edición: 3002 , Viernes, 3 julio 2020
07/02/2020
banca 
La sombra del IRPH nubla el futuro del sector

La banca europea valida los resultados de la española en 2019 y se consolida en Bolsa 

Los inversores comenzaron a comprar acciones del sector financiero una vez conocidos los resultados de los grandes bancos europeos
Juan José González
Existían numerosas dudas sobre los efectos de los resultados bancarios del ejercicio pasado en el ánimo de los inversores y en los movimientos de las grandes carteras. Las presentaciones de los resultados anuales, como cada año, dibujaron el pasado enero un escenario que no distaba mucho de las previsiones adelantadas por los analistas y grandes operadores. El pasado ejercicio estuvo caracterizado por la influencia negativa de la política monetaria del Banco Central Europeo y los daños de la prolongación de sus medidas en el tiempo, en el horizonte, pues ahora algunas entidades bancarias fijan el final de los tipos bajos en un horizonte de tres a cuatro años. El sector bancario en España se puede decir que hizo los deberes en el ejercicio pasado, ajustes en general, reordenación de participaciones y negocios y quizá el último, o penúltimo empujón en la operación limpieza de activos improductivos y tóxicos, con especial dedicación en los activos inmobiliarios. Reducción de beneficios en general pero mayor solvencia y capacidad de balance para afrontar otro ejercicio como el actual 2020 igualmente complejo. El mercado bursátil y en general los inversores y los analistas, no parecieron estar de acuerdo con los resultados del sector y se mantuvieron en un plano discreto, al margen, de realizar valoraciones sobre la mayor o menor calidad de los resultados bancarios.
Pero como suele suceder, en este caso, en la valoración de los resultados anuales, entran en juego otras variables, no sólo las endógenas de la situación del sector y el mercado interior. Los resultados anuales del sector financiero, suelen esperar la publicación de los resultados de sus colegas y competidores del resto de Europa, es decir, los grandes grupos como Unicredit, Societe Generale, ING y demás. Para los inversores y los accionistas en general, la referencia de la banca europea es un ejercicio obligado, definitivo y que es esperado para comparar y confirmar, en un sentido u otro, los resultados del sector. Y lo cierto es que estos no fueron bien recibidos por los inversores, que tuvieron que esperar para conocer las cifras anuales de los bancos europeos para dar por buenos los resultados de la banca española. 

La Bolsa, como termómetro de la calidad de los balances bancarios, es cierto que no suele servir para mucho, o para nada. Y en esta ocasión no fallaron, se esperaba una remontada de libro tras comprobar que los balances recogían saneamientos y ajustes obligados para reducir costes y evitar problemas. El sector cumplió, se puede concluir que hizo los deberes, los propios, los que fijan los planes estratégicos, y los que sugieren los supervisores. Pero da igual, la Bolsa decidió que no daría los resultados bancarios por buenos hasta que no contará con los conseguidos por la banca del resto de Europa. Y llegaron los resultados de la cosecha del año pasado con mejoras notables como Unicredit, ING, Societe Generale o Nordea Bank. 

Se puede decir desde ayer, fecha de publicación de los grandes de la banca continental, que los conseguidos por la banca española son buenos, con algunas excepciones -Sabadell- pero de calidad en general. Hasta entonces, hasta la presentación de los europeos, no fue posible validar los españoles, al menos, desde el mercado bursátil. En Europa el sector bancario, representado por los más grandes grupos financieros, superaron las ganancias del ejercicio anterior-2018- y que en líneas generales se puede confirmar que fueron mejor de lo esperado, como también en línea con lo previsto fueron el mantenimiento de la política de dividendos. 

Y así resulta que el sector bancario europeo, incluidos los bancos españoles, se mantiene en positivo en el mercado bursátil. Lo que no significa que los inversores estén valorando los resultados del ejercicio pasado sino tan sólo la aplicación de los ajustes extraordinarios en plantillas y red de oficinas. Comparando el ejercicio pasado con el anterior de 2018, la gran banca cuenta con un balance positivo: mientras que en 2018 ganó un 23%, al año siguiente, el pasado ejercicio, perdió casi todo, el 20%. Y ese diferencial (positivo) no ha sido valorado por el mercado. Sin embargo, es probable que algunas tareas pendientes en el sector estén jugando en contra de una valoración más positiva del sector bancario nacional, en concreto, con una subida de los dividendos. 

Es lo que ha sucedido en la banca europea que, tras publicar los resultados el jueves (ayer) recibían inmediatamente el refrendo de los inversores con subidas sustanciales en los mercados bursátiles. Subidas que contagiaron al sector bancario español y que por primera vez, recibía en aprobado final de los inversores. Las cuentas de los bancos europeos, sin embargo, fueron refrendadas por los inversores nada más conocer que la mayoría de ellos venían acompañados por mejoras de sus políticas de retribución, bien con un aumento del dividendo, bien mediante la recompra de acciones.

El guiño a los accionistas ha logrado conectar a los inversores con sus bancos, hasta el punto de que algún banco llegó a revalorizarse en una sola sesión más de un 9% (Deutsche Bank) o del 6% (Unicredit). Otras entidades que decidieron no mover ficha en la retribución al accionista (ni mayor dividendo ni recompra de títulos) optaron por una medida diferente: elevar el pay out y hacer efectivo un pago extra a lo largo del año, lo cual siempre agrada al accionista. Pero al margen de los efectos de los resultados anuales bancarios, que ya corresponden al pasado, los analistas financieros hacen proyecciones sobre el negocio bancario para los próximos meses, donde si bien descartan fusiones, sí esperan el veredicto final de la sentencia de las hipotecas (IRPH), quizá el factor más desequilibrante para el sector bancario en el medio plazo.

Noticias Relacionadas

Director
Juan José González ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
c/ Real, 3. 40400 El Espinar (Segovia)
Teléfono: 92 118 33 20
© 2020 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...