nominado Programa Fiscus— prestará su apoyo a la cooperación entre las autoridades aduaneras y tributarias y las demás partes interesadas y centrará esa cooperación en dos ejes principales: por un lado, la creación de redes humanas y la ampliación de las competencias y, por otro lado, el desarrollo de la capacidad en el ámbito de las tecnologías de la información (TI).

El primer eje potenciará el intercambio de buenas prácticas y de conocimientos operativos entre los Estados miembros y los demás países que participen en el programa. El segundo, por su parte, permitirá que el programa financie las infraestructuras y sistemas punteros de TI que se precisen para que las administraciones aduaneras y fiscales de la Unión evolucionen hasta convertirse en auténticas administraciones electrónicas.

El principal valor añadido del Programa vendrá dado por el refuerzo de la capacidad de los Estados miembros para aumentar los ingresos y gestionar flujos comerciales cada vez más complejos, reduciendo al mismo tiempo los costes de elaboración de los instrumentos necesarios para esos fines.

Fiscus apoyará la cooperación entre las autoridades tributarias y aduaneras y otras instancias a fin de incrementar al máximo su eficacia y evitar que su labor adolezca de una falta de coordinación que pueda obstaculizar el mercado interior.

El programa prevé asimismo la posibilidad de brindar ayuda específica a un país en caso de que surja un problema concreto. Asimismo facilitará la conexión en red, las acciones y la formación conjuntas de los responsables de las actividades aduaneras y fiscales, y financiará unos sistemas de TI muy avanzados que permitan el desarrollo de unas auténticas administraciones electrónicas en los ámbitos aduanero y fiscal.

El desarrollo de las TI se llevará a cabo de forma compartida, lo que permitirá que por cada euro invertido en común se genere un ahorro equivalente a cuatro en beneficio de los Estados miembros.

Determinadas estimaciones indican que los gobiernos de los Estados miembros pierden, aproximadamente, 860 000 millones de euros por efecto de la evasión de impuestos y 150 000 millones de euros por efecto de la elusión fiscal. La evasión y la elusión fiscales socavan la confianza de los ciudadanos en la justicia y la legitimidad de la recaudación de impuestos.

Si redujeran la brecha tributaria a la mitad, los Estados miembros podrían lograr nuevos ingresos fiscales sin incrementar los tipos impositivos. Tanto el Parlamento Europeo, en su Resolución de 19 de abril de 2012, como el Consejo Europeo, en sus Conclusiones de 1 y 2 de marzo de 2012, pidieron formas concretas de combatir el fraude y la evasión fiscales mediante, por ejemplo, cooperación administrativa y coordinación entre sistemas tributarios.  Conviene, por tanto, hacer más hincapié en la lucha contra el fraude, la evasión y la elusión fiscales en comparación con el período de programación 2007-2013 y como forma de apoyar un plan de acción de la UE con un calendario amplio y un objetivo cuantitativo.

Para medir cada uno de los objetivos específicos establecidos en el primer párrafo se utilizará una combinación de indicadores cuantitativos y cualitativos. En particular, la Comisión ideará indicadores mensurables y objetivamente verificables que permitan medir los grados de consecución de dichos objetivos.

Fiscus se ha fijado como objetivos la protección de los intereses financieros de la UE y de los Estados miembros, la facilitación del comercio, la garantía de la seguridad y la protección de los ciudadanos de la UE, la mejora de las capacidades de las autoridades aduaneras y fiscales y la aplicación la legislación de la UE en dichos ámbitos. Tras analizar los retos que se plantearán en los próximos años, la Comisión propone centrar especialmente la atención en la lucha contra el fraude, la reducción de las cargas administrativas y la cooperación con los terceros países.

El programa se espera que contribuya a la consecución de los objetivos más generales de la UE mediante el fortalecimiento del mercado interior y de la unión aduanera, el estímulo del crecimiento y la innovación a través de la protección de los derechos de propiedad intelectual en las fronteras y la participación en el desarrollo de un mercado interior digital.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...