edición: 3025 , Viernes, 7 agosto 2020
13/07/2020

La OPEP y sus aliados mantendrán esta semana una reunión para acordar un incremento de producción

Los productores asumen que el punto más bajo del consumo mundial por la pandemia se ha superado
Carlos Schwartz
Los países miembro de la Organización de Países Exportadores de Petróleo tienen previsto mantener el miércoles una reunión con el objetivo de acordar un incremento de la producción de crudo. La reunión por video conferencia incluirá al grupo de países que secundan las decisiones de la OPEP y son calificados de aliados externos. El más relevante de ellos por su capacidad de producción es Rusia. El viernes la Agencia Internacional de la Energía (AIE) dijo en su informe mensual sobre petróleo correspondiente a junio que en su opinión se había superado el nadir de la demanda a consecuencia de los confinamientos en todo el mundo por la Covid-19. Esta no es sin embargo una afirmación optimista en la medida que la Agencia pronostica una caída de la demanda para 2020 de 8,1 millones de barriles diarios, la más grande de la historia, para reducirse hasta los 5,7 millones de barriles diarios en 2021. La drástica reducción en la demanda de combustible para aviones seguirá gravitando sobre la demanda al menos hasta el 2020 de acuerdo con la AIE. No obstante ha modificado su estimación de consumo al alza en 500.000 barriles diarios hasta los 91,7 millones de barriles diarios debido a despachos más altos de lo antes previsto durante los momentos más difíciles de la pandemia. La demanda en China aumentó en marzo y abril, y en la India se recuperó con fuerza en mayo. Estos elementos han llevado a Arabia Saudita a proponer a sus aliados en el cartel y fuera de él un incremento en la producción.
El grupo de países de la OPEP más Rusia y el resto de aliados externos redujo a partir de abril la producción en 9,7 millones de barriles diarios tras el colapso de la demanda y de los precios del crudo que marcaron un récord sin precedentes al fijar valores negativos. Este acuerdo fue el resultado de la presión de Estados Unidos tras decretar Riyad una guerra de precios contra Rusia porque ésta no estaba dispuesta a pactar un recorte de producción. Arabia saudita inundó el mercado de crudo a precios muy bajos con el objetivo de sacar a Rusia del mercado. La caída subsiguiente de los precios amenazó con llevar a quiebras masivas en el sector petrolero estadounidense. El acuerdo de abril frenó la caída de los precios, pero ahora un incremento de la producción puede provocar una batalla por los mercados.

La propuesta de Riyad es aliviar la reducción de la producción en dos millones de barriles diarios pasando a una reducción de 7,7 millones. Toda reducción de producción afecta menos a los productores con menores costes que pueden conservar ingresos pero fomenta la competencia por los mercados y puede determinar políticas de precios desesperadas por parte de los exportadores con mayores problemas de pagos. Las economías de los países exportadores de petróleo dependen de forma extrema de la producción y venta de ese recurso natural y su caída de precios y reducción de producción crea problemas inmediatos de balanza de pagos y grandes desequilibrios fiscales. 

Los analistas llaman la atención sobre la naturaleza extrema de la crisis global que ha puesto al sector del petróleo en una situación sin precedentes. No es un problema de rentabilidad de empresas sino der supervivencia de estados. “La cuestión es cómo se acomoden los grandes productores en un clima de mayor demanda, aunque esta siga siendo leve, sin hundir los precios del mercado”, señaló una fuente de un trader de crudo. Hasta ahora los grandes productores han centrado su política en drenar los excedentes del mercado para lograr una mayor estabilidad de los precios. El crudo de referencia Brent cayó desde comienzos de año alrededor de un 31% cotizando a 43,24 dólares actualmente. 

Mientras tanto, los futuros para el West Texas Intermediate (WTI) se negocian en torno a los 40 dólares por barril desde junio tras haber pasado por momentos a precio negativo. Lo que nadie quiere recordar es que el cartel de la OPEP mantiene una política de reducción de precios desde 2016, junto con sus aliados externos, lo que da cuenta del efecto de la competencia desatada por el crudo no convencional producido por Estados Unidos y a que la desaceleración económica ya había afectado al consumo bastante antes de la Covid-19. Excedentes en aumento y menor demanda fueron la antesala del confinamiento con la consecuencia de un desplome de los precios como no se recuerda en la historia del sector.

De acuerdo con la AIE la oferta al mercado cayó en el mes de mayo cayó en 11,8 millones de barriles debido a los recortes de la OPEP, sus aliados, y al cierre de pozos en Estados Unidos y Canadá. Tras caer el suministro al mercado en 7,2 millones de barriles en el 2020 en 2021 habría una modesta recuperación de 1,7 millones de barriles diarios en 2021 asumiendo que la OPEP mantenga una política muy ajustada a lo que pasa en el mercado y Brasil, Noruega y Guyana aumenten producción y Libia sea capaz de reanudar producción a una escala aceptable. 

La AIE estima que la producción estadounidense para 2020 se reducirá en 900.000 barriles diarios mientras que en el 2021 se reducirá en 300.000 barriles diarios a menos que se registre un incremento de precios que aliente nuevas inversiones en el sector no convencional del crudo. Un dato importante es la caída en el consumo por parte de las refinerías que en periodos de precios bajos del crudo suponían un refuerzo a los ingresos de las petroleras integradas. En abril la entrada de crudo a las refinerías cayó en 6,6 millones de barriles diarios fijando un total de 68,8 millones de barriles diarios lo que representa una caída de 12,3 millones de barriles diarios respecto de igual mes el año pasado. En mayo el consumo e las refinerías volvió a caer en otro millón diario. Las refinerías han acumulado grandes excedentes de productos lo que implica de forma inevitable que los márgenes sigan siendo exiguos porque no hay posibilidad de un incremento de precios con las existencias actuales.

Noticias Relacionadas

Director
Juan José González ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
c/ Real, 3. 40400 El Espinar (Segovia)
Teléfono: 92 118 33 20
© 2020 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...