edición: 3025 , Viernes, 7 agosto 2020
30/07/2020

La industria aeronáutica y sus auxiliares sufren de lleno el golpe del cese de los viajes por la pandemia

Los colosos Boeing y Airbus padecen las consecuencias de la suspensión de órdenes de las compañías
Carlos Schwartz
La cancelación de órdenes de compra de las principales líneas aéreas del mundo por aviones de los dos grandes fabricantes mundiales, la europea Airbus y la estadounidense Boeing, ha provocado severas pérdidas a las empresas aun cuando conservan tesorería para hacer frente a los momentos más críticos. Airbus comenzó el año admitiendo que el A380, el avión capaz de trasladar 600 pasajeros y que venía a sustituir al 747 de Boeing que quedará fuera de servicios este año en la mayor parte del mundo, había fracasado ante la tendencia global a utilizar aviones más pequeños y de menor consumo. La decisión, y la caída de ingresos de la empresa fruto de la crisis a la que han sucumbido las grandes líneas aéreas tras la interrupción del movimiento mundial de pasajeros por la Covid-19, ha provocado un plan de emergencia con 17.000 despidos a escala internacional de los cuales 1.600 se concentran en las diversas plantas de España. Mientras tanto su competidor Boeing anunció que reducía su producción de aeronaves y aumentaba los despidos tras anunciar que había perdido 2.400 millones de dólares en el segundo trimestre de este año reflejando el impacto de la pandemia sobre la demanda de aviones y la inmovilización de los 737 MAX tras dos accidentes fatales el año pasado. En el segundo trimestre de 2019 la empresa registró pérdidas de 2.900 millones de euros y la pérdida por acción el año pasado fue de 5,03 dólares comparado con 4,20 este año. Los ingresos totales de la empresa cayeron un 25% hasta los 11.800 millones de dólares.
Las acciones de la empresa subieron un 2% tras el anuncio… las cosas eran mejores de lo esperado. Boeing ha reestructurado sus planes de producción y ha retomado la producción limitada del MAX, redujo a seis aparatos al mes la producción del 787 Dreamliner y la del 777 de fuselaje ancho a solo dos al mes. Los planes para el 777X de momento están en el frigorífico. La empresa ha decidido despedir el 10% de su plantilla de 160.000 trabajadores pero fuentes próximas a la industria señalan que los despidos serán mayores. Los fabricantes de aviones y las líneas aéreas se ven afectadas por una caída del transporte de pasajeros estimado en el 60% para todo el año y la Asociación Internacional de Transporte Aéreo no prevé que el tráfico recupere los niveles de 2019 hasta el año 2024.

Por su parte General Electric (GE) anunció que había sufrido pérdidas por 2.000 millones de dólares en el segundo trimestre de este año con una caída de sus ingresos del 24%, a causa de la reducción en las órdenes de motores para aviación que constituyen la parte del león del negocio de esta compañía. La división de turbinas produce para Boeing y Airbus y ha sufrido fuertes pérdidas por la cancelación de órdenes y el lento flujo de nuevos pedidos para una industria que se ha visto afectada de lleno por la paralización global del movimiento de pasajeros. Con todo GE dijo que había quemado menos tesorería de la que había previsto previamente. Sus flujos de caja negativos fueron de 3.100 millones de dólares, comparados con una previsión de entre 3.500 y 4.500 millones de dólares en mayo. 

El consejero delegado de la empresa, Larry Culp, consideró que la recuperación del sector del transporte aéreo de pasajeros va a ser lento, pero que sobre la base de las decisiones que habían tomado consideraba que regresarían a los flujos de caja positivos y más altos ingresos en el segundo semestre este año. La empresa ha tenido que vender divisiones para hacer frente a las necesidades de caja, como su último vínculo con los consumidores, su división de generación eléctrica para clientes residenciales. Culp dijo que la demanda de los equipos de diagnóstico por imagen de su división de equipamientos médicos había crecido y que el régimen de producción de aeronaves se estaba estabilizando dentro de sus objetivos. 

La empresa tiene decidido vender su participación en la empresa de servicios petroleros Baker Hughes. En 2016 pagó por una participación de control sobre esta empresa 7.400 millones de dólares sobre la base de la hipótesis del anterior consejero delegado de la empresa de que el precio del crudo aumentaría impulsando las inversiones en la prospección y explotación de las reservas de crudo. Una apuesta que no fue acertada, ahora GE considera que Baker Hughes no constituye un activo estratégico y se quiere deshacer de él totalmente en tres años. Habrá que ver si lo logra.

La semana pasada el fabricante europeo de aviones, Airbus, dijo que reformaría su régimen financiero para evitar las trabas que le impuso la Organización Mundial del Comercio (OMC) debido al sistema de créditos vinculados a la exportación que le permitían financiar los nuevos modelos de aviones. La decisión tras una larga disputa con la OMC que considera a estos créditos una ayuda del estado, está dirigida a derribar las barreras que le dificultan acceder al mercado estadounidense y otros a nivel global. La empresa acordó con Francia y España la eliminación de los créditos atados a las exportaciones para su modelo de fuselaje ancho A350. 

Los bajos tipos de interés aplicados a estos créditos fueron el fundamento para que Washington acordara unos derechos de importación del 25% sobre una serie de productos europeos desde máquinas herramienta alemanas hasta vinos franceses. Airbus tomó la decisión tras la amenaza de Estados Unidos de que ampliaría el listado de empresas afectadas por los derechos de importación. La disputa tiene 16 años de antigüedad y para Airbus no había ninguna expectativa de ganar el largo contencioso mientras las empresas europeas salían perjudicadas.

Noticias Relacionadas

Director
Juan José González ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
c/ Real, 3. 40400 El Espinar (Segovia)
Teléfono: 92 118 33 20
© 2020 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...