edición: 2598 , Lunes, 19 noviembre 2018
13/02/2018

La OPEP revisa al alza la producción de crudo en Estados Unidos y otros no miembros del cártel

Los futuros del petróleo registran fuertes posiciones largas y el precio de los contratos sube un 30%
Carlos Schwartz
La producción petrolera de Estados Unidos fue en 2017 el principal aporte a los aumentos de oferta de crudo no pertenecientes a la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) con un aumento de 700.000 barriles diarios según el último informe mensual del cártel. El resto del aporte externo se originó en Canadá con 320.000 b/d; Brasil 160.000 b/d; Kazajistán 170.000 b/d; Rusia con 90.000 b/d; Gana con 70.000; y Congo con 60.000. En contraste con estos datos los indicios preliminares señalan que los países en los que se ha registrado una reducción de la producción el año pasado han sido México con 230.000 b/d menos; China con -110.000; Azerbaiyán -50.000; Indonesia -50.000; Omán -40.000; y Egipto, Colombia, Argentina, Vietnam y Australia -30.000 cada uno. Los incrementos de la oferta en especial en el caso de Estados Unidos han sido impulsados por el aumento del precio del barril de crudo a lo largo de 2017. Los datos  aportados por la OPEP se reflejan de forma indirecta en la aprobación el año pasado de decisiones de inversión en 18 proyectos 'upstream' paralizados durante la caída de los precios del crudo, cifra que representa el doble que las decididas en los dos años anteriores de forma conjunta de acuerdo con Rystad Energy.
Estos proyectos incluyen dos de plataformas flotantes de perforación, producción, almacenamiento y descarga (FPSO, por sus siglas en inglés), un par de enlaces submarinos en Angola y China, y proyectos en tierra firme en los Emiratos Árabes Unidos (EAU). Los 25 proyectos paralizados desde el inicio de la caída de los precios en el 2014 va a desarrollar una capacidad de producción de 16.000 millones de barriles de crudo en reservas a un coste estimado de 87.000 millones de dólares hasta la primera producción. Las operaciones de Tengiz en Kazajistán en las que está involucrada Chevron fundamentalmente suponen el 37% del gasto.

Mientras tanto, también ha crecido la demanda de crudo que sumada a las restricciones de producción por parte del cartel y sus aliados exteriores como Rusia ha desembocado en un aumento del precio del barril de crudo por encima de los 70 dólares para el Brent. Este proceso se ha reflejado en los mercados de futuros. Los precios de los contratos en enero cerraron con un aumento del 30% sobre enero de 2017 alcanzado máximos de los últimos tres años. Los precios de los contratos futuros se han visto alentados por factores fundamentales y no fundamentales. 

La reducción de la producción por parte de la OPEP y sus aliados no miembros ha coincidido con varias semanas de drenaje de los stocks de crudo en Estados Unidos a causa de una actividad económica calificada de “saludable” por la OPEP y una mejora en la demanda de petróleo. El cuadro lo completan un dólar más débil y la persistencia de tensiones geopolíticas internacionales. Sobre el mercado de futuros también pesa de forma significativa la actividad especulativa lo que se ha reflejado en que las posiciones largas netas han alcanzado un máximo histórico.

Los gestores de los fondos de inversión no se han visto desmotivados por el temor a una reversión del mercado a corto plazo porque consideran que los elementos fundamentales en el medio plazo se muestran sólidos. “El consumo de crudo se incrementa de forma rápida a causa del crecimiento económico sincronizado de varias economías. La OPEP y los productos que no forman parte de ella han reiterado su compromiso con los ajustes a la producción, mientras los inventarios globales continúan su caída”, señaló el informe mensual del grupo de exportadores. Antes en enero los precios aumentaron un 2% alcanzando su nivel más alto en dos años y medio en un mercado influido por el fuerte crecimiento económico de Alemania y de Estados Unidos, así como a las tensiones en el oriente próximo. Los precios continuaron su ascenso y superaron el máximo de diciembre de 2014 y de acuerdo con los informes sobre demanda de crudo es relevante que ésta se mantenga firme y apoyada por los recortes de producción de los países miembros de la OPEP y sus aliados.

La OPEP espera que este año la oferta de países que no son miembros suyos crezca en 1,4 millones de barriles diarios comparado con un aumento de la oferta de 860.000 barriles diarios en 2017. La oferta de países exteriores a la OPEP este año fue revisada al alza y se estima que será de 321 billones de barriles en términos absolutos comparado con las estimaciones hechas el mes anterior y con un promedio de 59,26 millones de barriles diarios y de la que se espera que ahora crezca de forma más acelerada desembocando en una revisión también al alza de 250 millones de barriles diarios para totalizar un promedio de 1,40 millones de barriles diarios comparado con el anterior informe mensual. 

Los principales impulsores del aumento de la oferta mundial de crudo son por orden de importancia Estados Unidos, Canadá, Brasil, Reino Unido, Kazajistán y Gana mientras que se estima que la producción va a caer en Rusia, China, México, Noruega y Colombia.  La revisión que hace la OPEP de sus anteriores estimaciones se centran especialmente en Estados Unidos donde se ha modificado la valoración del crudo no convencional y de los líquidos del gas natural (NGL, por sus siglas en inglés). En septiembre de 2017 la producción intermensual mostró un incremento de 210 millones de barriles diarios que se continuó en octubre del año pasado con un incremento de 490 millones de barriles diarios pese a las interrupciones coyunturales por los huracanes e inundaciones en Texas.

En noviembre la producción volvió a mostrar un crecimiento robusto de 530 millones de barriles diarios dentro de los cuales el crudo no es el único en sobrepasar el nivel de los 10 millones de barriles diarios que fue el récord histórico de producción alcanzado únicamente en los años de 1970 sino que además los líquidos del gas natural superaron la marca histórica de 4,05 millones de barriles diarios a consecuencia de lo cual la oferta total de líquidos del petróleo en Estados Unidos alcanzó un récord histórico de 15,42 millones de barriles diarios.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...