edición: 2611 , Viernes, 7 diciembre 2018
29/10/2018

La desconfianza de los inversores castiga las acciones estadounidenses a pesar de sus buenos ingresos

La reacción al anuncio de resultados trimestrales que se acaba esta semana sorprende por desmedida
Carlos Schwartz
El mercado de valores de Estados Unidos ha sufrido un par de reveses sucesivos con una venta de acciones de empresas de microprocesadores como Texas Instruments y STM Microelectronics, para castigar al día siguiente con fuerza las acciones de Amazon y de Google-Alphabet o Snap en vísperas del fin de semana. Todo parece indicar que de forma selectiva los inversores pretenden corregir los niveles alcanzados por las acciones de empresas del sector tecnológico que se han mostrado como soporte de los mercados de acciones estadounidenses en los últimos dos años. No existen sin embargo hechos alarmantes en los informes trimestrales de las empresas del sector que justifiquen estas correcciones. Como tampoco los hay en empresas de otros sectores. Los resultados en general fueron mejores o iguales que las expectativas de los analistas, aunque en algunos capítulos específicos estuvieron por detrás de las previsiones. 
Todo parece indicar que las acciones de Amazon cayeron porque su pronóstico de ventas para el periodo de vacaciones navideñas fue moderado, de entre un 10% y un 20% superior a las registradas en trimestres pasados. Las acciones llegaron a caer hasta un 8% durante la sesión. Alphabet por su parte abrió con una caída del 3%, tras haber anunciado la víspera que sus negocios de publicidad se habían desacelerado en el tercer trimestre más de lo previsto con un incremento del 21% interanual. El dato está un 2% por debajo de las previsiones de los analistas. Es decir que ambas empresas registraron un incremento en sus ingresos pero han sembrado algunas dudas sobre la solidez de sus ventas en el futuro. 

El dato sin embargo no es suficiente para promover reacciones agudas, a menos que haya otros factores pesando sobre el ánimo de los inversores institucionales, que son quienes en definitiva anticipan tendencias. La realidad es que las corporaciones estadounidenses están dando resultados del orden de los dos dígitos, y a pesar de este desempeño la retirada de la inversión en valores destacados lleva un mes y se ha llevado por delante billones en capitalización de mercado e índices bursátiles.

Para los fondos de inversión europeos estos hechos no han pasado desapercibidos, pero de momento los reparos que esta situación puede suscitar, no se reflejan en el análisis público. Esta no es una buena señal. Puede indicar que nadie quiere alertar al mercado mientras se deshacen las posiciones largas. Para un grupo nutrido de operadores del mercado, la venta de títulos de corporaciones con ingresos por encima de las expectativas, indica una profunda desconfianza. 

Al menos la mitad de las empresas cotizadas en el S&P 500 ya han anunciado sus resultados para el tercer trimestre, y las acciones de las que han dado cifras de ingresos por encima de las expectativas de los analistas han caído de promedio el 1,5% entre los dos días previos a su anuncio y los dos días posteriores al mismo, de acuerdo con datos de Factset publicados este fin de semana. El registro histórico de este dato indica que esta es la caída más acusada desde 2011. 

Mientras tanto las acciones de las empresas que quedan por debajo de sus previsiones reciben un castigo excesivo. Los valores de estas empresas han caído en ese lapso de cuatro días analizado el 3,8%, un resultado peor que la caída del 2,5% registrada en promedio en los últimos cinco años años para ese lapso.

Mientras tanto los analistas consideran que los ingresos de las corporaciones del S&P 500 crecerán en promedio en el cuarto trimestre un 20% por encima del mismo trimestre un año antes, lo cual no deja de ser un ritmo saludable aunque menor que el registrado durante el primer semestre del año. 

Las nubes, mientras, están en el horizonte, porque los analistas esperan que en el segundo semestre de 2019 el ritmo de crecimiento deje de ser de dos dígitos, aunque nadie prevé una tasa negativa. Pero mientras los pronósticos sobre los ingresos de las empresas son optimistas, las expectativas sobre las ventas no son tan halagüeñas. Tiene sentido, por comparación con el ritmo de los ingresos: el 41% de las empresas ha comunicado ventas por debajo de las previsiones de los analistas. Un dato muy por encima del 23% de las empresas que han comunicado ingresos inferiores a las expectativas.

La reacción de los inversores pone en cuestión la continuidad del ciclo de expansión de la actividad económica en Estados Unidos, que con 9 años consecutivos es la segunda más larga en la historia del país. Desde luego, existen indicios de que los escépticos pueden estar en lo cierto. De acuerdo con los datos difundidos la semana pasada la venta de vivienda nueva en el país ha caído por cuarto mes consecutivo en septiembre, y los fabricantes de automóviles también han anunciado una fuerte caída de las ventas en septiembre. 

Los temores a la evolución de la economía del país en el corto plazo han hecho que factores que antes reforzaban la cotización de las acciones ahora sean elementos neutrales o negativos. Hay una fuerte tendencia a considerar que las correcciones rondan a las tecnológicas, y que no obstante ello, se repondrán. 

Pero la realidad del mercado se presenta bastante más compleja. El martes de la semana pasada Caterpillar, el fabricante de maquinaria pesada para el movimiento de tierra, anunció cifras por encima de las expectativas con el resultado que sus acciones cayeron el 7,6% en un mercado en el cual el índice al que pertenece, el S&P 500, caía sólo el 0,6%. Situaciones como esta hacen pensar que los inversores no es que tengan poca confianza en los resultados de las empresas, sino que desconfían de manera significativa de las perspectivas del ciclo económico en el corto y medio plazo.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...