edición: 3007 , Viernes, 10 julio 2020
03/06/2020
banca 
La metodología laboral causa furor en el sector

La banca descubre en el teletrabajo el filón de ahorro de costes para ganar rentabilidad

El teletrabajo alcanza al 23% de la plantilla del sector, lo que significa un alto potencial de desarrollo y un gran recorrido para conseguir ahorros de costes superiores al 10% y hasta el 40% nada menos
Juan José González
Cuando ya se comienzan a escuchar las primeras declaraciones de presidentes y consejeros delegados de los grandes bancos, una vez finalizado el primer análisis de la situación en un escenario ya de cierta estabilidad, parece haber bastante correlación entre los resultados. Todos parecen estar de acuerdo en descartar el peor escenario, aquel que adelantó hace dos meses el Fondo Monetario Internacional que asustó más que sirvió para advertir del tamaño de la crisis que se venía encima. Es cierto que ninguno de los representantes del sector bancario español descarta su preocupación por los problemas que ya se están detectando en el negocio bancario. Pero todos coinciden en subrayar que, puestos a comparar crisis recientes y situaciones adversas, la actual llega en un momento en el que el sector es mucho más fuerte que allá por 2008 y 2009, cuando una crisis financiera con un origen claramente inmobiliario sorprendió a buena parte del sector con las carteras inundadas de activos inmobiliarios. Hoy la banca, afirman los primeros responsables del sector es más solvente, está capitalizada correctamente y goza de una elevada liquidez. Tan sólo un problema, coinciden en apuntar al mismo tiempo: la baja rentabilidad. Todos parecen conjurados y a la conquista del objetivo, todos apuntan y coinciden en que el camino era, es y seguirá siendo, en tanto los tipos de interés se mantengan en los niveles actuales, reducir costes.
"Reducir costes hasta la rentabilidad final" que exclamaba un Ceo en una reunión esta misma semana. No es nuevo el sentimiento como tampoco la solución ni el camino elegido por todos: reducir costes, ajustar el tamaño, todos están sobredimensionados en algún aspecto del negocio, de la estructura, de la capacidad. El presidente de uno de los cinco grandes destacaba como experiencia reciente -y tanto- la que deja esta etapa de confinamiento, en la que casi el 80% de los trabajadores del banco han podido teletrabajar.

Y de la experiencia parece haber aprendido que en estos dos meses de gestión virtual, a distancia, lejos y fuera de los centros de trabajo, ha descubierto, asegura con grata sorpresa el presidente que "el teletrabajo tiene un recorrido muy grande, tan grande como que nos permitirá reducir algunos costes entre un 10% y 40%". Todo indica que los tiros en la nueva fase de reducción de costes pueden ir por ahí, por profundizar y perfeccionar el teletrabajo.

Los grandes bancos andan ahora analizando hasta dónde podría alcanzar su eficacia en este `nuevo´ tipo de metodología laboral para extrapolar, hacer proyecciones de medio y largo plazo y comprobar hasta dónde pueden llegar. No parece que la tecnología vaya a ser un inconveniente de partida dado el elevado volumen de inversiones `digitales´ en curso, inversiones que ahora entrarían en un nuevo escenario de rentabilidad si se tiene en cuenta que la reducción de costes que facilitaría el uso del teletrabajo acortaría sustancialmente los plazos de amortización.

Los grandes bancos, si bien confían en sus capacidades tienen también muy claro que cuentan con numerosas resistencias. Para empezar, la fuerza laboral que tiene acceso completo al uso de la tecnología y de la metodología (herramientas y conocimientos) necesarios no llega al 9% de los trabajadores actualmente en activos. En el sector bancario la cifra es más elevada y alcanza al 23%. En todo caso, insuficiente para apostar con grandes economías de ahorro en el corto y medio plazo. Este argumento es, por otro lado, el que provoca que algunas entidades bancarias hayan identificado un potencial sin igual en el teletrabajo como una fuente, un filón, un caladero presente enorme para reducir sus costes en el futuro.

En un corro improvisado coincidían ayer cinco altos directivos de la banca (en una conferencia en Madrid) dos presidentes y tres consejeros delegados que no dudaron en compartir sensaciones y percepciones, lugares comunes de la experiencia obtenida por miles de empleados del sector bancario en los dos meses largos de confinamiento. Coincidían, según parece, en la eficiencia del teletrabajo, potenciada la metodología laboral por las telereuniones y los despachos virtuales. Uno de ellos resaltaría en su intervención en el acto que sus colaboradores habían mostrado menos estrés, más rendimiento y menor coste para todos. Que la demanda de crédito no se había estancado, sino que se mantenía a buen ritmo y que el final encuentra en el teletrabajo la herramienta ideal para los ajustes del futuro, ajustes que propiciarán el ahorro de costes soñado por los cinco directivos que les llevará directamente a aumentar la rentabilidad.

Noticias Relacionadas

Director
Juan José González ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
c/ Real, 3. 40400 El Espinar (Segovia)
Teléfono: 92 118 33 20
© 2020 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...