edición: 2514 , Viernes, 20 julio 2018
31/03/2015
LA OREJA DE LARRAZ

La vulneración de secretos no impedirá el intercambio automático de información en la UE

Javier Ardalán
La Comisión Europea apuesta porque los Estados miembros de la UE no puedan denegar la comunicación de información automática de contenido fiscal aunque ello suponga la divulgación de un secreto comercial, industrial o profesional, de un procedimiento comercial, o de una información cuya divulgación sea contraria al interés público, puesto que ello contribuiría a reducir la eficacia de dichos intercambios.
Así se establece en la Propuesta de Directiva que modifica la Directiva 2011/16/UE en lo que respecta al intercambio automático y obligatorio de información en el ámbito de la fiscalidad, en la que se considera que el carácter limitado de la información que se ha de compartir con todos los Estados miembros garantizaría una protección suficiente de los intereses comerciales.

Además, a fin de aprovechar las ventajas que encierra el intercambio automático y obligatorio de las resoluciones previas transfronterizas y los acuerdos previos de valoración de precios, la información debe comunicarse inmediatamente después de su emisión, por lo que deben establecerse intervalos regulares para la comunicación de la información.

La Comisión debe adoptar todas las medidas necesarias para normalizar la comunicación de esta información de conformidad con el procedimiento previsto en la Directiva 2011/16/CE con miras a establecer un formulario normalizado que se utilizará para el intercambio de información. Dicho procedimiento también debe utilizarse a la hora de adoptar las medidas y modalidades prácticas que resulten necesarias para la aplicación del intercambio de información.

Los Estados miembros, por su parte, deben adoptar y publicar, a más tardar el 31 de diciembre de 2015, las disposiciones legales, reglamentarias y administrativas necesarias para dar cumplimiento a lo establecido en la presente Directiva. Comunicarán inmediatamente a la Comisión el texto de dichas disposiciones. Aplicarán dichas disposiciones a partir del 1 de enero de 2016.

Hasta ahora, el enfoque actual de intercambio de información no automático sobre resoluciones no ha garantizado la transparencia en este ámbito. En la actualidad, los sujetos pasivos pueden aprovechar la ausencia de transparencia para crear estructuras que transfieran beneficios a países con tipos impositivos más bajos, que pueden no ser los países en los que se realiza la actividad económica que genera los beneficios y en los que se crea valor.

El intercambio automático de información entre las administraciones tributarias que se aplica en otros ámbitos fiscales, por ejemplo en relación con los rendimientos del ahorro, ha dado buenos resultados. El intercambio automático es aceptado ahora a escala mundial como el mejor instrumento de que disponen las administraciones tributarias para combatir el fraude y la evasión fiscales.

La propuesta requiere que los Estados miembros intercambien automáticamente información básica sobre las resoluciones previas transfronterizas y los acuerdos previos de valoración de precios con todos los demás Estados miembros. Esta exigencia se basa en el principio de que son los demás Estados miembros, y no el Estado miembro que las emite, los más indicados para evaluar el impacto potencial y la pertinencia de estas resoluciones. Cuando proceda, los Estados miembros que reciben la información pueden solicitar información más detallada.

Los Estados miembros comunicarán a la Comisión el texto de las principales disposiciones de Derecho interno que adopten en el ámbito regulado por la presente Directiva. El programa de trabajo de la Comisión para 2015 enumera entre sus prioridades la adopción de un enfoque más equitativo de la fiscalidad, en particular garantizando el “intercambio automático de información sobre las resoluciones fiscales”, que es, precisamente, el objeto de esta propuesta de Directiva.

La actual medida forma parte del programa Fiscalis, que busca contribuir a la lucha contra el fraude fiscal, la evasión de impuestos y la planificación fiscal agresiva y a la aplicación de la normativa de la Unión en materia de fiscalidad, garantizando el intercambio de información, apoyando la cooperación administrativa y, cuando sea necesario y conveniente, mejorando la capacidad administrativa de los países participantes, con el fin de contribuir a reducir la carga administrativa de las administraciones tributarias y los costes de cumplimiento de las obligaciones fiscales para los contribuyentes.

Considera la Comisión Europea que el intercambio automático de información entre los Estados miembros sobre las resoluciones fiscales significará que todos los Estados miembros podrán evaluar adecuadamente si las resoluciones fiscales de otro Estado miembro tienen incidencia en ellos (aunque sea de manera no intencionada) y serán capaces de reaccionar en consecuencia.

En segundo lugar, el hecho de que exista un mayor grado de transparencia sobre las resoluciones fiscales debe actuar como acicate para garantizar una competencia fiscal más justa. El intercambio automático de información relativa a las resoluciones fiscales también puede disuadir a las empresas de practicar la planificación fiscal agresiva sobre la base de resoluciones fiscales, puesto que otros Estados miembros tendrán la información precisa para detectar y reaccionar a los arreglos artificiales y la deslocalización de beneficios.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...