edición: 3010 , Miércoles, 15 julio 2020
16/03/2020

La brutal caída de los precios del crudo ocasiona pérdidas severas a los inversores más audaces

Nadie espera una recuperación rápida del mercado si no baja la producción de crudo no convencional
Carlos Schwartz
El anuncio el 6 de marzo por parte de Arabia Saudí de que incrementaría la producción de crudo en respuesta a la negativa rusa a pactar una nueva reducción de producción mantuvo en vela a los operadores a la espera de la apertura del mercado el lunes 9 de marzo, cuando el precio del crudo cayó un 30% en una sola jornada. Pero no se trató sólo de los operadores. Los gestores de inversiones con fondos de productos apalancados sobre el crudo (los denominados ETP) se vieron obligados a cerrar algunos de sus fondos, mientras otros se libraron por poco de aplicar sus cláusulas de salvaguarda que establecían límites de pérdidas del 75% para cerrar la inversión, y vender antes de ocasionar pérdidas totales a los inversores. Para los reguladores de los mercados, como la SEC estadounidense, los fondos apalancados sobre productos cotizados en bolsa (ETP, por sus siglas en inglés) constituyen una fórmula de inversión que no es aconsejable para los inversores individuales. Los consideran productos muy sofisticados cuyo efectos potenciales no siempre están al alcance de la comprensión de los ahorradores.
El problema es que están sujetos a las oscilaciones de los precios del mercado, pero en la medida que la inversión real es de sólo un tercio de la apuesta real, en caso de pérdidas estas se multiplican directamente por tres. Quiere decir que una caída del 30% en el mercado es una pérdida del 90% en un ETP que se apalanca tres veces. La caída de los precios el lunes 9 fue la más grande desde a guerra del Golfo de 1991. El mercado ya mostraba señales de fatiga por la caída de las importaciones de crudo de China, sumergida en los efectos de la epidemia del Covid-19, de forma que la conmoción que supuso el cambio de estrategia de la petrolera estatal saudí Aramco precipitó la catástrofe. 

Las petroleras no convencionales, con fuertes problemas de liquidez, han tenido que reducir la producción de inmediato para reducir costes en un intento de supervivencia, al que el Gobierno de Donald Trump ha dicho que va a contribuir, algo que no caba de tranquilizar a los bancos que han mantenido con vida al sector no convencional tras la crisis de los precios del crudo desatada en junio de 2014 a la espera de un aumento de los precios en el mercado mundial.

La gestora de fondos WisdomTree anunció que cierra sus fondos sobre el West Texas Intermediate y sobre el Brent. El valor neto de sus activos tras la caída de los precios en el mercado del crudo era de -90,73% de acuerdo con su página web. “Debido a un movimiento adverso extremo en los precios futuros del petróleo al cierre el viernes 6 de marzo del 2020, los swap subyacentes al (fondo) WisdomTree Brent Crude Oil con apalancamiento diario 3x, y el WisdomTree WTI Crude Oil con apalancamiento diario 3x, ambos como ETP, fueron finalizados a primera hora de la mañana del 9 de marzo 2020 antes de la apertura de los mercados europeos de acciones”, señaló WisdomTree en una nota a los inversores, añadiendo que la decisión se tomaba al amparo de la cláusula del prospecto estableciendo esta práctica en el caso de “un acontecimiento severo del mercado”. El valor combinado de los fondos era de 104 millones de dólares. 

Por su parte UBS cerró la semana pasada dos bonos del tipo denominado Exchange Traded Note (ETN, por sus siglas en inglés) que paga un rendimiento sobre activos subyacentes, en este caso el barril de crudo, tras pérdidas del 74% en los últimos tres meses. El valor combinado de las dos series cerradas era de 25 millones de dólares. El bono Janus Henderson Velocity 3x, un ETN sobre petróleo crudo, cayó un 71,3% el mismo lunes 9 pero se libró de cerrar la inversión porque el precio del crudo se recuperó levemente a lo largo del día, sin llegar a alcanzar por lo tanto el límite de pérdidas del 75%, que constituye el tope de caída admitido por las cláusulas de esa inversión. Pero los activos netos de la misma perdieron al cierre le viernes pasado más de la mitad de su valor hasta los 203 millones de dólares desde los 479 millones anteriores. Société Générale también sufrió una pérdida total de un bono ETP sobre el petróleo crudo con activos por más de 400 millones de euros.

En el caso de WisdomTree, en la documentación depositada en el regulador se establece que en un escenario de pérdidas el ETF podría caer hasta un 8% en un día. Las normas europeas adoptadas en 2018 establecen que los gestores de inversión deben dar una orientación sobre la rentabilidad de los activos en una variedad de situaciones del mercado. Pero los organismos de defensa de los consumidores han criticado esas normas porque, afirman, pueden inducir a error a los inversores. Las existencia de este tipo de activos lo que pone de relieve es la extensión de los factores que componen el precio del crudo en situaciones de fuerte estrés del mercado ya sea al alza como a la baja. Es muy difícil de excluir el efecto de la especulación en el comportamiento de los precios del crudo en el mercado, porque de forma mediada todos estos instrumentos financieros se reflejan en las posiciones que se toman en los mercados de futuros del petróleo.

La liquidación de estas posiciones agudizan las oscilaciones de los precios en el mercado del crudo. Mientras tanto los analistas afinan sus previsiones sobre la recuperación de los precios en el mercado del petróleo y el consenso es que no habrá un efecto real en el mercado hasta tanto no caiga, por el efecto precios, la producción de las petroleras no convencionales de Estados Unidos. “Pero eso también quiere decir que los bancos van a sufrir un fuerte castigo porque habrá muchas suspensiones de pagos y quiebras entre las petroleras independientes”, señala una fuente del mercado del 'trading' del petróleo. Los analistas estiman que ese será el punto de inflexión del mercado porque una vez alcanzado su objetivo de quebrar el sector no convencional estadounidense Rusia volverá a pactar con Arabia Saudita una reducción de la producción. Este es sin embargo un pronóstico arriesgado que en parte dependerá de lo que dure la epidemia Covid-19 y de la extensión de los desequilibrios financieros que está desencadenando.

Noticias Relacionadas

Director
Juan José González ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
c/ Real, 3. 40400 El Espinar (Segovia)
Teléfono: 92 118 33 20
© 2020 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...