edición: 3005 , Miércoles, 8 julio 2020
13/05/2020

La crisis acelera la concentración y el 1% de los gestores de inversión acapara el 60% de los recursos

La tendencia se reforzó en el primer trimestre en medio de una guerra de precios y fuerte competencia
Carlos Schwartz
La fuerte corrección de la bolsa en el primer trimestre a causa de la crisis acelerada por la epidemia Covid-19 ha animado la tendencia a la concentración de la inversión las manos de los grandes gestores. La reacción de los inversores al desplome de las bolsas fue dirigir sus activos a los gestores que menos comisiones y honorarios cobran en la gestión de fondos pasivos. La lectura que están haciendo esos inversores es que en las presentes condiciones del mercado no tiene mucho sentido pagar capacidad de análisis y selección de valores a cargo de los equipos de gestores de fondos más pequeños. “Es un mercado sin orientación muy precisa y en materia de navegar en la niebla quizá sea mejor fiarse en los fondos que siguen índices y en sus mecanismos automáticos”, señala una fuente del sector de los fondos de inversión. Que el mercado está transitando por un momento de mucha complejidad no es novedad para nadie. Tampoco que haya una tendencia a la concentración en la gestión de activos. El proceso se hizo evidente tras la crisis financiera de 2008 cuando los grandes gestores de inversión estadounidenses desataron una feroz competencia con una reducción de comisiones y honorarios y demás cargos que acompañan a la gestión de la inversión. En realidad es una política que sólo se puede sostener sobre la base de un volumen creciente de recursos bajo gestión para compensar la reducción de las comisiones que pagan los gastos operativos, de infraestructuras y los ingresos de los gestores.
En la medida que los gestores no invierten recursos propios, sino que gestionan recursos ajenos, una fuerte caída en los mercados si se hace permanente y determina pérdidas para los titulares de los activos al cierre de un trimestre obligaría a los gestores a devolver dinero cobrado en forma de comisiones por gestión, creando dificultades financieras a esas gestoras. El crecimiento casi ilimitado de los 27 grandes gestores que acaparan ese 1%, de acuerdo con el proveedor de análisis y datos Flowspring, entre los que están nombres como BlackRock, Fidelity, State Street, PIMCO, Vanguard, Dimensional, American Funds, por mencionar a los más conocidos, los ha llevado a dimensiones sistémicas en la medida que cada uno de ellos maneja varios billones de dólares en activos. Su actividad está diversificada y su presencia es activa no solo en fondos tradicionales de acciones, bonos corporativos y deuda pública, sino además en fondos de dinero, en crédito a los profesionales del capital privado y a corporaciones entre otros.

Esta semana PNC Financial Group anunció que vendía el 22% del capital de BlackRock. Es decir que el noveno banco por activos de Estados Unidos, que acaba de dotar 466 millones de dólares en previsión por posible morosidad en la cartera de créditos, ha decidido hacer caja con una participación histórica en el primer gestor de activos del mundo. No cabe la menor duda de que a PNC le viene bien acumular liquidez en el presente cuadro financiero internacional. Pero la noticia ha hecho pensar de inmediato a los observadores del sector que si hay que vender, mejor hacerlo ahora que los números son buenos, porque de lo contrario se corre el riesgo de tener que esperar mucho tiempo… BlackRock ha decidido disipar el efecto de esta noticia anunciando otra, su toma de participación en una plataforma que aspira a convertirse en el mercado de acciones del siglo XXI en Estados Unidos. Members Exchange pretende desplazar, en el tiempo, al New York Stock Exchange y al NASDAQ, algo que está por verse. 

La salida de PNC deja en evidencia el alto nivel de riesgo que supone la estrategia de reducción de comisiones y fuerte concentración, porque un mercado adverso puede realmente golpear de forma significativa a estos colosos de la gestión de inversión. Por otra parte su misma dimensión los ha convertido en un factor de decisión política como lo han demostrado algunos de ellos en fechas recientes por su proximidad a los consejeros económicos del presidente Donald Trump, por ejemplo. El nivel de concentración de recursos en el 1% supone 243 veces lo que tienen en gestión los que forman el 50% de la parte baja, comparado con las 208 veces a finales de 2019 y las 105 en 2010. Esto da una idea no sólo de la concentración sino además del incremento del volumen de los fondos en gestión, algo que a su turno no es ajeno a la política monetaria de la Reserva Federal.

En 2018 Fidelity Investments se colocó a la cabeza de la política de descuentos lanzando una serie de fondos sobre índices sin comisiones, con mucho éxito entre los inversores, que engrosaron sus activos en gestión. La siguiente medida fue el lanzamiento de una serie de fondos sobre temas específicos que reducían las comisiones como premio a la fidelización, es decir si los clientes no rescataban el dinero de sus fondos. Vanguard redujo comisiones en la mitad de sus fondos europeos el año pasado, mientras que BlackRock y State Street redujeron comisiones sobre los fondos pasivos que siguen a los índices bursátiles. La carrera por la dimensión para hacer frente a los costes en el entorno de muy bajas comisiones indica que las concentraciones van a continuar.

El gestor Franklin Templeton está en proceso de adquirir al competidor Legg Mason, una operación que supone crear una gestora con 1,5 billones de dólares en gestión. El año pasado Invesco se unió al club de los grandes al adquirir los Fondos Oppenheimer por 5.700 millones de dólares. Pero detrás de la promesa de menores comisiones está también la realidad de un menor valor añadido porque lo que se ofrece de forma creciente es el seguimiento automatizado de índices y otros indicadores. Esta ausencia de estrategia real de inversión sólo se puede sostener en un mercado imprevisible y volátil. Y mantendrán rentabilidad mientras no vuelva a caer, algo que en Estados Unidos depende de la Reserva Federal y de que no se profundice, contra todo pronóstico, el deterioro económico. Todo parece indicar que la decisión de PNC no fue adoptada al azar.

Noticias Relacionadas

Director
Juan José González ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
c/ Real, 3. 40400 El Espinar (Segovia)
Teléfono: 92 118 33 20
© 2020 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...