edición: 2326 , Jueves, 19 octubre 2017
13/07/2012
Caixabank y Kutxabank, sucesores de las cajas que los controlan consideran su estrategia

La UE pretende que el Gobierno modifique por ley la propiedad de las fusiones de cajas

Carlos Schwartz

El acuerdo provisorio alcanzado entre el Gobierno de España y la Unión Europea para que esta aporte dinero destinado a recapitalizar a la banca, calificado de memorándum de entendimiento, es una base de discusión en la cual se han deslizado infinidad de elementos condicionantes que serán objeto de discusión con lo socios europeos. Lo que no está claro es hasta dónde esos socios estarán dispuestos a escuchar a su interlocutor. Hay quien dice que entre poco y nada. De acuerdo con lo previsto dicho acuerdo deberá ser firmado el 20 de julio.

Dentro del texto se ha deslizado la sugerencia muy matizada de que España apruebe sobre finales de noviembre de este año una reforma de la gobernanza de las entidades de crédito que considere la relación entre las cajas de ahorros y los bancos que aquellas han constituido, con la perspectiva de “eventualmente reducir su participación por debajo de los niveles de control”. Mientras que esta sugerencia afecta a todas las entidades fusionadas que han creado bancos, para quienes tiene especial relevancia es para Caixabank y para Kutxabank por motivos de dimensión, rentabilidad, influencia regional y estructura de propiedad.

El punto de marras especifica además que se deberán establecer normas sobre el gobierno de las cajas de ahorro y crear incompatibilidades entre los órganos de gobierno de las mismas y los bancos de los que sean propietarias. En el mismo párrafo se estipula que el Gobierno debe fijar una hoja de ruta para la salida a bolsa de todas las entidades que queden sujetas a las pruebas de esfuerzo. Es un hecho que este memorándum no surge de la nada y que ha sido resultado de más de una acalorada discusión, motivo por el cual existe en las entidades sujetas a estos potenciales cambios cierto nivel de inquietud. El documento ya ha recibido un `nihil obstat´ provisional por parte del Gobierno. No cabe la menor duda que esta realidad forma parte de las inquietudes y que la respuesta inmediata a ellas es una aproximación al Ministerio de Economía para intentar matizar el texto y lograr la exclusión de algunas de las propuestas.

En realidad el Gobierno deberá desarrollar de aquí a finales de noviembre una serie de normas que se ajusten a esos preceptos una vez firmado el acuerdo. Lo cual deja en manos de los reguladores definir algunas cosas que no están recogidas en el memorándum. Una de ellas, que es clave, es la definición de control sobre el capital ¿Dicho control se medirá de forma cuantitativa? ¿O será una medición cualitativa? Una de las fuentes consultadas señaló muy acertadamente que el presidente de Banco Santander y su familia ejercen el control de la entidad con una participación accionarial muy baja “y a nadie en la UE se le ocurre cuestionarla”. En el fondo las modificaciones propuestas dejan cuestionada la naturaleza de la propiedad de las fusiones de cajas donde estas siguen siendo los accionistas de control. La Caixa tras una serie de modificaciones en la estructura del capital de Caixabank que incluyen intercambio de participaciones con Criteria y tras la fusión con otras entidades incluyendo Banca Cívica verá reducido su control inicial del 80% hasta el 61% a lo largo de este mes.

   Es realmente absurda la idea de que La Caixa renuncie al control de Caixabank, por más que no faltará algún interesado dentro de las entidades bancarias en la UE dispuesto a hacer un envite todo lo fuerte que sea menester para tomar una participación significativa en una entidad como Caixabank. Rumores al respecto circulan en algunos centros financieros europeos. Salidas a este laberinto hay diversdas, pero es un poco pronto para dibujarlas sobre el papel. Habrá que esperar a las necesarias evoluciones de los interesados en el entorno de quienes deciden en defensa de sus intereses para tener una opinión más ajustada de como se resolverá esta incógnita. El caso de Kurtxabank es similar, con un agravante. La entidad no cotiza en bolsa, y es propiedad de las cajas que la han constituido: BBK, Kutxa y Vital, además de CajaSur. La pregunta de cómo se le pega un bocado a ese plato carece de respuesta, a menos que se le obligue a cotizar en bolsa. Desde luego que siempre existen trucos legales para escapar a estos nudos corredizos. Uno de ellos lo inventaron las cajas de ahorros italianas hace décadas. Transformar a las cajas en fundaciones.

Este sigue siendo de todas formas un territorio de interés para quienes persiguen oportunidades. Ipar Kutxa negoció durante bastante tiempo su eventual fusión con una filial de Credit Agricole en el País Vasco, Bankoa. La operación finalmente no cuajó muy probablemente por la política errática de inversión de la gigantesca cooperativa de crédito francesa. La consecuencia ha sido la fusión entre Caja Laboral e Ipar Kutxa que constituyen la segunda cooperativa de crédito de España por activos detrás de CajamarCajaRural. La posibilidad de que Credit Agricole vuelva a sondear la posibilidad de un acuerdo con estas a través de Bankoa es algo que persiste en el aire, entre otras cosas porque Bankoa en solitario no parece tener un futuro muy claro.

Es llamativo el hecho que las dos grandes fusiones solventes regionales con su eje de influencia en Cataluña una y País Vasco la otra puedan ver cuestionada su estructura de propiedad. Es bastante clara la fidelidad de Kutxabank al entorno político local, sin contar con que el Partido Nacionalista Vasco tuvo bastantes conflictos internos que el presidente de BBK logró allanar a la hora de la fusión con la guipuzcoana Kutxa. Por su parte Caixabank con un espíritu bastante más universal tiene una fuerte implantación en todo el territorio, pero nadie puede negar que su fuente de energía está entre el empresariado y los ahorradores de Cataluña. Las peculiaridades políticas de las regiones de origen de ambos bancos han hecho que el memorándum despierte inquietudes. Puede que estas sean más intensas fuera que dentro de las propias entidades.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2017 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...