edición: 2863 , Miércoles, 11 diciembre 2019
31/01/2019

La CE dispuesta a vetar la fusión entre Siemens y Alstom ante los reparos de la comisaria Vestager

El plan franco-germano de crear un campeón europeo en la construcción de trenes a punto de frustrarse
Carlos Schwartz
Fuentes al tanto de la opinión de la comisaria de la Competencia de la Unión Europea (UE), Margrethe Vestager, han sugerido a los medios que la Comisión Europea (CE) vetará la semana que viene la fusión de las divisiones de trenes de Siemens y Alstom. De acuerdo con dichas fuentes, los remedios ofrecidos por las empresas de Alemania y Francia para superar las objeciones de la Comisaría han quedado muy por debajo de las expectativas de Vestager. La escasa aceptación de las exigencias de Competencia ha llevado a algunos analistas a considerar que las partes de la fusión, que daría origen a una empresa gigantesca para el estándar europeo, en el fondo no tenían tan clara la operación. 
Sin embargo, a la luz de la firme beligerancia de los gobiernos de Alemania y Francia en torno a los planes de fusión, parece más razonable pensar que las empresas han pensado que el respaldo de sus respectivos gobiernos operaría el milagro. De acuerdo con las fuentes consultadas, cuando la propuesta se vote la semana que viene por los 28 miembros de la comisión, solo habrá un par de votos favorables a la propuesta franco-alemana. La CE tiene desde 1989 la atribución de vetar las fusiones que no cumplan con las expectativas de los reguladores de la UE. Pero pocas veces se ha despertado una expectativa tan fuerte en torno a una fusión de esta naturaleza en el pasado.

En parte la expectativa tiene que ver con el contexto internacional en el que se registra una lucha feroz por neutralizar y eliminar competidores, y en el cual la dimensión de los contendientes de Estados Unidos y China, los dos grandes competidores en la arena internacional, convierte en pigmeos a muchas de las empresas europeas. Vestager, sin embargo, considera que tanto Alstom como Siemens, se las arreglan muy bien para competir en la arena internacional y considera por otra parte que es difícil que los competidores estadounidenses y chinos puedan superar las barreras de entrada al negocio ferroviario en Europa por una serie de razones que incluyen el grado de desarrollo de las tecnologías y la adaptación de las redes ferroviarias europeas a las tecnologías locales, y la regulación del sector. 

El fin de semana pasado el ministro de Finanzas de Francia, Bruno Le Maire dijo que “nada justificaría una bloqueo a la fusión” por parte de Bruselas. Su contraparte alemán, el ministro de Economía Peter Altmayer, dijo esta semana que Berlín “quiere que esta fusión se haga”. El decidido apoyo oficial por parte de los dos países al proyecto de fusión parece ser el motivo central por el cual las empresas se han resistido a las concesiones exigidas por Bruselas.

Sin embargo, el resto de la industria europea del sector del ferrocarril ha mirado con mucho recelo esta operación. En el sector operan fabricantes de material rodante, tracción motora, señalización, vagones, y comunicaciones, que verían sus posibilidades de negocio afectadas. España es un ejemplo, con dos fabricantes de trenes que compiten a nivel internacional: Talgo y CAF. En Reino Unido hay empresas de señalización que compiten a escala internacional. Sin contar con los intentos de las empresas no europeas como Bombardier, que consideran que Europa es casi inexpugnable en materia de competencia en el sector, opinión que para Vestager tiene peso. Esto se ha reflejado en la política editorial de medios europeos que abiertamente ha clamado por el veto a la fusión. 

Pese a ello es una realidad que China tiene una empresa con respaldo del estado, CRRC, cuyos ingresos duplican los de un fusión entre Siemens y Alstom. Aquella además cuenta con financiación blanda concedida por los bancos estatales chinos y se erige como una potencial limitación a la competencia. Fuentes de la industria ferroviaria señalan que “una forma de hacer frente a este tipo de competencia es poner limitaciones a las facilidades que dan ese tipo de competidores” y que inevitablemente resultan del apoyo financiero de un estado como el Chino, en lugar de ayudar a la creación de un “campeón europeo” que será una amenaza a la competencia para otras empresas de la UE.

El consejero delegado de Siemens, Joe Kaeser, reaccionó con energía a la oposición de Vestager señalando que los funcionarios de Competencia eran “tecnócratas retrógrados” y que las normas sobre competencia estaban desactualizadas. De acuerdo con su punto de vista el ordenamiento europeo está desactualizado y no es el adecuado para responder a un mundo cambiante, en el cual las empresas de China han desplazado a las alemanas y europeas en sectores que van desde los electrodomésticos hasta las telecomunicaciones”. 

"Es totalmente ingenuo pensar que las naciones europeas a nivel individual puedan hacer frente a grandes economías como las de China y Estados Unidos, y tal vez en el futuro India”, dijo Kaeser. “Si queremos tener un papel en el mundo debemos adoptar una política industrial europea”, añadió. Le Maire ha expresado opiniones similares y ha pedido en más de una oportunidad una actualización de la “obsoleta” legislación sobre la competencia en la UE. Vestager ha señalado respecto de la operación que Competencia le dio la opción a las dos empresas de vender activos en el sector de la alta velocidad y la señalización como forma de remediar las consecuencias de la fusión, pero que las empresas no tomaron en cuenta sus exigencias. Por el contrario, hicieron algunos cambios marginales en respuesta a las exigencias. Pocas veces en el pasado se elevó tanto el tono respecto de una fusión en la UE.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...