edición: 3007 , Viernes, 10 julio 2020
11/02/2020
banca 
El Banco de España teme una guerra hipotecaria

La banca online asalta el crédito hipotecario mientras la tradicional no se atreve

Tirar o no tirar los precios. La cuestión se debate en los cuarteles generales de la banca que por ahora se mantiene al margen de un posible negocio que no termina de ver claro
Juan José González
El precio del crédito hipotecario se encuentra en mínimos históricos en un mercado cuya expansión está claramente a la baja, en retroceso en el entorno del 0,30% de caída en 2019. Cifras que contrastan con la baja producción hipotecaria del sector financiero que desde la aprobación de la nueva Ley Hipotecaria, en junio pasado, no ha dejado de retroceder. Es una situación comprometida para el sector bancario cuya demanda de crédito ha sido uno de los motivos de la caída de los márgenes en el pasado ejercicio. El crédito hipotecario supone el 46% de todos los préstamos al sector privado no financiero y el aumento de la morosidad sería, por tanto, un riesgo que habría que evitar. En pocas palabras, este es el mensaje que el Banco de España lleva tiempo enviando al sector, la última vez, en diciembre pasado. El interés del supervisor no es otro que el de advertir al sector sobre la necesidad de extremar las medidas y condiciones en las prestan el dinero, en este caso, hipotecario. A fin de cuentas, lo que está solicitando no es más que la prudencia sobre una actividad con antecedentes negativos, catastróficos se podría asegurar. A pesar de que la situación del mercado, inestable, insegura, con alta incertidumbre política y económica, no invita a la aventura hipotecaria, ni del lado de la oferta ni por parte de la demanda, los bancos online parecen querer romper los augurios que indican un retroceso en toda regla a lo largo del presente ejercicio. Al menos, los directivos del sector ya se han pronunciado y no dan aumentos posibles en el crédito hipotecario. Todo lo contrario: pronostican una caída del 3% en la creación de hipotecas.
Según las cifras de los últimos meses, el crédito hipotecario permanece plano con tendencia a la baja, lo que podría interpretarse como una señal de obediencia del sector hacia los mensajes que envía el Banco de España. Aunque por otro lado, en el mercado comienza a percibirse cierta tensión por parte de la oferta, inquieta en la nueva banca, la que viene presionando últimamente con fuerza en especial por la vía (o por el canal de venta) de las ofertas online. En cualquier caso, la financiación hipotecaria parece haberse convertido en una potencial estrella para los bancos más agresivos, los bancos online o las divisiones online de la banca tradicional. 

Aunque es fácil entender que el primer motivo que mueve los destinos y la dirección del mercado hipotecario son los avatares (para muchos buenos, para otros muy malos) del Euribor. En esta aciaga vida del crédito hipotecario las entidades bancarias parecen haber identificado una causa, un motivo o una mina para obtener retornos. Es el caso del banco participado por El Corte Inglés y Axa entre otros, de nombre MyInvestor que recientemente se descolgaba del resto de competidores con una oferta hipotecaria reducida en veinte puntos básicos.

En realidad todo fue una reacción en cadena puesto que primero fue ING la encargada de iniciar lo que se puede llamar "batalla hipotecaria" con una reducción de su producto hipotecario del 0,99% de diferencial sobre el Euribor. Y como también sucedió en anteriores etapas de la historia hipotecaria, MyInvestor añadía a su oferta la posibilidad de subrogar préstamos de otras entidades y, por supuesto, a mejorar el precio. Claro que, esta batalla hipotecaria se está oficiando en la Red, en las divisiones, filiales o participadas online, una batalla que seguramente a la vuelta de la esquina pase a ser protagonizada por la banca tradicional.

En principio, la reacción en el mercado de crédito se debe atribuir en exclusiva a las entidades online, las primeras que están revolviendo las características de las hipotecas; que si la modalidad mixta se le dota de toda la flexibilidad habida y por haber, que los tipos fijos se mueven según resulten los años y un largo etcétera de posibilidades más propias de una estrategia de negociación. Si se entra en las tripas del préstamos online descubriremos que los dos grandes del sector, como ING y MyInvestor, ni siquiera se molestan en cobrar comisiones asumiendo todos los gastos de constitución y tasación que, como se sabe, la nueva ley carga (estos dos últimos) a los clientes.

Y así todo parece indicar que los bancos online ya han comenzado a registrar buenos resultados en sus ofertas hipotecarias dado que se pueden permitir precios vedados para la banca tradicional. Esta, curiosamente, viene analizando el punto de inflexión, el break even a partir del cual, lanzarse al campo de batalla hipotecario le puede reportar beneficios, y para lo que es indispensable ponerle precio a la hipoteca. Al respecto, las cifras oficiales que recoge la estadística pública (INE) muestran que el mercado hipotecario se mueve hacia abajo, con caídas del precio medio de las hipotecas por debajo del 2,50% (del 2,02% TAE según el Banco de España), lo que ya sería toda una novedad en tanto que mínimo histórico. Lo cierto es que la batalla por el crédito hipotecario puede alcanzar magnitud de guerra a nada que los más grandes decidan tomar cartas en el asunto y se lancen a la calle con sus ejércitos de productos vinculados y bonificaciones. En este sentido, la guerra hipotecaria está servida.

Noticias Relacionadas

Director
Juan José González ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
c/ Real, 3. 40400 El Espinar (Segovia)
Teléfono: 92 118 33 20
© 2020 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...