edición: 3070 , Martes, 20 octubre 2020
11/09/2020
banca 
Desde el 4 de septiembre sube un 20% en Bolsa 

La gran banca mide sus fuerzas con una puja por Sabadell que dispara su valoración

Una fusión con Banco Sabadell serviría a Santander –sólo- para mantener el liderato bancario nacional mientras que para BBVA bloquearía el liderazgo de Torres, que abandonaría el banco
Juan José González
Tiempo de dudas e indecisión de la gran banca para mover ficha en la segunda operación de concentración que vive el sector financiero español. Tiempo de espera, seguramente de negociaciones tan intensas como discretas. La segunda operación está en ciernes, "pronto habrá noticias", comenta un alto directivo implicado en el movimiento corporativo que desde el 4 de este mes mantiene agitadas las aguas de la banca nacional. En principio todos parecen señalados en la faena: Santander, BBVA, Sabadell, Ibercaja, Unicaja, Bankinter... según tamaño y estado de salud, pero todos están afectados por el movimiento, a todos interesa el dibujo final del sector en el que se van a jugar su destino en la crisis en marcha. Parece que está en juego el liderazgo bancario nacional que, en esta ocasión puede dar una sorpresa y alzarse hasta otro liderato: en de la Unión Europea. En secreto, obviamente, pero todos están hablando con todos. Porque ser líder en un mercado es mucho más que ser el primero en un ranking por recursos, por activos, por rentabilidad o por lo que sea. El líder se lleva el gato al agua siempre o casi siempre. Lo sabe Santander, el banco que lidera Ana Botín, heredera del deseo del patriarca, Emilio Botín, de ser el primer banco español y uno de los primeros de la Eurozona. El movimiento de Caixabank y Bankia cambia los deseos del presidente desaparecido y obliga, seguramente a su sucesora a hacer lo propio: mover ficha para mantener el liderato del sector en España y el puesto en Europa.
El baile de fusiones trastoca de repente planificaciones estratégicas de grupos empresariales y financieros. Así las cosas, es probable que el próximo movimiento afecte a casi todos, los primeros del ranking, los más grandes, esto es, Santander, BBVA, Sabadell y hasta los medianos Bankinter, Ibercaja, Unicaja, Abanca, Liberbank... todos. Se mueve el BBVA, tocado su presidente Carlos Torres por un asunto complejo, judicial, que afecta además a la gobernanza del banco, que daña su prestigio y compromete planes de futuro.

Un proyecto de fusión ya estaba siendo considerado en el consejo del banco cuando el pasado día 4 se conoció el inicio de los trámites de fusión entre Caixabank y Bankia. Una noticia que el consejo procesó de inmediato, con una reunión de urgencia donde se decidió activar las conversaciones con Sabadell. Una fusión con cualquiera de los candidatos sería una bendición para el banco de Carlos Torres, que relegaría a un segundo plano los problemas legales que sufre BBVA por el caso Villarejo-BBVA. Una fusión que, en caso de producirse con una entidad mayor, caso de Santander, le relegaría también a él. Es un pequeño detalle éste que puede contar a la hora de elegir una u otra opción, aunque en el sector las opiniones descartan que la situación legal de Torres vaya a ser decisiva para algo: "se iría en pocos meses", opina un experto analista en el BBVA.

En BBVA velan armas y nervios porque la idea de una fusión por absorción, obviamente, de Santander, conllevaría para el banco de Torres decisiones de alcance, de profundidad, de cambios posiblemente inimaginables incluso en el actual escenario económico. Recordar los tiempos en que Santander consolidó el Banco Central primero y el Hispano Americano después. La perspectiva histórica ilustra sobre un cambio de grandes dimensiones como sería en esta ocasión la consolidación de BBVA por Santander.

Que la operación sea una posibilidad cierta, conjeturable, no evita que uno y otro, Santander y BBVA por separado se hayan planteado cobrar pieza con Banco Sabadell, según indican todas las referencias, expertos y medios de comunicación, el comodín para solventar una fase de emergencia financiera (pandemia, crisis, tipos...) y para continuar la marcha de la consolidación propugnada por el Banco Central Europeo e iniciada con Caixabank y Bankia. Sí hay coincidencia entre expertos analistas, también entre varias fuentes consultadas en el sector bancario (incluso en el propio BBVA) que Carlos Torres no podría liderar fusión bancaria alguna dada su situación en el affaire Villarejo-BBVA.

Por otro lado, cabe pensar que Santander sigue asimilando -consolidando- la absorción de Popular, de cara a una nueva operación corporativa, lo que le podría complicar la existencia. En último extremo, es más probable que Santander tenga en mente una operación trasnacional que local. En este escenario Sabadell parece seguir el ritmo de la escena desde la posición de quien se siente deseado y ahora más valorado que hace una semana, cuando la entidad cotizaba un 20% por debajo del valor actual. Un valor que sitúa al banco de Oliu en una posición más atractiva para los candidatos, para los accionistas y para la banca extranjera que sigue manteniendo su foco en el Sabadell. Hoy, las dudas e indecisiones que exhiben los pretendientes, sirven para subir el precio de este banco que se ha convertido en un comodín muy útil según los casos, aunque no para todos. Habrá noticias muy pronto.

Noticias Relacionadas

Director
Juan José González ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
c/ Real, 3. 40400 El Espinar (Segovia)
Teléfono: 92 118 33 20
© 2020 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...