edición: 2597 , Viernes, 16 noviembre 2018
09/03/2018

La caída de las ventas de diésel amenazan el cumplimiento de los límites de emisión de las marcas

La industria europea del automóvil enfrenta un escenario complejo en una carrera contra reloj
Carlos Schwartz
La inauguración de la principal feria europea del automóvil en Ginebra muestra a una industria preocupada por la caída de las ventas de los coches con motores diésel, una secuela de los engaños con los que el fabricante Vokswagen embozó su incumplimiento de los niveles de contaminación de sus motores ante los límites de CO2 de las autoridades estadounidenses desvelados en septiembre de 2015 por el regulador de la competencia de ese país. De acuerdo con los datos de la Asociación Europea de Fabricantes de Automóviles (AEFA) las ventas de las motorizaciones diesel cayeron el año pasado un 8% lo que ha dejado una cuota de mercado para ese tipo de vehículos del 44% en comparación con más del 50% en el pasado. Los nervios vienen a cuenta de que para muchas marcas, en particular para Volkswagen y BMW, los motores que queman gasóleo bajan la media de las emisiones por marca que es el dato con el cual las autoridades europeas de la Competencia determinan si se cumplen los límites impuestos. 
La Unión Europea (UE) ha determinado que el límite de emisiones de CO2 con el que debe cumplir al 100% la industria para los automóviles de pasajeros en 2021 es de 95 gramos por kilómetro, mientras que los vehículos comerciales ligeros tienen una tolerancia de hasta 147 gramos por kilómetro. Para añadir complicaciones a esta industria en la última semana de febrero la sala de lo administrativo del Tribunal Superior alemán decidió que los gobiernos de las ciudades tienen el derecho de prohibir la circulación de los automóviles con motores diesel para preservar la calidad del aire. 

El Gobierno Federal reaccionó de inmediato anunciando que concedería un distintivo azul a los automóviles con motores désel menos contaminantes para preservar a la industria. El múltiple problema al que hace frente la industria del automóvil es de un lado que las sanciones por no cumplir con los límites de emisión son muy altas, que sin los motores diesel no pueden llegar a los requisitos, que las ventas de este tipo de motorización pueden seguir cayendo, y que la fabricación de automóviles con motores eléctricos e híbridos no tiene la velocidad de crucero necesaria para salvarlos de las pérdidas que pueden sufrir por los límites de emisión. Según datos de los fabricantes la mitad de la industria no podrá hacer frente a la introducción a tiempo de los motores eléctricos en suficientes coches para sortear el escollo.

Alemania es el mercado del automóvil más grande de Europa y la decisión del Tribunal Superior puede barrer de un plumazo el valor de 12 millones de automóviles diésel en circulación en un país cuya industria cuenta con Volkswagen, BMW y Daimler. Las estimaciones de las consultoras es que equipar a los coches más contaminantes con elementos limitadores de las emisiones para adecuarlos a las exigencias de la UE podría costar a las empresas 14.500 millones de euros solo para los motores más antiguos y hasta 29.000 millones para toda la flota diesel en circulación. La cuestión de la calidad del aire se ha tornado en una seria amenaza para la industria del automóvil. 

En enero, la Corte Suprema de Reino Unido falló en contra de los planes británicos de descontaminación del aire y los declaró ilegales y con deficiencias serias e instruyó al Gobierno para que se adopten medidas por parte de los municipios y regiones para alcanzar los niveles de emisiones exigidos por la regulación. Esta es la tercer victoria judicial de los abogados de las asociaciones de defensa de la calidad del aire y cada sentencia favorable hace sentir al consumidor que comprar un coche diesel puede acabar siendo un mal negocio. Fiat Chrysler anunció recientemente que renunciaba a los motores diésel a partir de 2022 mientras que Toyota anunció el año pasado que probablemente no lanzaría más modelos con motor diesel.

Por su parte, Volkswagen en un asunto que se deriva directamente de la mala gestión de las limitaciones medio ambientales tiene una amenaza judicial de 9.000 millones de euros reclamados por accionistas de la empresa que vieron caer a la mitad el precio de sus acciones tras la comunicación de la violación de la normativa estadounidense mediante engaños basados en aplicaciones de software en los automóviles sujetos a inspección por los reguladores. La empresa ha basado su línea de defensa en la afirmación de que la dirección y el consejo ignoraban la existencia de una trama interna dentro de la compañía para defraudar a las autoridades y de paso a los accionistas a quienes no se les comunicó la existencia de este riesgo potencial para la empresa. 

La empresa además afirma que estaba en negociaciones con la Agencia de Protección del Medio Ambiente en Estados Unidos acerca de un asunto “sobre cumplimiento de normas” y de cuando comunicarlo de forma pública cuando la Agencia “de forma abrupta y de manera unilateral rompió las confidencialidad de las negociaciones” de acuerdo con documentos judiciales filtrados a la prensa. De acuerdo con la empresa el caso supuso “un vuelco total en el paradigma de las prácticas administrativas y de penalización de las autoridades estadounidenses” en una referencia al hecho que en lugar de los 150.000 dólares de multa que la empresa esperaba se encontró con una penalización de 19.000 millones de dólares que dejaron al Consejo de la empresa en “estado de shock”. 

A la feria de Ginebra hay algunas marcas que no han concurrido. Entre ellas el fabricante de coches eléctricos Tesla. Los fabricantes franceses contaban con la motorización diesel para hacer frente a la limitación de emisiones y también sufren las consecuencias de la caída de ventas.

Renault está acelerando el desarrollo de un modelo híbrido de bajo coste denominado “Locobox” pero la realidad es que las lineas de montaje para ese prototipo no estarán en funcionamiento antes de 2021. Por su parte el primer ejecutivo del Grupo PSA, Carlos Tavares, afirmó que los planes de su empresa se mantienen dentro del calendario previsto. Pero en su última entrevista pública en la prensa urgió a los Gobiernos europeos a paralizar las penalizaciones hasta que los redes de repostaje eléctrico no estén suficientemente desarrolladas. Tavares afirmó en Ginebra que solicitará apoyo para sus posiciones a la Asociación Europea de Fabricantes de Automóviles que preside actualmente. Los híbridos con motores de 48 voltios de PSA que engloba las marcas Peugeot, Citroen y Opel recién estarían disponibles en 2012 de acuerdo con los planes de la empresa.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...