edición: 2561 , Martes, 25 septiembre 2018
12/06/2018

La inversión en generación renovable supera a la destinada a la generación eléctrica convencional

La reducción de costes hace más competitivas a las renovables minimizando la carga de los subsidios
Carlos Schwartz
La inversión global en generación renovable supera a la destinada a la generación de electricidad con gas, carbón, fuel y energía nuclear debido a la caída creciente de los costes en generación eólica y solar. Los datos de la Agencia Internacional de la Energía (AIE) para 2016, los últimos disponibles, indican que más de la mitad de la capacidad de generación global añadida en los últimos años se ha concentrado en la eólica y solar. En ese año el total invertido en renovables fue de cerca de 300.000 millones de dólares, más de dos veces los 143.000 millones de dólares invertidos en generar con carbón, gas, fuel o energía nuclear. La agencia con sede en París estima que hasta el 2025 el 56% de la capacidad de generación añadida será renovable. De acuerdo con los datos de la Escuela de Finanzas de Frankfurt, que es un centro colaborador del Programa de Medio Ambiente de las Naciones Unidas, excluida la generación mediante grandes centrales hidroeléctricas las energías renovables constituían el 12,1% del total global generado en 2017 comparado con el 5,3% en el 2008. De acuerdo con la AIE la caída del coste de generación de esta energía renovable ha reducido de forma significativa la necesidad de subsidiar esa forma de producción de energía. 
 
Hasta hace muy poco las inversiones en energías renovables se sostenían merced a subsidios directos o indirectos a escala internacional. La forma tradicional de subsidio es mediante un precio por kilovatio que incorpore los mayores costes del desarrollo de las renovables, aunque los subsidios han incluido beneficios fiscales y otros incentivos en diversos países. La reducción del coste por el abaratamiento de los activos de generación en la última década ha rebajado de forma significativa la necesidad de los estímulos oficiales de diverso tipo e intensidad. 

En este contexto el Gobierno investido tras la moción de censura al Partido Popular ya ha declarado una reversión de las políticas energéticas, y la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, declaró antes de partir a la reunión de ministros de Energía para una reunión del Consejo Europeo en la que se acordó un texto para la propuesta de renovación de la Agencia de Cooperación de los Reguladores de la Energía que: “Cambiamos de posición. España deja de ser un lastre y se alinea con aquellos países que tienen vocación de progreso, vocación de futuro”, en referencia a la tasa mínima de generación renovable para el 2030 en la Unión Europea. El nuevo gobierno español apoya un objetivo del 35% en contra del anterior objetivo del 30%.

Los costes de las energías renovables han caído en años recientes de tal forma “que la solar y eólica representan la opción de menor coste para la generación de electricidad”, de acuerdo con el director de investigación del departamento de Iniciativas para la Tecnología Energética del MIT, Francis O'Sullivan. El esfuerzo financiero de los gobiernos en Europa y otros países permitió el desarrollo de una capacidad instalada de energías renovables significativa, pero lo que condujo a una reducción de los costes ha sido la masiva inversión de China en la producción de paneles solares abaratando sus costes de fabricación e inundando el mercado mundial de paneles solares baratos lo que ha revolucionado el sector. 

Por su parte, los fabricantes de turbinas para la generación eólica han logrado mediante la innovación tecnológica la fabricación de hélices con mayor longitud de palas lo que ha permitido incrementar la producción de energía a un menor coste.

Los precios de las energías renovables son actualmente competitivos con la generación basada en combustibles fósiles. El año pasado el coste promedio global de la energía eólica era de 60 dólares el megavatio hora y de 100 dólares el solar comparado con la banda de entre 50 y 170 dólares el megavatio generado por combustibles fósiles en plantas nuevas en países desarrollados de acuerdo con la Agencia Internacional de Energías Renovables. En noviembre pasado, Enel -la propietaria de Endesa-, ganó un concurso para construir centrales eléctricas ya sean renovables o convencionales en Chile donde controla el mercado eléctrico por la dimensión de sus activos. La empresa va a desarrollar activos eólicos, geotérmicos y solares para vender el megavatio a un precio medio de 32,5 dólares el megavatio hora, un precio sin subsidiar que es inferior al coste de quemar gas o carbón en sus centrales en explotación en el país. 

Estos factores se han sumado al hecho que las nuevas generaciones de reactores nucleares de alta seguridad han encontrado múltiples problemas para su desarrollo que han retrasado de forma significativa su construcción encareciendo de forma exponencial los presupuestos, lo que en algunos casos ha determinado la crisis financiera de las empresas de ingeniería a cargo de los proyectos como es el caso de Westinghouse, la filial de la japonesa Toshiba en Estados Unidos. Por su parte las centrales convencionales que queman combustibles fósiles se encuentran sometidas de forma creciente a la presión de los reguladores por su efecto sobre el cambio climático. Esta  presión es especialmente significativa en Europa que se ha plegado a los objetivos de la Conferencia sobre Cambio Climático de París de 2016.

Esto ha determinado que los inversores institucionales en infraestructuras como los fondos de pensiones y los fondos especialistas en el sector que quieren asegurarse un flujo continuado de ingresos a largo plazo hayan comenzado a limitar su asignación de recursos a la generación convencional a la que comienzan a considerar más arriesgada que la renovable. La concentración de inversión en esta franja de la generación ha bajado los costes financieros para las empresas eléctricas y los promotores independientes de este tipo de energía. Mientras tanto los últimos concursos públicos para la adjudicación de generación eléctrica a escala internacional sugieren que el precio del megavatio hora de generación renovable va a caer aun más en el futuro.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...