edición: 2865 , Viernes, 13 diciembre 2019
25/09/2019

La Fed asiste nuevamente al mercado de Repos para evitar tensiones en los tipos de interés

Fuentes del mercado sorprendidas por la demanda esperan más necesidad de liquidez a fin de año
Carlos Schwartz
Algo pasa, pero nadie dice claramente qué, o simplemente no lo sabe. La Reserva Federal volvió esta semana al mercado de crédito contra deuda con pacto de recompra, denominado Repo. La semana pasada intervino abriendo el grifo después de que los tipos de interés rompieran la barrera del 10% a un día. La explicación de fondo está sujeta a debate, pero la retirada de la liquidez inyectada al mercado durante la crisis es la hipótesis más clara. El Banco de la Reserva Federal lleva ya un largo recorrido esterilizando la liquidez que generó la ampliación de su balance en casi 3 billones de dólares, con un pico en 2014 de 2,9 billones. Para reducir balance destruía el dinero que recibía del Tesoro en pago por la deuda pública al vencimiento, deuda que tenía en su poder después de haberla tomado del sistema bancario y de las grandes empresas. Pero el horno no está para bollos y mientras esa liquidez genera una asignación de recursos ineficiente, creando burbujas como en el mercado de valores y en el precio de la propiedad, retirar liquidez echa la soga al cuello de los bancos.
Una parte sustancial de sus ingresos se ha generado por la vía especulativa dirigiendo los excesos de liquidez a mercados de alta rentabilidad, como las economías en desarrollo con altos tipos de interés, porque en definitiva el mercado del crédito no estaba en alza y el negocio bancario, aunque con tipos de interés más altos que en Europa, no acabó de despegar salvo en el sector corporativo. Ahora los bancos estadounidenses se encuentran con dificultades para mantener el nivel de reservas necesario en las cuentas de la Reserva Federal.

Se trata del denominado dinero de banco central, es decir apuntes en cuentas corrientes que reflejan las transacciones entre las entidades y la autoridad monetaria. La mayor parte de ese dinero en la actualidad es parte de los coeficientes, reservas y encajes obligatorios que los bancos deben constituir en su cuenta corriente con el banco central. Lo cual equivale a decir que a los bancos les falta dinero, liquidez, para mantener esos coeficientes o si los mantienen necesitan más de otra fuente para hacer frente a sus compromisos. Es a raíz de estas tensiones que el viernes pasado la Fed anunció que subastaría contra deuda 90.000 millones a dos semanas mediante tres subastas de  30.000 millones esta semana. La operación intenta evitar la acumulación de tensiones por el cierre del tercer trimestre en el cual los bancos deben cuadrar sus cuentas, incluyendo los requisitos del banco central, que serán sometidos a control.

El lunes la Fed entró al mercado de Repo y soltó 49.700 millones de dólares en dinero a un día al margen de las tres subastas previstas, en una cuantía considerada baja. Pero el martes, la demanda para el dinero en subasta alcanzó a 62.000 millones de dólares, duplicando la oferta de la Fed. El abanico de los tipos de interés para las ofertas fue de entre un promedio del 1,96% y un máximo del 2,05% contra un tipo mínimo fijado por el banco emisor del 1,85%. La medida en última instancia apunta a reducir la tensión en el mercado de financiación a corto plazo, porque para cuadrar el trimestre los bancos suelen cerrar el grifo del crédito para adecuarse a los requisitos de las cuentas que tienen que entregar al regulador.

La prima ofrecida por los bancos sobre el interés mínimo aceptado por el regulador sugiere que los bancos han decidido pagar, y a tenor de la oferta con generosidad, teniendo en cuenta los tipos de interés de referencia. Esto desvela el estado de necesidad. Los operadores del mercado esperaban presión por el cierre del trimestre pero consideran que esto es ya una manifestación de estrés. La volatilidad desatada la semana pasada con el tirón en los tipos “ha causado problemas en la implementación de la política monetaria del banco emisor” de acuerdo con el Financial Times. 

Pero la cuestión central es que la reducción del balance de la Fed está ocasionando problemas y no queda claro cómo operará en el futuro el mercado de liquidez entre las entidades en el corto plazo. La decisión de la Fed se ha anticipado al estrés del mercado según los analistas pero ahora la pregunta es si la dosis será suficiente “En principio hay un mensaje, la Fed no se va a quedar de brazos cruzados si hay tensión en la liquidez y la dimensión de su intervención se puede considerar significativa”, de acuerdo con una fuente del mercado interbancario.

La Fed hará dos subastas más esta semana, hoy y el viernes. El presidente de la Reserva Federal de Nueva York afirmó que “El objetivo de estas acciones es el mismo que las recientes de mercado abierto, auspiciar las condiciones en el mercado para que los tipos de interés de los fondos federales se mantengan dentro del objetivo”. El alto funcionario añadió que “Este episodio nos recuerda a todos la importancia de tener un mercado que funcione adecuadamente y el papel vital que juega la Reserva Federal como proveedor de liquidez al sistema cuando los mercados están sujetos a tensión”. Lo que está claro es que con independencia del interés en destacar la celeridad de la intervención de la Fed, existen motivos de tensión en el mercado entre las entidades de crédito y esto es revelador de que el proceso de reducción del balance del banco central está ocasionando efectos indeseados. Los analistas estiman inevitable que el banco central regrese de alguna forma a dar liquidez al mercado globalmente. Un nuevo 'quantitative easing”.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...