edición: 2576 , Miércoles, 17 octubre 2018
21/05/2018

La inversión europea en capital privado sigue acopiando recursos con precios de activos disparados

La compra de empresas se mueve ya en los niveles de 2007 y los fondos mantienen su política agresiva
Carlos Schwartz
Dos nuevos fondos promovidos por gestores de inversión en capital privado han acopiado recursos frescos combinados por importe de 8.000 millones de dólares la semana pasada. Nordic Capital con sede en Estocolmo cerró los aportes a un nuevo vehículo de inversión con 4.300 millones de euros, con una previsión para la banda baja de 3.000 millones y un objetivo de hasta 4.000 millones en el plazo de 11 meses. Los gestores dejaron fuera varias ofertas de inversión. La celeridad de la operación y su volumen sorprendieron a los analistas del sector: “No es una situación habitual que un fondo exceda sus objetivos. A los inversores no les gusta mucho esa política”, de acuerdo con una fuente del sector. “La avidez de los inversores es muy grande en un contexto de muy bajos tipos de interés y los inversores tradicionales en este tipo de vehículos, los fondos de pensiones, los fondos soberanos y los fondos de fondos tienen la urgente necesidad de obtener rendimiento por sus recursos bajo gestión”, añade la fuente. Lo que ocurre por otro lado es que una vez que los fondos de inversión en capital privado tienen el dinero en la cuenta corriente se ven a su turno obligados a comprar activos y dar resultados. 
El fondo Inflexion con sede en Reino Unido ha recogido por su parte 2.250 millones de libras (3.000 millones de
dólares) para dos vehículos de inversión. De acuerdo con fuentes del sector la suscripción de capital estuvo también por encima de los límites previstos. En las dos apelaciones al mercado la principal oferta de recursos fue hecha por fondos de pensiones estadounidenses. Las tasas de retorno de este tipo de inversión son muy altas por comparación con el nivel de tipos de interés en el mercado y el rendimiento de la deuda soberana. 

La contrapartida de esta abundante liquidez es que el precio de los activos se ha disparado por la puja de los fondos de inversión que necesitan colocar el dinero que han acumulado. Los fondos no solo obtienen más liquidez que la que necesitan, sino que además pueden emitir deuda en condiciones sin precedentes porque los inversores están dispuestos a colocar el dinero a remuneraciones muy bajas. Y desde luego lo hacen. Es decir que en el mercado de inversión en capital privado no falta dinero. La procedencia de los recursos es en promedio un 40% de Estados Unidos, un 33% de Europa y un 15% de Asia mientras el resto se reparte entre Oriente Próximo y América Latina. Las preferencias de la inversión en el primer trimestre de este año y se presume que para todo 2018 en materia de región son las operaciones en Europa del Norte, y en materia de sectores las tecnológicas dedicadas a las finanzas y las empresas privadas dedicadas a la salud.

La convergencia de la abundante financiación y los bajos tipos de interés, unos inversores ávidos por remuneración y el tratamiento fiscal benigno en particular en Estados Unidos han empujado esta industria con fuerza. Pero esta situación del mercado ha llevado a los fondos del sector a pagar precios sin precedentes con un nivel de endeudamiento que está por encima del alcanzado en 2007 cuando el sector alcanzó su punto más alto en el nuevo siglo poco antes de que estallara la crisis financiera internacional. 

De acuerdo con fuentes del sector, los fondos de inversión en capital privado han batido su récord histórico de recursos en caja, desde los 25.000 millones de dólares de Apollo en Estados Unidos a los 16.000 millones de euros de CVC en Europa. La presión sobre los fondos por parte de los inversores una vez que han tomado el capital es notoria, afirman las fuentes del sector, y esto se traduce en las adquisiciones de sociedades cotizadas que son luego retiradas de los mercados. 

El año pasado las operaciones de este tipo totalizaron 180.000 millones de dólares lo que representó casi el doble que un año antes. El total de operaciones fue de 152 comparado con 94 en 2016. El récord de inversión en dinero en este tipo de operaciones fue de 423.000 millones de dólares en 2006. Este nivel de inversión y cantidad de operaciones demuestran que el mercado está levantando presión de forma sostenida sin visos de que se desacelere. De acuerdo con la consultora Bain & Co. sin embargo muy pocas operaciones se encuentran dentro del parámetro de un beneficio equivalente a tres veces el precio pagado. La consultora señala que el ciclo se caracteriza por niveles de rentabilidad más bajos que en el pasado.

A finales de febrero se realizó en Berlín el evento anual del sector llamado Super Return. Para los analistas la pregunta clave es cuándo se acaba la fiesta. Pero el encuentro mostró a los fondos llenos de optimismo y dispuestos a seguir pujando de acuerdo con fuentes que asisten regularmente al evento. De acuerdo con esta fuente el año pasado el comentario más escuchado era que se había llegado al punto más alto del mercado y de una u otra forma todos esperaban que la ola se estrellara contra el espigón. Pero eso no ocurrió y mientras el comentario sigue, nadie parece esperar este año que se haya llegado al final de la subida. En especial porque la reforma fiscal en Estados Unidos ha dejado mucho dinero en la caja de las empresas y eso va a alimentar las adquisiciones, no sólo de los fondos sino de las corporaciones que aspiran a consolidar segmentos de los mercados en los que operan. 

Un ejemplo de precios es la adquisición de una división de Thomson Reuters por el fondo Blackstone por 17.000 millones de dólares lo que constituye la transacción más costosa de la empresa en una década. “Los niveles de deuda en las adquisiciones apalancadas está muy cerca de los niveles de 2007, con una relación de deuda total a EBITDA de seis veces” de acuerdo con una fuente de un fondo de inversión en capital privado. Durante todo 2016 y 2017 España ha sido un objetivo de estos fondos que han hecho adquisiciones en varios sectores entre ellos el farmacéutico y el sector del juego con la compra de CIRSA. Los fondos siguen buscando objetivos en España, pero su centro de atención está ahora en el norte europeo según las fuentes consultadas.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...