edición: 2285 , Lunes, 21 agosto 2017
28/07/2016

La Unión Europea se humaniza... un poco

Rafael Vidal
Al final no ha habido multa y la UE nos concede un par de años para ajustar el déficit. Seguramente, sin la salida de Reino Unido de la UE las cosas habrían sido muy distintas para España y Portugal, pero la clase política de Bruselas ha entendido perfectamente que la UE, tal y como la proponían Alemania y dos o tres países más, no es un paraíso en el que apetezca estar.
Siempre defendí que no había porqué ajustar el déficit presupuestario de un país en dos o tres años, de hecho, habría sido mucho mejor para la población hacerlo en unos plazos más dilatados, como ahora propone la UE. Si este punto de vista se hubiera tenido en cuenta un poco antes, la población de varios países del sur europeo se habría ahorrado mucho sufrimiento.

Aun así, esta decisión no nos va a salir gratis, ya que los ajustes que propone la UE siguen siendo muy duros y habrá vigilancia trimestral sobre el cumplimiento de los objetivos, algo muy parecido a una situación de rescate o intervención. No hay que olvidar en estos momentos que una buena parte de la desviación del déficit de 2015 se debió al intento del señor Rajoy de ablandar a los ciudadanos con una rebaja de impuestos fuera de toda lógica para tratar de ganar las elecciones, con lo cual tenemos un responsable directo de haber torcido las cosas en su supuesto beneficio.

La UE nos fija como objetivos un déficit del 4,6% para este año, del 3,1% para 2017 (que será el año del gran ajuste) y del 2,2% para 2018 (si sobrevivimos), lo cual, para los políticos de Bruselas significa que la UE apuesta por "la flexibilidad y la comprensión frente a la rigidez", bonitas palabras que pretenden esconder el hecho de que hay que hacer grandes ajustes al margen de la evolución de la coyuntura económica. Con esos ajustes por delante habrá que olvidarse de las obras públicas que permitirían crear empleo, con lo que todo queda pendiente del sector privado, ese que genera empleos tan parciales y temporales que apenas alivian la situación de los que los consiguen.

En estos dos duros años de ajustes, el Gobierno español, el que sea, además tendrá que inventar algo para solucionar la herencia de Rajoy respecto del sistema de pensiones y, visto lo visto, no podrá ser con dinero público.

Nos han dado de plazo dos meses y medio para presentar propuestas sobre cómo nos las vamos a arreglar para hacer lo que nos mandan, aunque es muy posible que para entonces, el 15 de octubre, todavía no tengamos Gobierno.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2017 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...