edición: 2451 , Viernes, 20 abril 2018
17/12/2014
LA OREJA DE LARRAZ

La UE da un paso decisivo para acabar con el secreto bancario y el dinero oculto

Javier Ardalán

Hacienda conocerá los saldos de todas las cuentas de residentes en suelo español, abiertas en los bancos de otros Estados miembros de la Unión Europea, como muy tarde el próximo 1 de enero de 2016.

Así se regula en la Directiva 2014/107/UE del Consejo, que publicó ayer el Diario Oficial de La Unión Europea (DOUE) y que regula el intercambio automático de información de interés fiscal entre las Haciendas de los Veintiocho, aunque en el caso de Austria esta obligación de información no llegará hasta 2018.

Las instituciones financieras deberán comunicar, sin que las Administraciones tributarias se lo soliciten, los datos de sus clientes a los Estados comunitarios de residencia con carácter periódico, así como la información sobre sus cuentas y el saldo o valor de la cuenta (incluido, en el caso de un contrato con valor en efectivo o de un contrato de anualidades, el valor efectivo o el de rescate).

Si la declaración establece que el titular de la cuenta es residente a efectos fiscales de un Estado miembro, la institución financiera deberá tratarla como cuenta sujeta a comunicación de información y la declaración deberá incluir todos los datos exigidos por la Directiva.

Si se produce un cambio de circunstancias sobre una cuenta nueva de persona física a raíz del cual la institución sepa o tenga motivos para saber que la declaración original es incorrecta o no fiable, deberá obtener una declaración válida que establezca la residencia a efectos fiscales del titular.

El periplo para la tramitación de esta nueva directiva se inició en el Consejo Europeo de 22 de mayo de 2013, en el que se solicitó una ampliación del intercambio automático de información a escala de la Unión y a nivel mundial con vistas a la lucha contra el fraude fiscal, la evasión fiscal y las prácticas de elusión fiscal. Asimismo, el Consejo Europeo acogió con satisfacción los esfuerzos que se estaban realizando en el contexto del G-8, del G-20 y de la OCDE para elaborar una norma internacional para el intercambio automático de información fiscal sobre cuentas financieras.

En febrero de 2014, la OCDE publicó los principales elementos de una norma internacional para el intercambio automático de información fiscal sobre cuentas financieras, en concreto un Modelo de Acuerdo para la Autoridad Competente y un Estándar común de comunicación de información, que posteriormente aprobaron los Ministros de Hacienda y los Gobernadores de los Bancos Centrales del G-20.

En julio de 2014, el Consejo de la OCDE publicó la norma internacional completa, que incluía los elementos restantes, es decir los Comentarios al modelo de acuerdo para el organismo competente y al Estándar común de comunicación de información, y las Modalidades de tecnologías de la información para aplicar la norma internacional. Los Ministros de Hacienda y los Gobernadores de los Bancos Centrales del G-20 aprobaron el paquete completo de la norma internacional en septiembre de 2014.

Con respecto a la Unión Europea, la Directiva 2011/16/UE del Consejo ya contemplaba la obligatoriedad del intercambio automático de información entre los Estados miembros sobre determinadas categorías de renta y de patrimonio, en particular las de carácter no financiero, que los contribuyentes mantienen en Estados miembros distintos de su Estado de residencia.

También, la norma, que está en vigor, prevé un refuerzo del intercambio automático de información mediante un planteamiento gradual que lo haga progresivamente extensivo a nuevas categorías de renta y de patrimonio y suprima la condición conforme a la cual la información solo debe intercambiarse si está disponible.

En la actualidad, ante las oportunidades cada vez más numerosas de invertir en el extranjero en una amplia gama de productos financieros, los instrumentos de cooperación administrativa en el ámbito de la fiscalidad vigentes a escala de la Unión e internacional han perdido eficacia en la lucha contra el fraude fiscal y la evasión fiscal transfronterizos.

Finalmente, el hecho de que haya Estados miembros que hubiesen celebrado o estén a punto de celebrar acuerdos con los Estados Unidos de América relativos a la FATCA implica que tales Estados miembros están ofreciendo, o se disponen a ofrecer, una cooperación más amplia en el sentido del artículo 19 de la Directiva 2011/16/UE, y que están o van a estar obligados a ofrecer asimismo esa cooperación más amplia a otros Estados miembros.

Todo ello, ha llevado a que los organismos de la Unión Europea hayan decidido sacar adelante esta norma que acaba con las limitaciones de acceso a la información de las Administraciones tributarias de la Unión Europea. Un paso más en la lucha contra el fraude fiscal y para acabar con el secreto bancario.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...