edición: 2828 , Viernes, 18 octubre 2019
01/07/2019

La OPEP prevé renovar hoy los recortes de producción para impedir que caiga el precio del crudo

En un escenario complejo Arabia Saudí y Rusia ya sellaron el acuerdo para el próximo semestre
Carlos Schwartz
El presidente ruso Vladimir Putin dijo en los pasillos de un tenso G20 que su país había llegado a un acuerdo con Arabia Saudita para extender entre seis y nueve meses el acuerdo para el recorte de la producción de crudo entre el cartel petrolero de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y un grupo de 10 países liderado por Rusia. A nadie escapa que Riyad y Moscú representan a los mayores exportadores de petróleo del mundo y un acuerdo de ambos puede regular la producción internacional. En el pasado reciente el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha acusado a la OPEP por la escalada de los precios del crudo y ha dirigido contra el cártel sus críticas mientras solicitó a los saudíes que cerraran la brecha produciendo más para aliviar las tensiones del mercado. Los precios del crudo comenzaron su desplome de forma incontenible en junio de 2014 desde un máximo de 140 dólares el barril y llegaron a cotizar a menos de 30 dólares el barril. Ha sido el acuerdo entre la OPEP y los grandes exportadores no miembros del cartel para reducir producción lo que ha permitido que los precios se recuperen hasta niveles superiores a los 60 dólares por barril. La desaceleración de la economía china, y los temores de su efecto en la economía internacional, se han reflejado en estimaciones de una demanda débil para el petróleo lo que gravita sobre los precios.
Contrarrestando esta situación, las tensiones en el Oriente Próximo, por la crisis entre Washington, Arabia Saudita y Teherán, que ha creado dudas sobre la seguridad en el tráfico marítimo por el estrecho de Ormuz tras una serie de atentados de origen desconocido, han ejercido una presión alcista sobre los precios.

El presidente de la OPEP, el nigeriano Mohamed Barkindo, se ha dedicado a una política exterior de lanzadera entre los principales centros mundiales afectados por la política petrolera de la OPEP. Es el primer presidente del cartel de perfil claramente político y no técnico, y está involucrado en una intensa política de lobby. Uno de sus centros es Washington y los círculos petroleros estadounidenses. Barkindo intenta frustrar el intento de un grupo de parlamentarios y funcionarios estadounidenses que interpretan las sagradas escrituras en Twiter de Trump como un mandato para solicitar que se cargue contra la política de la OPEP como una actividad contraria a la libertad de competencia. Es decir una operación de monopolio contra la cual podría adoptar medidas el Departamento de Justicia estadounidense. 

Esto equivaldría a un paso más en una guerra comercial generalizada. Para la OPEP la reciente caída en el precio del crudo de cerca de 10 dólares por barril desde sus máximos este año de 75 dólares por barril es una severa caída de ingresos. En particular, dos de los más afectados son Irán y Venezuela, que soportan las sanciones estadounidenses a sus exportaciones. Esto puede determinar que Teherán considere el anuncio de un acuerdo entre Riyad y Moscú como una interferencia en la política interna del cartel. Barkindo mientras ha intentado transmitir a los petroleros estadounidenses que un precio más alto del crudo también los beneficia a  ellos, diga lo que diga Washington.

La industria del petróleo no convencional en las cuencas estadounidenses ha sido en parte quien con su producción ha determinado que los precios caigan, al aumentar la oferta mundial de crudo fuera del control de la OPEP. Sin embargo, esta industria se ve ahora bajo la presión de sus inversores para que obtengan beneficio, porque los costes de inversión con los precios de mercado actuales llevan a una fuerte acumulación de pérdidas de las petroleras de este sector que aun no han quebrado. Este es, sin dudas, un escenario sumamente volátil y complejo, pero en el fondo todo el modelo de precios está sujeto a la existencia de una demanda real y de cuál es su entidad, porque la cohorte de especuladores que se agrupa en torno al barril de crudo necesitan que este dato sea positivo para precipitarse sobre el mercado de futuros y añadir un plus al precio formado en el mercado real, el que realmente se llega a despachar. 

El desplome del verano del 2014 no se puede explicar sin la retirada repentina y unilateral de la especulación de los mercados de futuros. Esta mecánica sigue en pie y son éstos los que amplifican las oscilaciones de los precios de forma exagerada, a lo cual se debe sumar la tensión bélica en el Oriente Próximo.

En los últimos dos trimestres la reducción de la producción del cártel y sus aliados externos ha superado con creces los 1,2 millones de barriles diarios acordados en su pacto. Todas las evidencias apuntan que los recortes han caído especialmente sobre la espalda de los saudíes a la vista del incumplimiento por parte de otros partícipes del acuerdo.
Respecto de Rusia, las fugas contaminantes de uno de sus oleoductos hacia Europa, han determinado que sus exportaciones se redujeran más de lo previsto, de acuerdo con informes técnicos del sector. La realidad es que en el segundo semestre este año una serie de infraestructuras de oleoductos en Estados Unidos entran en servicio y van a determinar la mayor afluencia de petróleo de esquistos a los centros de refino y por lo tanto al mercado. Esta es una presión que la OPEP deberá atender.

Rusia se ha visto beneficiada con ingresos de más de 100.000 millones de dólares por sus exportaciones de crudo gracias a los precios obtenidos gracias a los recortes de la producción. Pero de acuerdo con lo técnicos del sector tiene un punto de equilibrio más bajo que Arabia Saudita, lo cual le permitiría operar con beneficio con un precio internacional más bajo. Este es uno de los argumentos de algunos de los países de la OPEP, y de fuera, que han estrenado infraestructuras en el último año y que para amortizarlas y mantener su rentabilidad necesitan aumentar sus exportaciones aunque sea a menores precios.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...