edición: 2612 , Lunes, 10 diciembre 2018
08/04/2009

La UE ultima una ofensiva que obligue a los países con secreto bancario a colaborar

Javier Ardalán.- Los jefes de Gobierno de los países del G-20 están eufóricos con la desaparición de los paraísos fiscales de las listas negras de la OCDE. Parece como si de un plumazo se hubiesen puesto estos territorios a favor de la transparencia fiscal y en contra del blanqueo de dinero. Como si se fuese a crear un mundo idílico en el que la financiación de las tramas internacionales del crimen va a ser imposible. Suena tan sumamente extraño, que de por sí resulta absolutamente increíble. De entrada, mienten quienes dicen que no habrá secreto bancario. La mayoría de estos países seguirán haciendo negocios a costa  de encubrir el dinero de las grandes fortunas del mundo. Suiza, que ni siquiera se considera un paraíso fiscal, pero es el adalid del secreto bancario, ha anunciado que no piensa levantarlo totalmente y que no será aplicado a los residentes en Suiza, por mucho que se empeñen los países del entorno en saberlo.

De todas formas, parece que estos países, que tan contentos están con las actuaciones del G-20, tampoco tienen mucha prisa en poner coto a las situaciones más visibles, como pueden ser las de deportistas y artistas. Un ejemplo, sin ir más lejos, es España, donde hace unos días, Esquerra Republicana-Izquierda Unida-ICV presentaban una propuesta para hacer un censo de deportistas residentes en paraísos fiscales. La idea no fue ni siquiera tomada en consideración por PSOE y PP para haberla reformado a su gusto. Simplemente fue rechazada.

Las dudas frente a los presidentes de Gobierno que aseguran haber tenido más avances en las dos últimas semanas en este tema que en las últimas décadas vienen de quienes se preguntan, que si se ha tardado tan poco en acabar con los paraísos fiscales de la lista ¿Por qué no se ha actuado antes? Y, otra no menos importantes ¿Por qué no existe un calendario para el cumplimiento de las promesas que han realizado los representantes de los paraísos fiscales y centros financieros con ‘altos índices de secreto bancario’?

La oferta de estos países se limita, simple y llanamente, a los casos en los que las autoridades nacionales del país de origen del afectado tengan sospechas fundadas de fraude y haya abierta una investigación en curso.

Y es justamente por aquí, por donde los Gobiernos, al menos los comunitarios van a poder sacar algo en claro, del miedo que se les ha metido en el cuerpo a los paraísos fiscales, puesto que actualmente se están ultimando un par de proyectos de directivas, que entrarán en vigor el próximo 1 de enero de 2010, y que tienen como objetivo el intercambio efectivo de información tributaria entre las Administraciones tributarias de los Veintisiete, de una parte, y de otra, mejorar los sistemas de cobro en todo el territorio comunitario, mediante la aplicación de las normas del país acreedor y con sus propias fechas de prescripción.

De esta forma, la Hacienda de cualquier país va a poder reclamar información de sus contribuyentes, aunque sean residentes en cualquiera de los países asociados. Es más,  incluso los funcionarios de un país podrán desplazarse a otros países para participar en la recolección de datos y en las inspecciones que se puedan efectuar para su obtención.

De otra parte, ese mismo contribuyente podrá sufrir inspecciones de Hacienda simultáneas en diversos países comunitarios, a partir del inicio del año próximo. Cada país, en su propio territorio, protagonizará los controles simultáneos de personas que sean de interés común o complementario para ellos e intercambiar la información así obtenida.

Para ello, cada Estado miembro deberá determinar de manera independiente las personas que tiene la intención de proponer que sean objeto de control simultáneo. Notificará a los demás Estados miembros afectados los casos en relación con los cuales proponga controles simultáneos, motivando su propuesta y el tiempo que deben durar.

Además, los funcionarios designados por un Estado podrán estar presentes en las oficinas de la Hacienda a la que se haya solicitado la información y participar en cuantas investigaciones sean llevadas a cabo.

El camino para acabar con las trabas fronterizas sobre la información en la Unión Europea, ya están trazadas. Ahora es cuestión de írselas imponiendo a quienes se dedican a blanquear el dinero de quienes fomentan el fraude o blanquean dinero.
Por ello, el camino para asegurarse un camino sin retorno, es ratificar acuerdos bilaterales con los países de la lista gris de la OCDE, que hasta ahora era negra, tal y como España hará con Suiza, y a partir de ahí seguir presionando a través de las mejoras conseguidas con las mejoras de intercambio de información de los países comunitarios.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...